El glaucoma es una enfermedad del ojo caracterizada por una acumulación de líquido dentro del mismo. Este líquido, conocido como humor acuoso, baña al ojo con nutrientes y ayuda al globo ocular a mantener su forma. En un ojo sano, el humor acuoso se agota y abastece contínuamente. En una persona que sufre de glaucoma, el líquido no se drena adecuadamente. En lugar, se acumula y pone presión en el nervio óptico. Cuando la presión llega a ser muy alta, le causa daño al nervio óptico, lo cual resulta en la pérdida parcial o total de la visión.


Circulación normal del humor acuoso dentro del ojo