Introducción

Desde 1930 la mortalidad causada por Infarto Agudo del Miocardio (IMA) ha aumentado ostensiblemente; se considera que el motivo de este aumento es el descenso de la mortalidad por otros procesos, que ha ocasionado que un mayor número de personas llegue a la edad en el que la oclusión coronaria es más frecuente (1).

Se ha señalado que esta entidad coronaria alcanza actualmente proporciones epidémicas y según cifras de la OMS es responsable de la muerte de la tercera parte de varones entre 45-54 años en los países occidentales. Así el IMA puede definirse como la privación del aporte sanguíneo al corazón durante un período de tiempo suficiente para producir alteraciones estructurales y necrosis del miocardio, generalmente como resultado de la oclusión de las arterias coronarias. La creación de las unidades de cuidados coronarios ha contribuido a reducir el índice de mortalidad hospitalaria después que ha ocurrido el IMA, no obstante apenas ha influido en la mortalidad global, puesto que el 60% de las muertes por IMA son precoces y se producen fuera del hospital. (2)

El uso precoz de agentes trombolíticos ha devenido en la obtención de mejores resultados en el tratamiento de la afección coronaria estudiada. El empleo de la Estreptoquinasa Recombinante cubana en dicha patología ha permitido un cambio radical en la evolución de los pacientes y abre nuevas perspectivas para el tratamiento de otras afecciones cardiovasculares, llamándole "gestor de esperanzas" por algunos autores (3), teniendo su mayor efectividad en los primeros 114 minutos seguidos al accidente (4,5)

La estreptoquinasa (streptase) es una proteína obtenida de estreptococos B hemolíticos del grupo C, cuyo mecanismo de acción radica en la disolución de trombos estimulando la conversión del plasminógeno endógeno en plasmina (fibrinolisina) enzima que hidroliza la fibrina. (6) Ha sido utilizado en el IMA como fibrinolítico de primera generación demostrándose mediante angiografías coronarias la restauración del flujo sanguíneo en el 75% del total de arterias ocluidas (4)(5). No obstante este medicamento lleva aparejado reacciones adversas que pueden presentarse durante su administración, como es el riesgo de sangramiento, hipotensión arterial arritmias; todo lo cual ha llevado a que existan contraindicaciones absolutas y relativas a su aplicación.

Cuba a pesar de las dificultades económicas se mantenía adquiriendo el medicamento pero de forma irregular, por su alto precio, por lo que solamente una parte de los casos eran beneficiados. Así el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología se dio a la tarea de desarrollar Estreptoquinasa Recombinante Cubana (Heberquinasa ER) mediante el clonaje del gen en cepas de Escherichia coli, que después de ensayos preclínicos es actualmente aplicada, utilizándose en todas las instituciones hospitalarias como medicamento de elección, siendo aceptado su uso hasta las primeras 12 horas, siempre y cuando no estén presentes las contraindicaciones mencionadas, constituyendo motivación nuestra conocer el estado actual de este tipo de tratamiento durante el período antes mencionado. Los resultados obtenidos muestran características similares a un estudio nuestro realizado en el período de Noviembre 1998 - Enero 1999 en la misma institución hospitalaria.