INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS -CIUDAD DE LA HABANA

FACULTAD: "MIGUEL ENRÍQUEZ"

EMBARAZO NO DESEADO EN ADOLESCENTES

AUTORES: DAMIÁN ROMERO VÁZQUEZ (*)

MADAY RODRÍGUEZ ACOSTA (*)

DIANA GARCÍA TORTOSA (*)

BORIS POLO GARCÍA (*)

 

TUTORES: Dr. RAFAEL VANEGAS ESTRADA (**)

Dr. LÁZARO TIRADO MESA (***)

 

(*) Estudiantes de 5to año de Medicina

(**) Especialista de II grado en Ginecología y Obstetricia. Profesor titular.

(***) Especialista de I grado en Ginecología y Obstetricia. Profesor asistente.

 

CIUDAD HABANA 2000

RESUMEN

El embarazo ocurre cuando la adolescente mantiene la total dependencia social y económica de la parentela. La decisión de continuar o interrumpir un embarazo parece ser tomada por la adolescente obedeciendo pautas familiares, culturales, sociales y religiosas. La influencia de estos factores fue nuestro objetivo y justificación para realizar este trabajo. Se realizó un estudio prospectivo- descriptivo de las pacientes que concurrieron a consulta de ginecología infanto- juvenil por amenorrea en el segundo semestre de 1998, constituyendo el grupo de estudio 150 adolescentes que solicitaron la interrupción del embarazo de forma voluntaria. El antecedente de padres divorciados, abortos provocados, ser soltera y estudiante tuvo significación estadística. La dependencia económica, la actitud negativa de los padres y la pareja ante el embarazo tuvo significación estadística. El principal motivo esgrimido para la interrupción fue el de continuar estudios, con gran influencia del consejo materno. La dependencia de la adolescente de su familia, unida a su aspiración e información influye en el momento de decidir, reflejando con preponderancia, decisiones no totalmente personales.

 

INTRODUCCIÓN

Los cambios en la estructura social, familiar, biológica y en general las características psicológicas tan acusadas que marcan el paso de la niñez a la adolescencia, constituyen factores de riesgo que, entre otras consecuencias, producen - en no pocos casos – embarazos no deseados (1,2).

Habitualmente las adolescentes no planean tener relaciones sexuales y pueden ocurrir,

según Sorenson, por varias razones:

Y para no sentirse culpables necesitan convencerse de que el coito ocurrió en forma espontánea e imprevisible por la pasión del momento.

El derecho de la pareja, o en último caso de la mujer a decidir con absoluta libertad cuando desea tener un hijo, es un hecho cotidiano. Lo que sigue constituyendo una seria preocupación, es la cantidad de jóvenes que acuden una y otra vez al Aborto como un medio más de regulación de la fertilidad.

En nuestra sociedad parece consistente el sostener que el aborto constituye en determinados contextos, un valor que se transmite de generación en generación en un país con logros en su programa de planificación familiar.

Por tal razón las acciones para revertir este proceso pasan por la identificación de factores favorecedores de esta conducta reproductiva de riesgo que no solo para conocer y evaluar la realidad sino también para que esta reciba los beneficios de su discusión.

En investigaciones desarrolladas (4, 5) se ha puesto en evidencia que a menudo las adolescentes que se embarazan ya han interrumpido sus estudios, no utilizan anticonceptivos, no planificaron la gestación, son madres solteras y van al aborto para continuar estudios. A su vez la mayoría de los hombres corresponsables no son adolescentes.

Conocer como influyen un grupo de factores psicosociales en la decisión de abortar de estas pacientes atendidas en nuestra consulta fue objetivo y justificación para realizar este trabajo.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo a las adolescentes que concurrieron por amenorrea a la consulta de Ginecología Infanto – Juvenil de nuestro centro solicitando la interrupción del embarazo al confirmarse el mismo.

Previo a la selección de la muestra se hizo un estudio de ritmo de reclutamiento, por lo que se estableció un período de seis meses como tiempo de selección de la muestra.

Fueron excluidas las pacientes en que no se confirmó el embarazo, las de más de diez semanas de edad gestacional, las que tenían limitaciones intelectuales y de comprensión y las que no desearon responder.

La información ha sido obtenida y procesada según el criterio de los investigadores. Se sometieron a análisis univariado un grupo de variables seleccionadas y a partir de ahí se realizó el procesamiento para obtener la combinación de variables predictoras de aborto.

Los resultados se presentaron en tablas para su mejor comprensión.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN

Tabla 1: Edad.

Edad de la adolescente

No

%

Edad de la pareja

No

%

Menor 16

31

20.6

Menor 19

37

24.6

16-17

61

40.8

19-24

71

47.5

18-19

58

38.6

25-30

23

15.3

     

Mayor 30

19

12.6

Total

150

100

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas

La muestra la constituyeron 150 adolescentes de 13 a 19 años. En las de 16-19 años estuvo la mayor proporción de pacientes del grupo estudiado. El 20.6% tenían entre 13 y 15 años lo que consideramos algo preocupante, con gran valor casuístico, por la problemática de que se trata.

Algunos de los factores de comportamiento sexual y reproductivo de las adolescentes son semejantes en todas las culturas. Estos factores incluyen: el comienzo temprano de la menstruación, el inicio más temprano de la actividad sexual, el incremento en el número de adolescentes sexualmente activos, un período de adolescencia más prolongado y el aumento en la tasa de abortos (1, 2, 3, 4, 5).

La desigualdad entre las edades de las parejas estudiadas puede explicarse por la diferencia de la madurez puberal que existe entre hembras y varones adolescentes, esto inclina a las muchachas a sentirse más atraídas por jóvenes de mayor edad que por sus coetáneos (1, 3).

Tabla 2. Escolaridad

Escolaridad

Adolescente

Pareja

No

%

No

%

Primaria

20

13.5

3

2.0

Secundaria

103

68.6

52

34.6

Pre-Univ

22

14.6

56

37.8

Tec.Medio

2

1.3

19

12.6

Universitario

3

2.0

5

3.0

Desconocida

0

0

15

10.0

Total

150

100

150

100

Fuente: Historias clínicas

El nivel secundario fue predominante (68.6%) en el estudio. La pareja tenía un nivel secundario en el 34.6% y preuniversitario en el 37.8%, lo cual guarda relación con la diferencia de edad.

Estos datos concuerdan con lo esperado y reportado en la bibliografía (1, 3, 6) y la alta escolarización que existe en el país.

Tabla 3: Estado civil

Estado civil

Adolescente

Pareja

No

%

No

%

Soltera

94

62.7

103

68.8

Casada

22

14.6

17

11.3

Divorciada

2

1.3

19

12.6

Acompañada

31

20.6

9

6.0

Otras

1

0.8

2

1.3

Total

150

100

150

100

Fuente: Historias clínicas.

Las solteras fueron 94 (62.7%) y las parejas también eran solteras en el 68.8%. El 64.8% de las adolescentes no convivían con el responsable del embarazo.

La tendencia al inicio precoz de las relaciones sexuales, la postergación del establecimiento de una unión estable y la mayor oportunidad de superación, constituyen factores de riesgo en esta etapa de recurrir o exigir (en el caso del joven), la realización del aborto para no asumir esta responsabilidad (3, 4, 6).

Tabla 4: Ocupación

Ocupación

Adolescente

Pareja

No

%

No

%

Estudia

88

58.6

16

10.6

Ama de casa

45

30.0

24

16.0

Estudia y trabaja

6

4.0

28

18.8

Trabaja

8

5.4

64

42.6

Otros

3

2.0

18

12.0

Total

150

100

150

100

Fuente: Historias clínicas.

El 58.6% de las jóvenes eran estudiantes y el 42.6% de sus compañeros trabajaban, lo cual guarda relación con su edad.

Se estima que el 60% de las estudiantes de la enseñanza media y superior han tenido relaciones sexuales (2) y que alrededor del 20% dejan de ser estudiantes para pasar a amas de casa (4), reflejado también en nuestros resultados.

La mayoría de los compañeros trabajaban, lo cual ha sido reflejado en la bibliografía consultada (7, 8).

Tabla 5: Historia obstétrica.

Historia obstétrica

No

%

Sin antecedentes

91

60.6

Con antecedentes:

59

39.3

Interrupción

35

59.3

Interrupciones (más de 1)

4

6.7

Abortos

8

13.5

Partos

12

20.3

 

Fuente : Historias clínicas.

Tenían embarazos previos 39.3% de las adolescentes, terminando en interrupción de esta gestación el 66% y solo el 20.3% en parto.

Investigaciones y estudios confirman que el aborto en Cuba tiene una larga tradición (7, 8, 9). Parece consistente sostener que en determinados contextos es un valor que se trasmite intergeneracionalmente como método de regular la fertilidad, admitido social y moralmente.

El 22% de los responsables del actual embarazo ya tenían como mínimo un hijo, lo cual pesó en la decisión de la interrupción.

Tabla 6: Tiempo de relaciones.

Tiempo de relación

No

%

Días

7

4.0

Meses

77

51.3

Años

63

42.0

Relación casual

3

2.7

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas.

El 51.3% llevaba solo meses de relación cuando ocurrió el embarazo sin planificarlo. Es ampliamente aceptado que más del 50% de los embarazos en adolescentes ocurren en los primeros 6 meses posteriores a su primera relación sexual (1, 4, 6, 7, 8) lo que se corresponde con nuestros hallazgos.

Tabla 7: Padres.

Estado civil

No

%

Casados

57

38.0

Divorciados

27

18.0

No se ocupa

58

38.7

Huérfano

8

5.3

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas.

El 56.6% de las adolescentes confesaron ser hijas de padres divorciados y el 38.7% no se siente atendida por el padre, la madre o ambos.

El desamparo filial lo han referido algunos autores (1, 3, 7) como factor de riesgo para relaciones sexuales precoces, con la mayor incidencia de embarazos por la separación de quienes constituyen su principal fuente educativa.

El antecedente de madre o hermana con embarazo en la adolescencia estuvo presente en 58 pacientes (38.6%) lo que se ajusta a lo reportado (1, 7, 8).

Tabla 8: Actitud de la pareja.

Actitud

No

%

Negativa

73

48.7

Positiva

49

32.6

Indiferente

15

10.0

No lo sabe

13

8.7

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas.

La actitud del compañero al conocer del embarazo fue desfavorable en el 48.7% de los casos, el 10 % fue indiferente y el 8.7% no conoce de la existencia del embarazo.

Es evidente que en la mayoría de los casos el varón no quiere o rehuye la responsabilidad ante el embarazo, asumiendo la adolescente la decisión de continuar o interrumpir el embarazo, escogiendo con frecuencia esta última (3,4).

Tabla 9: Dependencia económica.

Dependencia económica

No

%

De sí misma

9

6.0

Madre

54

36.0

Padre

11

7.3

Ambos

35

23.3

Pareja

26

17.3

Otros

15

10.0

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas.

La dependencia económica de los padres(66.6%) fue lo preponderante en estas edades en las que el proyecto de vida no se ha realizado y hay una gran mayoría de estudiantes.

Teniendo en cuenta el número de padres divorciados se comprende el porqué de una mayor dependencia de la madre (36.3%).

Estos resultados están acordes con lo reportado por otros autores (1,4,6,7,8,9,10).

Tabla 10: Influencia en la decisión.

Influencia

No

%

No aconsejada

54

36.0

Aconsejada

96

64.0

Padre

2

2.1

Madre

59

61.4

Ambos

18

18.8

Pareja

11

11.5

Tutor

2

2.1

Otras

5

5.1

Fuente: Historias clínicas.

Al preguntar a las adolescentes como decidió interrumpir el embarazo actual, el 64% reconoció haber sido aconsejada, orientada u obligada a tomar esta decisión.

La madre (61.4%) fue la que más influyó en esta decisión. Esto no lo hemos visto en la literatura revisada pues se señala la falta de previsión propia de la edad (11,12).

Tabla 11: Motivo.

Motivo

No

%

Problemas de salud

1

0.7

No desea hijos

30

20.0

Continuar estudios

65

43.3

La obligaron

8

5.3

Dificultad económica

20

13.3

Dificultad de vivienda

8

5.3

Consideración social

5

3.3

Otras

13

8.9

Total

150

100

Fuente: Historias clínicas.

La causa principal para el aborto fue continuar estudios (43.3%) , seguido del deseo de no tener hijos (20%) en estos momentos.

Es evidente que utilizan el aborto como método anticonceptivo. El 40% al ser interrogadas concuerdan con esta afirmación en determinadas circunstancias, el 39% no tiene opinión al respecto, el 75% no evitó el embarazo. Estos resultados concuerdan con lo encontrado en la literatura revisada (8,9,10,11).

CONCLUSIONES

  1. La diferencia de edad entre la adolescente y su pareja puede ser un factor desfavorable para relaciones sexuales seguras.
  2. El antecedente de aborto primó entre las que tenían historia obstétrica.
  3. El mayor porciento de las adolescentes eran hijas de padres actualmente separados.
  4. La dependencia económica de los padres es la característica principal.
  5. Rechazar la responsabilidad del embarazo fue la característica predominante en la pareja.
  6. La madre constituyó la principal consejera en la decisión de abortar de la adolescente.
  7. El motivo que con más frecuencia fue expresado por la adolescente para la realización del aborto fue la continuación de estudios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. López Nodarse Merida. Embarazo en la adolescencia. Resultado de dos. Sexología y Sociedad. Año 2, No.4, Abril 1996, pag 12-16.
  2. Pelaez Mendoza Jorge. Consideraciones del uso del anticonceptivo en la adolescencia. Revista cubana de Obstetricia y Ginecología, 22 (2) enero- junio, 1996, pag 12-26.
  3. East PL. The younger sisters of child bearing adolescents their attitudes, expectations & behaviors. Child –Dev 1996, apr 67 (2); 267-82.
  4. García CT; González P. Factores relacionados con la selección entre el aborto y la continuidad del embarazo en adolescentes de Ciudad de la Habana. Programa y resumen de la jornada de temas terminados INEM. La Habana, febrero 1991.
  5. Molina Raz; Erdos E. Ginecología pediátrica y de las adolescentes en Ginecología y Obstetricia. Prevención, diagnóstico, tratamiento. CONCYTEC. Lima, Perú, 1996 sec.11, cap. 16, tema 5, pag 687- 712.
  6. Lett If. Pregnancy in adolescence. (Editorial comment) JAMA 1996, apr 3; 275(13): 1030.
  7. Fernández Barroso Niurka. La problemática psicosocial del embarazo en la adolescencia. Trabajo a premio de ALOGIA. Libro resumen 1999.
  8. Reyes Rodríguez J; Álvarez Vázquez L. Comportamiento reproductivo en las adolescentes en países seleccionados entre 1966- 1982. Revista cubana Administración de salud, 14 (1), enero- marzo 1998, pag 38- 54.
  9. Dirección Central de Estadísticas. El aborto en Cuba: Legislación. Número y efectos. La Habana 1976.
  10. Sadek N. Las nuevas generaciones. FNUAP. Estudio de la población mundial, 1998; pag 26- 29.
  11. Acosta Diurem R. El embarazo indeseado en la adolescencia. Boletín de la OPS. 1993.
  12. Porozhaanova V; et al. Social Psychological studio of pregnant adolescents. A Keesk. Ginechol Sofica, 34 (39), 9- 12.