ISCMH

FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS

“GENERAL CALIXTO GARCIA IÑIGUEZ”

 

 

 

 

CRISIS NORMATIVA DE LA TERCERA EDAD.

SU REPERCUSION FAMILIAR.

 

 

Autor: Alexander Fuentes Smith

Estudiante  de IV año de medicina.  Alumno ayudante de Medicina Interna.

 

Tutor : Lic. Idarmis Gonzaléz Benitéz

Prof. Asistente del Dpto. de Psicología, Fac. Calixto García. Esp. en Psicología de la salud.

 

Asesores: Lic. Ada Casal Sosa

Prof. Auxiliar del Dpto. de Psicología, Fac. Calixto García. Esp. en Psicología de la salud.

 

Lic.Teresa Gonzaléz Valdés

Prof. Auxiliar del Dpto. de Psicología, Fac. Calixto García. Esp. en Psicología de la salud.

 

 

CIUDAD DE LA HABANA

2000

 

 


 

 

 


 

 

  RESUMEN

 

Nuestro trabajo versó sobre el impacto de la tercera edad como crisis normativa en la salud familiar, teniendo en cuenta las diferentes áreas que la componen, como la socioeconómica, la sociopsicológica, el funcionamiento familiar y la salud individual. También se relacionó el nivel de este impacto con la capacidad de adaptación familiar y el papel amortiguador del apoyo social.

La familia es un grupo social insustituible en el cual debe permanecer el anciano el mayor tiempo posible, por este motivo es que nos propusimos realizar este trabajo en este marco donde el suceso como evento normativo cobra fuerza en presencia del ambiente comunitario que lo rodea.

 El trabajo se realizó en el período comprendido entre Enero y Abril del 2000, a una muestra representativa de 40 familias que tienen en su seno a por lo menos un anciano, para ello se utilizó un muestreo aleatorio simple.

A estas familias se les aplicaron tres instrumentos: uno que mide la repercusión del evento en diferentes áreas, el otro la capacidad de adaptación,  y de ajuste de la familia ante la crisis y el apoyo social. repercusión familiar.

Dentro de los resultados encontramos que la repercusión que tiene para la familia la tercera edad  suele ser de leve a moderada. Que las áreas más comúnmente afectadas resultan ser la socioeconómica seguida por el funcionamiento familiar, la salud individual y el área  sociopsicólogica, respectivamente. Que la familia logra su ajuste en sentido general y que utiliza para ello como principales fuentes de apoyo a la propia familia, la comunidad y las instituciones sociales. 

 

 

 


INTRODUCCIÓN

 

El plan de acción mundial aprobado en Viena, Austria en 1982, en el marco de la Asamblea Mundial del Envejecimiento señaló la necesidad de realizar investigaciones acerca de todo lo relacionado con la tercera edad. Esto se debe a los cambios que se vienen dando en los índices socio-demográficos como son: el decrecimiento de la natalidad y la mortalidad, la disminución de la tasa de hijos por mujer y el incremento de la esperanza de vida al nacer, todo lo cual esta provocando un gradual incremento de la tercera edad dentro de la población. De tal manera que la población mundial >60 años en 1950 era de 200,6millones, mientras que en 1990 alcanzó los 488,8 millones, previéndose para finales de este año un estimado de 600 millones de ancianos.

El incremento de la población anciana tanto en Cuba como a escala mundial constituye no solo un problema cuantitativo, sino también cualitativo por el hecho de que al arribar estas personas a mayor edad, van a aparecer nuevos fenómenos de diversa índole que repercutirán en su estado de salud y su calidad de vida en general. De aquí la inminente necesidad de profundizar en el estudio de las irregularidades psicológicas, biológicas y sociales de este segmento de la población. Entre el senescente y sus familiares se establecen relaciones casi siempre de ayuda mutua, basadas en las actividades de la vida cotidiana. La familia sigue siendo la principal fuente de sostén del adulto mayor y muchas veces la preferida. Por tales motivos es de entender el reto que tiene la familia para afrontar  la  ancianidad que como evento normativo nos atañe a todos, y que desde un inicio forma parte del hombre.

El impacto del evento en la salud familiar va a depender en gran medida de los estilos de afrontamientos asumidos por la familia. Cuando ésta  utiliza estilos de afrontamientos adecuados, se desarrollan mecanismos adaptativos tendientes al mantenimiento de la salud, cuando no ocurre así aparece la disfunción familiar.

Una familia abierta donde se hacen valer los criterios de sus  miembros, donde se respeta el espacio del otro con plena independencia y armonía de sus miembros será una familia mejor adaptada. De igual modo mientras más amplios y fuertes sean los contactos sociales, mejor asumirá la familia los eventos que sucedan en su núcleo, ya que contará con una red de apoyo mucho más amplia y segura.

 

 

 

 

 


OBJETIVOS

 

 

 

OBJETIVO GENERAL

 

*Analizar el impacto de la tercera edad como crisis normativa de la salud familiar, teniendo en cuenta las áreas que la componen como la socioeconómica, la sociopsicológica, el funcionamiento familiar y la salud individual, así como su relación con la capacidad de adaptación familiar y el papel amortiguador del apoyo social.

 

 
 
 
OBJETIVOS ESPECIFICOS

 

*Determinar el grado de repercusión familiar, las áreas mas comúnmente afectadas así como el sentido de la repercusión.

 

*Relacionar los niveles de repercusión familiar  y la capacidad de adaptación de la familia ante el evento.

 

*Relacionar la frecuencia de contacto con las redes y la capacidad de adaptación familiar. 

 

*Determinar las redes de contacto más frecuentes así como su frecuencia de contacto de estas por la familia.

 

*Determinar el grado de apoyo social recibido por la familia, así como el grado de apreciación familiar.

 

 


METODOLOGÍA

 

Se realizó un estudio descriptivo transversal a cuarenta familias que tienen en su seno a por lo menos un individuo de la tercera edad, o durante el período comprendido entre Enero y Abril de1 2000, pertenecientes al Policlínico Docente:² Dr. Diego Tamayo² del municipio Habana Vieja. Para la selección de la muestra se utilizó el muestreo aleatorio simple.

A estas familias les fue aplicado un instrumento que mide la repercusión familiar(IRFA), un instrumento que evalúa los recursos adaptativos de la familia y un test de apoyo social.

La información se recogió en una visita realizada a las familias, de manera directa por parte de un personal entrenado a los miembros de las familias mayores de quince años, teniendo en cuenta que la respuesta aceptada en los instrumentos empleados y el test fuera obtenida mediante un consenso familiar. Es decir, sea como mínimo el de dos miembros que tengan participación activa y cotidiana en el seno familiar, excluyendo siempre al anciano.

El instrumento de Repercusión Familiar consta de veinte ítems distribuidos en varias áreas:

 

Area Socioeconómica que incluye:

· Recursos económicos: son las posibilidades económicas que tiene la familia.

· Espacio habitacional: espacio o locales que conforman la vivienda, donde se desarrolla la vida familiar.

 

Area Sociopsicológica que incluye:

·  Integración  social: incorporación al estudio y al trabajo de los miembros de la familia

· Participación social: relacionado con las actividades sociales y recreativas en que participa la familia.

· Modo de vida familiar: conjunto de rasgos típicos de la actividad que realizan los integrantes de la familia.

 

Area del funcionamiento familiar que incluye:

·  Comunicación: posibilidad de transmitir  mensajes entre los miembros de la familia.

· Afectividad: capacidad de los miembros de vivenciar y mostrar sentimientos y emociones unos  u otros.

·  Cohesión: unión física y emocional al enfrentar diferentes situaciones y en las tareas cotidianas.

· Armonía: correspondencia entre los de la familia, en un equilibrio  emocional positivo.

 

Estado de salud incluye:

· Estado de salud individual: es la presencia de afecciones o procesos patológicos o la ausencia de enfermedad.

Esta puede ser calificada de forma cuantitativa y se clasifica según la puntuación obtenida en no-repercusión, repercusión leve, moderada, elevada o severa y según el signo favorable o desfavorable.

          El instrumento para evaluar los recursos adaptativos de la familia se confecciona con el objetivo de evaluar los recursos adaptativos de la familia ante la ocurrencia de eventos vitales normativos y paranormativos, es decir la capacidad que tiene la familia para adaptarse a los cambios y situaciones que impone el transitar o enfrentar un periodo critico familiar. El mismo cuenta de un total de 14 ítems.

            Las normas de calificación se realizaron mediante la suma de los valores en las tres categorías de Likert (Nunca=1 pto., A veces 2ptos. , Siempre =3ptos.).

            El Test de Apoyo Social se empleo para evaluar el tipo de apoyo recibido por la familia ante el evento, así como la frecuencia de contacto con las redes, el grado de satisfacción obtenido y la disponibilidad del mismo. 

             Los primeros 8 ítems exploran de manera especifica el tipo de apoyo recibido. Así tenemos:

 

Apoyo Emocional: Ayuda afectiva que se brinda a la familia que esta se siente amada, valorada, estimada y respetada por los demás.

 

Apoyo Instrumental: Es la ayuda que se brinda tanto económicamente material como funcional.

 

Apoyo Informativo: Es la ayuda que se brinda a la familia para orientarla, aconsejarla y guiarla.

 

Apoyo Espiritual: Es la ayuda que puede obtenerse o recibir la familia para fortalecer su espiritualidad.

             Los restantes 9 ítems exploran la frecuencia de contacto por parte de la familia con las redes de apoyo, así como las redes mas frecuentemente utilizadas.

 

Redes de Apoyo: Sistemas de personas e instituciones que le proporcionan ayuda a la  familia.

Frecuencia de contactos sociales: Es la periodicidad con que se establece la relación con la familia y de esta con los demás. 

               Finalmente los 2 últimos ítems evalúan el grado de satisfacción recibido, así como  la disponibilidad del apoyo.

 

Grado de satisfacción: Bienestar subjetivo que experimenta la familia con relación a la ayuda que le brindan los demás.

 

Disponibilidad : Posibilidad de recibir ayuda la familia, de encontrarse ante una nueva situación critica.

Para este estudio se consideró anciano a toda persona de diferente raza y/o sexo con una edad mayor de 65años.

 

El procesamiento de la información  así como la confección de las tablas  fueron realizadas en  el procesador de texto Word¨97.  Los gráficos se confeccionaron en Microsoft Excel.

 

 

 

RESULTADOS:

 

 

Tabla  No.1 “Relación entre niveles de repercusión, áreas y sentido”

 

Nivel de Repercusión

Áreas

Sentido  Repercusión

Socioecon.

Sociopsic.

F. familiar

E. de Salud

Favorable

Desfavorab.

No Repercusión

3

1

3

4

-

-

Repercusión leve

11

3

6

5

16

-

Repercusión Moderada

4

23

4

12

12

2

Repercusión Elevada.

21

13

19

19

5

2

Repercusión Severa

1

-

1

-

-

3

 

Fuente: IRFA

 

 

 

Tabla No 2 “Relación entre niveles de repercusión y la capacidad de adaptación familiar”

 

 

 

Nivel de repercusión

Adaptabilidad  Familiar

Ausencia de recursos

Recursos

 insuficientes

Recursos   suficientes

No -repercusión

-

-

-

Repercusión leve

-

-

16

Repercusión moderada

-

2

12

Repercusión elevada

-

1

6

Repercusión severa

-

3

-

 

Fuente: IRFA  y  Encuesta

 

 

Tabla No 3 “Relación entre la frecuencia de contacto con las redes y niveles de repercusión y la capacidad de adaptación familiar”

 

 

 

Contacto con las redes

Adaptabilidad  Familiar

Ausencia de recursos

Recursos

 insuficientes

Recursos   suficientes

Nulo

-

-

-

Poco frecuente

-

7

17

Frecuente

-

-

14

Muy frecuente

-

-

2

 

Fuente: Test de Apoyo Social y Test de Adaptabilidad Familiar

 

 

 

 

Tabla No 4 “Redes de contacto más frecuentes y frecuencia de contacto”

 

 

 

Redes de contacto

Frecuencia de contacto

Nulo

Poco frecuente

Frecuente

Muy frecuente

La familia

-

12

6

2

La familia fuera del hogar

-

-

-

-

La pareja

-

2

1

-

Las amistades

-

1

-

-

Las inst. de salud

-

3

1

-

Las asociaciones relig.

-

3

-

-

Los vecinos

-

1

4

-

Los compañeros de trab.

-

-

-

-

Otras instituciones

-

2

1

-

 

Fuente: Test de Apoyo Social

 

 

Tabla No 5 “Tipo de apoyo recibido y grado de apreciación familiar”

 

 

 

Tipo de Apoyo recibido

Apreciación Familiar

Poco

Alguno

Mucho

Apoyo  Emocional

2

12

26

Apoyo Instrumental

8

14

18

Apoyo Informativo

10

16

14

Apoyo Espiritual

3

10

27

 

Fuente: Test de Apoyo Social y Test de Adaptabilidad Familiar

 

 

 

 

DISCUSIÓN:

 

En la tabla No.1 se muestra la relación entre los niveles de repercusión, las áreas mas comúnmente afectadas y el sentido de tal repercusión. (Ver gráficos 1 y 2)

El estudio arroja que hay una repercusión familiar del fenómeno en todas las áreas sin excepción, alcanzando valores superiores en el área socioeconómica, el funcionamiento familiar y el estado de salud. Este resultado en el área socioeconómica, se debió principalmente a recursos económicos insuficientes  para lograr un adecuado sustento familiar, lo que propiciaba en muchos casos el poliempleo y la incorporación del anciano, jubilado o no, a la actividad laboral. Por otra parte los Indices elevados de hacinamiento en familias extensas y ampliadas, con poca disponibilidad en el hogar, es un hecho que dificultaba las relaciones interpersonales entre sus miembros y entorpece de cierta manera la dinámica familiar.

 En la esfera del funcionamiento familiar las principales dificultades detectadas se vieron en la comunicación, pues en ocasiones la familia no es capaz de conversar de manera clara y directa sus problemas  así como llegar a la toma de decisiones de manera conjunta. Otras veces surgían problemas afectivos entre los convivientes  y con en el anciano, un ser que demanda cariño, apoyo, respeto y comprensión como ningún otro miembro de la familia, lo que como consecuencias traía marcadas diferencias y dificultades en las relaciones interpersonales.

En familias disfuncionales eran significativas las afectaciones comunicativas que existían entre sus miembros, con ausencia de unidad física y emocional para enfrentar las crisis, gran deterioro afectivo y relaciones desarmonices entre ellos.

La convivencia con el anciano presupone espíritu de servicio, respeto a la personalidad, tolerancia, actitud de apertura ante los valores de los demás y capacidad de comunicación.(4)

Las relaciones familiares cálidas, estrechas y cooperativas, pueden conducir al fortalecimiento de los miembros. Estas relaciones comprenden procesos tan complejos como la comunicación entre sus miembros, el modo en que asumen sus roles, las manifestaciones de afecto entre ellos, y el establecimiento de jerarquías, los cuales van a darle a cada familia un carácter especifico.(8)  

El área sociopsicologica ,con una repercusion mayormente moderada, muestra afectaciones en diferentes aspectos. Con la presencia del anciano en su familia, se  crea un reordenamiento de la actividad familiar,  donde todos sus miembros incluyendo al anciano desempeñan funciones especificas. Este reordenamiento puede ser causa de crisis, como sucedía en los casos estudiados, cuando afectaba de manera importante la vida de uno o varios de sus miembros, las relaciones de pareja, la actividad escolar o laboral , la recreación y el tiempo dedicado al decanso y reposo de sus miembros. Otros aspectos importantes lo constituyen también el cuidado y la atención  de los miembros de la familia, la toma de decisiones conjuntas y la correspondencia de los intereses individuales y familiares, situaciones que en no muy pocas ocasiones generan gran tensión en este medio.

 También el estado de salud de los miembros de la familia pudo verse afectado en ocasiones por mal desempeño de roles o por sobrecarga de estos en uno o varios de sus miembros.

En otra parte de la tabla se estudio el sentido que la repercusión  del fenómeno tiene para la familia, predominando en mayor numero un sentido  favorable en los casos de repercusión leve, moderada o elevada, y en sentido desfavorable en un mínimo numero en aquellos núcleos donde esta se comporto de moderada a severa. (Ver gráfico 2).

 De Nicola considera que en la sociedad actual el anciano se encuentra marginado de todo punto de vista, existiendo marcadas diferencias e incomprensiones entre la vieja y nueva generación de familias.

Otros autores resaltan las actitudes positivas de la familia hacia las personas de edad avanzada.(4)

 Quintero señala: “ El hecho de que el anciano cuente con determinados recursos materiales como dinero,  y vivienda o espirituales como educación y cultura no parece ser el móvil fundamental de estas relaciones, sino la necesidad de afecto, el cuidar de los suyos y la responsabilidad familiar como sentimiento históricamente determinado.(9)   

 

La tabla No. 2 nos muestra la relación existente entre los niveles de repercusión ante el evento y la capacidad de adaptación de la familia. (Ver gráfico 3)

A manera general se comprobó que las familias estudiadas cuentan en su mayoría con recursos adaptativos suficientes para enfrentar esta crisis normativa. Además aquellos núcleos de familia que cuentan con recursos adaptativos suficientes, muestran un nivel de repercusión mucho menor ante el evento, entre leve y moderado. Mientras que en las  familias con menos recursos adaptativos la repercusión encontrada fue de elevada a severa.

 

La tabla No.3 presenta la relación entre la frecuencia de contacto con las redes de apoyo y la capacidad de adaptación familiar ante el evento. (Ver gráfico 4)

En este estudio se observo que las familias estudiadas frecuentan muy poco o en algunas ocasiones las redes de apoyo. Sin embargo en aquellas donde se producen los contactos el nivel de recursos para enfrentar las crisis es mucho mayor que en el resto de las familias con poco o ningún contacto con las redes, tienen poco frecuentes con suficientes recursos.

 

La tabla No. 4 nos muestra las redes de apoyo mas frecuentes así como la frecuencia de contacto de las mismas por parte de la familia.

 Las redes estudiadas incluyen a la propia familia, la familia fuera del hogar, la pareja, las amistades, las instituciones  religiosas y de salud, los vecinos, los compañeros de trabajo y otras instituciones. (Ver gráfico 5)     De todas estas redes la familia sin dudas constituye la red de apoyo por excelencia contactada para enfrentar  el problema. En ese mismo orden le siguieron los vecinos, las instituciones de salud, y las asociaciones religiosas y sociales principalmente. Al analizar estos resultados debemos hacer énfasis también en las características del medio o la comunidad donde se ha realizado la investigación así como las peculiaridades de esta población. Se trata pues de una población urbana, agrupada en su gran mayoría en núcleos de familias extensas o agrupadas. Que muestra buenos  niveles de comunicación con sus vecinos y las organizaciones de masa.

 La comunidad visitada cuenta además con un policlínico integral de fácil acceso que brinda atención a la zona, distribuido en varios consultorios médicos. Que tiene entre sus múltiples ventajas la atención al anciano en su “circulo de abuelos”. También en esta área  se visualizan varias instituciones religiosas de diferentes denominaciones que ofrecen servicios religiosos y de ayuda social a personas y familias necesitadas. Además la zona es rica en centros culturales y sociales en general. Todo esto nos predispuso a pensar en la influencia del ambiente  a la hora de la familia contactar una determinada red de apoyo. (Ver gráfico 5)

 

La tabla No. 5,finalmente relaciona el tipo de apoyo recibido para enfrentar la crisis y el grado de apreciación familiar. (Ver gráfico 6)

En las familias estudias los tipos de apoyo recibidos principalmente fueron el apoyo espiritual, seguido por el emocional, el instrumental y el informativo en ese mismo orden. Se comprobó que la familia en su gran mayoría lo que busca primero que todo es el fortalecimiento de su espiritualidad, así como también necesita ser amada, estimada y respetada por sus miembros y la comunidad.

Baro recalca la necesidad de que el anciano permanezca en el hogar para evitar la aflicción o la depresión y reconoce que la calidad de los contactos familiares evita sentimientos de soledad, frustración y tristeza entre sus miembros.(9)

En menor medida pero no por esto sin menos importancia se aprecia la ayuda material recibida en ocasiones por parientes en el exterior, o por instituciones sociales, y la orientación social, este ultimo aspecto muy pobre aun.

 

 

 

 

CONCLUSIONES:

 

1.         Se determinó que la tercera edad tiene una repercusión familiar de leve a moderada  con afectación en todas las áreas estudiadas y con un sentido predominantemente positivo.

2.         Se observó que las áreas más afectadas resultaron ser: la socioeconómica, el funcionamiento familiar y el estado de salud de los miembros de la familia, en menor orden, seguido por el área sociopsicológica.

3.         Aquellas familias con mayores recursos adaptativos, la repercusión del evento tercera edad, fue de leve a moderado, no ocurriendo así, en casos de recursos  insuficientes,  donde la repercusión esperada  fue de moderada a severa.

4.         Que aquellas familias que tienen recursos adaptativos  insuficientes, mantienen poco contacto con las redes, mientras que aquellas cuyos recursos son suficientes, mantienen un contacto más frecuente con las redes.

5.         Que la familia logra su ajuste en su conjunto y utiliza como principales redes de contacto a la propia familia, los vecinos, las instituciones de salud y las asociaciones religiosas y sociales fundamentalmente.

6.         Se observó que la familia recibe un predominio de  apoyo espiritual, seguido por el apoyo emocional, instrumental e informativo respectivamente, para enfrentar el evento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


BIBLIOGRAFÍA:

 

 

1-Diaz Palacios, M.E et all. : “ Resultados de la aplicación de una escala de valoración sociofamiliar en atención primaria”. Revista Especializada de geriatría y gerontología, 29 (4): pág. 239-243, Julio, 1994.

 

2-De la Cuesta, D.: “Funcionamiento familiar: Construcción y validación de un instrumento”. Trabajo para optar por el titulo de maestría de Psicología de la salud. Ciudad de la Habana, 1994.

 

3-Alvarez  Suárez, M.: “La comunidad familiar. Su influencia en la formación de jóvenes y adolescentes”. Trabajo para optar por el titulo de doctor en ciencias. Ciudad de la Habana, 1992.

 

4-Moraga, R.: “Gerontología Social. Envejecimiento y calidad de vida”. Ed.  Herder, Barcelona, pág. 148,1991.

 

5- Sánchez, M.: “El apoyo social informal”. En Azola, E. Et al (eds). La atención de los ancianos: Un desafío para los años noventa. Washington: Publicación científica (456) OPS, 1994.

 

6-Bengton, V. L. et al. : “Family support systems and attribution of responsability: Contrasts among elderly blacks, Mexican-American and whites”. Anual meeting of the Gerontological Society of  America. Toronto, Canada. November,1991.

 

   

7-Fromn, E. et al. : “La familia”. Ed. Península M. R. Barcelona, 1970.

 

 

8-Benitez, M.: La  Familia: su papel en la vida de los ancianos. Serie monografía, CEDEM, Universidad de la Habana, 1989

 

9-Quintero G.: Algunas cuestiones acerca del envejecimiento y la vejez. Facultad de Ciencias Medicas, La Habana, 1985.

 

 

10-Espinosa Brito, A.: “Temas de Geronto-Geriatria”. Rev.Finlay, pág. 81-93, 1990.

 

11-Rocabruno Medero, J.C.: “Evaluación del paciente geriátrico”. En: Gerontología y Geriatría clínica. Ed. Ciencias Medicas, La Habana, pág. 27-43, 1992.

 

 

12-Salgado, A.: Tratado de Geriatría. Ed. Salvat, Barcelona, 1996.

 

13-Ruiz, A.: “Criterios básicos para la terapéutica geriátrica”. Geriátrika, 5:1-5, 1989.