INTRODUCCION

 

Las  enfermedades respiratorias de  los niños solo se han considerado como problemas de salud en los últimos años. La Asamblea Mundial de la Salud a través de su Resolución W\A 32\1979\ REC\1 aprobada en mayo de 1979, recomendó hacer un esfuerzo mundial para tratar las enfermedades respiratorias y, sobre todo, reducir la mortalidad infantil por dicha causa.

En la declaración de la Cumbre Mundial en favor de la infancia, celebrada en Nueva York el 30 de septiembre de 1990, se estableció para el año 2000 la meta de reducir en un tercio las defunciones causadas por Infecciones Respiratorias Agudas. 1

Si bien estas enfermedades afectan con mayor frecuencia las vías respiratorias altas, las de las vías bajas, revisten también importancia, pues a menudo requieren tratamiento de alto costo y son las primeras causas de hospitalización y de muerte entre el primer mes de vida y los cuatro años de edad.

Estas enfermedades presentan distintas características, su evolución a veces es corta y los síntomas pueden pasar inadvertidos y no ser motivo de consulta. A menudo un niño padece de ERA varias veces al año. 2

Numerosos autores relacionan la aparición y frecuencia de estas enfermedades con factores del medio intra y extra domiciliario, sociales, culturales y el estilo de vida de los integrantes de la familia.

Entre los factores de riesgo se incluye el hábito de fumar de los padres y especialmente de la madre, porque suele asociarse con una mayor prevalencia de síntomas respiratorios en lactantes y niños pequeños. Este hábito unido a factores como el uso de combustibles inadecuados para la cocina y la calefacción, ventilación deficiente de las viviendas, escasa escolaridad de la madre, nivel socioeconómico de la familia, sexo masculino y época del año en que nace el niño, conforman una situación de alto riesgo de padecer ERA.1

Del empeño y consagración del equipo de salud,  así como de   la calidad de la prestación del servicio, depende la recuperación adecuada del usuario y los criterios de éstos a cerca de la atención de salud recibida. Es por esto que todas la unidades asistenciales deben brindar sus servicios con un alto grado de calidad y sentido de responsabilidad.

Independientemente de la importancia que tiene para el estudiante de Lic. en Enfermería este tipo de investigación para la adquisición de conocimientos que nos ayude a comprender la misión del servicio, hemos decidido realizar esta investigación como parte de un sistema de mejoramiento continuo de la calidad, dirigida a alcanzar la excelencia en el desempeño  individual e  institucional.

Los elementos anteriormente planteados, constituyen la motivación para evaluar la calidad de la atención de enfermería  en el servicio de respiratorio del Hospital Pediátrico Pedro A. Pérez, del municipio Guantánamo.

 

Resumen | Objetivos | Método | Criterios y Definiciones | Análisis y Discusión de los Resultados | Conclusiones

| Recomendaciones | Bibliografías Consultadas | Anexos | Index