Infidelidad. Causas y Consecuencias

Lic. Maria Teresa Abreu Garcia
Profesora Auxiliar de Psicologia Medica
McS en Psicologia
Facultad de Ciencias Medicas "Cmdte Manuel Fajardo"

[Versión online]


Hola! Como están todos? Espero que bien... Yo en realidad estoy muy bien, muy feliz con el desarrollo de esta Jornada y feliz de ver a tanta gente linda reunida aquí ahora.  

Bueno.....algunos se preguntarán por qué este tema. Déjenme contarles....Yo quería hablarles sobre un tema relativo a la sexualidad, pues es un tema que espontáneamente los alumnos han traído a discusión en el forum y un grupo de estudiantes me solicitó que lo abordara hoy....Les confieso que desde el punto de vista profesional, el tópico me resulta interesante. Así que hoy les hablaré del controvertido tema de la INFIDELIDAD.  

Específicamente hablaré de la infidelidad de pareja o conyugal.....No pretendo hacer una disertación, solo iniciar una conversación con ustedes sobre algunos aspectos que creo es conveniente reflexionar, ya que la mayoría de ustedes serán Médicos de Familia por algún tiempo y segura estoy que se enfrentarán a esta problemática en sus consultorios.  

Entonces, vayamos al grano....

Es lo mismo infidelidad que adulterio? Qué es la infidelidad en una pareja? Es la infidelidad una experiencia negativa? Es positiva? Cuáles pudieran ser sus posibles causas? Cuáles son sus consecuencias?.  

No crean que es fácil hablar sobre esto, pues aunque los estudiosos del tema pueden darnos una serie de respuestas a estas preguntas.... quien mejor que cada quien para responderlas, más aun si se ha pasado por la experiencia de ser infiel o ser víctima de la infidelidad....No teman, no haré esa pregunta ;-))  

Según Fanny Eisenberg es importante distinguir el adulterio de la infidelidad. El primero, es un término legal utilizado sólo para aquellos que están casados y que acuden a la relación carnal voluntariamente con un tercero que no es el  marido o esposa. En tanto que la infidelidad representa una  violación o traición a una promesa o a un voto que la pareja acordó en un convenio exclusivo entre dos, independientemente de sí hubo o no algún convenio formal ante la ley, además de que no se refiere necesariamente al coito con el tercero involucrado y que además es un fenómeno multicausal que no sólo involucra factores sexuales, sino que también biológicos y psicológicos.  

La infidelidad es la ruptura del compromiso de lealtad sentimental y sexual contraído con la pareja.

El individuo en su contexto cultural, se ve fuertemente influido por diferentes normas y valores que su entorno le impone y que en ocasiones reconoce como válidas, así también con aquellas que considera poco aceptables.  

En nuestro medio cultural, existen muchos valores aceptados implícitamente. Resulta notable que, para las relaciones de pareja, la fidelidad, posee una alta valoración. Otorga una importante cuota de aceptación social, que si bien es cierto, muchas veces se pasa por alto, su consideración es para la mayoría de las personas innegable.  

Uno de los aspectos más importantes que han determinado la elección de este tema en muchas investigaciones, ha sido el considerar a la infidelidad como un fenómeno social de marcada frecuencia.  

Desde los inicios de la historia del Hombre, se reconoce la necesidad de formar pareja, de vivir con otro, de compartir a modo de satisfacer necesidades de afecto,  biológicas y de reproducción. Sin embargo, a pesar de la intención de compartir y de vivir juntos, las parejas muchas veces se ven enfrentadas a vivir episodios de infidelidad.  

Si bien es cierto que esto no es algo por lo que pasan TODAS las parejas, constituye para muchas una amenaza de las que pocas han podido escapar.  

Quiero recordarles que la infidelidad es una forma de relación que frecuentemente provoca mucho sufrimiento a las personas y puede marcarlas para toda la vida, así que debemos asumirla con mucha seriedad desde el punto de vista profesional.  

Estudios realizados en Europa, evidencian que el 70 % de las mujeres y el 60% de los hombres opinan que la fidelidad sexual es esencial para que la pareja funcione, pero....A LA HORA DE LA VERDAD, el 17% de las mujeres y el 42% de los hombres serán infieles en algún momento de sus vidas. En Cuba, los estudios sobre infidelidad no son abundantes y los que existen no son generalizadores. Pero no es necesario la realización de ningún estudio para saber que la infidelidad en nuestro país es un fenómeno frecuente... 

Con relación a la infidelidad hay teorias: Un gran número de personas y científicos opina que la felicidad se obtiene más fácilmente en el seno de una relación de pareja estable, ya que es el medio idóneo para el desarrollo de la comunicación profunda, y porque en ella se favorece el apoyo para la propia realización y se tienen las relaciones sexuales con más confianza de que nuestras peculiaridades y gustos serán atendidos.  

Otras teoría con un número creciente de adeptos aboga por todo lo contrario, ya que plantean que la infidelidad le da un “nuevo sabor”, “un toque especial” a la relación estable, que la conserva y mantiene fresca.  

Esa teoría plantea que la infidelidad no es peligrosa para la pareja estable en tanto no sea el afecto la razón que la promueve, de ahí que muchos infieles no permiten que esa relación los absorba demasiado ni llegue a ser amenazante para la estabilidad de la pareja. Logran mantener una distancia profiláctica desde el punto de vista afectivo. OJO con esto.....si el comprometimiento afectivo es fuerte, la infidelidad puede poner en peligro o llevar al fin a la relación estable.  

 Ellos (los teóricos) dicen, atiendan bien!.... Si no hay otros problemas en la relación de pareja estable, si existen lazos de unión sólida, raramente una infidelidad desemboca por sí sola en separación definitiva.

Otra teoría muy interesante es la que plantea que se puede ser infiel incluso cuando el objeto de la infidelidad no es una persona....sí, no se asombren!!! Puede haber infidelidad con objetos o situaciones.....estoy segura que más de uno de los que me leen han sido o están siendo infieles con la COMPUTADORA....otros lo son con el CARRO....otros con el TRABAJO..... 

Qué me dicen de esos domingos que algunos hombres usan para el arreglo del carro... domingo tras domingo.... Y esas mujeres que dedican las mejores horas de su tiempo libre a la excesiva limpieza del hogar.....Es decir, que siempre se piensa que la infidelidad tiene que ser con otra persona, pero han visto que no es así.  o puede ser con otra persona pero por  la que no sentimos atracción sexual, por ejemplo, los amigos/as. Y es que la infidelidad a veces presupone una conducta evitadora, sobre todo evitadora de intimidad. Esto es importante! Hay personas que buscan la infidelidad porque no saben manejar la intimidad con su pareja y por eso a veces interponen una actividad entre la díada. 

Distinto es el caso en que la infidelidad es la gota que colma la copa....En esta situación la relación se encontraba en franca crisis y la infidelidad acelera el final.  

Está también la teoría de la “pareja abierta” Esta teoría plantea que es beneficioso que la pareja se mantenga abierta a nuevas relaciones con terceros, que cada miembro le de espacio al otro para este tipo de relación extramarital.  

Pero pensemos, qué razones llevan a la gente a ser infiel?  

Las más mencionadas son:

Imagino que ustedes estén pensando en otras causas, eso lo veremos al final y podremos enriquecer estos contenidos con sus opiniones.  

Las consecuencias de la infidelidad en la pareja estable son conocidas: 

Como sabemos, la infidelidad es valorada socialmente de forma distinta para el hombre y para la mujer, el caso del hombre, esta conducta aun es vista como algo inherente a su condición, pero en cambio, si una mujer es infiel es censurada y criticada severamente. Es la doble moral de la que oímos hablar tanto.  

Las mujeres, tienden a sentirse más culpables que los hombres cuando son infieles, quizá por esa razón son más capaces de confesárselo a la pareja estable.  

Hay un rol dentro de la infidelidad que merece ser tocado en profundidad, pero por razones de tiempo no lo haremos, es el rol de “la otra/el otro”. Si es “la otra”, ella es una perdida, si es “el otro” él es un bicho. (Usualmente en círculos menos académicos suelen usarse adjetivos más fuertes ;-) Pero pensemos cuan complicado es este rol.  

En ocasiones las personas que se encuentran en este rol, sufren mucho más que los otros miembros involucrados en la infidelidad y la culpa es también un sentimiento muy fuerte presente en esta persona.  

También opino que muchas mujeres al ser infieles, justifican su actitud aludiendo que los hombres siempre lo han sido y que no se merecen su dedicación..... .....eso es mera racionalización.  

Para los muchachos también hay opiniones: ese “donjuanismo” puede estar enmascarando una carencia afectiva importante o una necesidad de mejorar la autoestima.

Imaginemos entonces cuando la infidelidad es puesta en práctica por dos personas con parejas estables....Es tremendo todo!!!!  

Soy del criterio que hay personas, tanto hombres como mujeres, que son adictos a la infidelidad, se enganchan con el placer que les produce esa situación de riesgo y novedad que esa relación les implica. Por lo general  estas personas no tienden a ser estables con sus relaciones de infidelidad ni con sus parejas.  

Cómo vivenciamos la infidelidad?

Hmmmmm!!! Aquí depende de en qué lado estamos, si del engañado, o del infiel o en el controvertido papel del “otro/a” Cada quien lo vivencia de forma bien distinta.  Seguro que si ! Depende también de las circunstancias  y de la personalidad de cada sujeto.

Pero no voy a seguir hablando de las vivencias que trae aparejada la infidelidad, me gustaría que fueran ustedes con su experiencia (si es que la tienen) o su imaginación y sentido común, los que dijeran cuales son las vivencias que se pueden sentir en cada caso.  

Para lograr la participación de todos les propongo que hagan llegar sus opiniones acerca de las vivencias que provoca la infidelidad en la siguiente dirección: http://fcmfajardo.sld.cu/jornada/encuesta/ . Por favor, cliqueen dos veces sobre la misma y si lo desean respondan la pregunta que se les hace. Al concluir de llenar la encuesta, puedes ver los resultados de la misma, haciendo click en Ver resultados. 

Así de esta forma pueden participar también los que hoy no están en el canal.  

No debemos olvidar que la infidelidad es un acontecimiento protagonizado por personas, personas con sus disímiles personalidades, situaciones sociales, necesidades, conflictos... y además, matizado por el amor, que siempre es un misterio... Por lo tanto, es imposible analizar este fenómeno de forma aislada y rígida....  

Antes de terminar quiero hacerles dos regalos:  

El primero: El poema Once, de Benedetti, que dice:  

Ningún padre de la iglesia  
Ha sabido explicar
Por qué no existe  
Un mandamiento once
Que ordene a la mujer
No codiciar al hombre  
De su prójima.  

Segundo regalo: Una reflexión que leí y me gustó mucho, y es la siguiente:

La infidelidad casi siempre empieza en la cabeza del otro, mientras más la quieres conocer y analizar, mientras más intentas conjurarla o descubrirla, más la convocas, más se aparece; en cambio, si te olvidas de ella y te centras no en lo que te quita la relación y no en lo que tú le quitas a la relación, sino en lo que se comparte y en lo que cada persona se ofrece uno al otro, entonces cambias el foco de atención y pasas de la infidelidad al amor. (Ethel Krauze (México, 1954. en su libro El secreto de la infidelidad. Alfaguara 2000)  

Ufffff!!! Creo que escribí mucho...  

Gracias a todos.../