boton6.jpg (4057 bytes)

Estrés y Diabetes Mellitus

Alumnas :Marilet Alvarez Sánchez

Mara de la Rosa Chailloux

Alumnas de 4to Año de la carrera de Medicina

RESUMEN

Se realiza un estudio exploratorio sobre el papel de estrés en relación con la Diabetes Mellitus.

La Diabetes Mellitus, es una enfermedad sobre la cual el estrés tiene incidencia. Específicamente, en la Diabetes no insulinodependiente, el factor genético no tiene igual importancia que en la insulinodependiente, ya que la aparición de aquella depende de factores que representan una sobrecarga para el páncreas y que demandan de esta glándula una actividad insulínica mayor (hiperinsulinemia). Estos factores añadidos pueden ser la obesidad, el estrés, el embarazo, las infecciones, el sedentarismo; que van a influir añadiendo su efecto al factor hereditario, el estado autoinmune o la afección viral que pueden haber sido los elementos participantes. La relación Estrés-Diabetes, así como al mecanismo por el cual el estrés, es capaz de producir cambios neuroendocrinos que inducen a alteraciones funcionales y eventualmente hísticos, que producen manifestaciones clínicas que pueden desencadenar la Diabetes en el sujeto, todavía no es bien conocido, aunque se invocan algunas teorías, dentro de ellas la que se expone en el trabajo.

INTRODUCCION

Muchos de las alteraciones producidas por el estrés constituyen trastornos psicosomáticos relacionadas con variaciones que se producen a nivel del Sistema Nervioso Autónomo. Ciertos tipos de jaqueca, asma, úlcera de estómago, diabetes, hipertensión y estrés premenstrual, son ejemplos de alteraciones relacionadas con él. Tanto los acontecimientos negativos como las circunstancias positivas, pueden alterar la capacidad normal de un individuo para resistir la enfermedad puesto que pueden generar un grado variable de estrés. En nuestro caso quisimos indagar específicamente en la relación del Estrés y la Diabetes Mellitus (DM), por ser esta última una enfermedad de incidencia notable en nuestra población

OBJETIVOS

- Pofundizar en los aspectos psicosociales que influyen en los pacientes afectados de Diabetes.

DESARROLLO

Diabetes Mellitus

Síndrome heterogéneo producido por la disminución de los efectos biológicos de la insulina que se traduce por una alteración del metabolismo de los carbohidratos, los lípidos y las proteínas, caracterizada fundamentalmente por una hiperglicemia en ayuna o una intolerancia a los carbohidratos. Tiene origen genético y en ella intervienen factores ambientales, alteraciones inmunológicas y la agresión viral. Por tanto es una enfermedad multifactorial, en el cual el efecto de la insulina no se ejerce a plenitud por poca producción o por antagonismo a su acción a nivel de los tejidos.

Clasificación

  1. DM tipo I o insulinodependiente, juvenil o por autoinmunidad
  2. DM tipo II o no insulinodependiente, del adulto o por insulinorresistencia

EL ESTRES Y SU ACCION ESPECIFICA SOBRE LA DIABETES

El resultado de situaciones de intensa tensión está dada por un incremento en la producción de ACTH con el consiguiente aumento de glucocorticoides, sumado a la disminución de la producción de insulina por simpaticotonía, conducen a alzas glicémicas acompañadas de glucosuria. Se produce pues la afectación de las curvas de tolerancia a la glucosa, que, determinadas por la angustia, la inseguridad y otras situaciones estresantes mantenidas, conllevan a una tendencia a los trazados diabéticos, mientras que las situaciones que garantizan la seguridad personal determinan resultados opuestos.

El estrés puede agravar el estado diabético a través de los siguientes mecanismos fisiológicos:

  1. Altera la secreción hormonal (ACTH, adrenalina, esteroides suprarrenales, hormona del crecimiento), que influye en la secreción de insulina o en el metabolismo de la glucosa.
  2. El sistema nervioso autónomo influye en el metabolismo de los carbohidratos, de las grasas, de las proteínas, del agua y de los electrolitos, y tiene una vía de conexión con las reacciones emocionales.

La invasión al páncreas por el vago hace posible la influencia directa del Sistema Nervioso Central sobre la secreción pancreática.

RELACION ESTRÉS- DIABETES

ESTRÉS

  1. Aumento de glucosa en sangre
  2. Deprime sistema inmune
  3. Antinflamatorio
  4. Disminuye las concentraciones de insulina en sangre
  5. Aumenta los niveles de ácidos grasos libres y TAG
  6. Aumenta las secreciones de pepsina y ácido clorhídrico

CONCLUSIONES

La diabetes y el estrés psicosocial tiene una relación muy estrecha, puesto que cualquiera que sea la causa del mismo, es capaz de producir un debut de la diabetes tipo II o del adulto y/o causar una descompensación en los pacientes diabéticos tipo I o juvenil, agravando el estado diabético a través de:

El tratamiento de la diabetes, debe iniciarse con identificación y eliminación de los factores estresantes o el aprendizaje de nuevas formas de afrontamiento si no es posible eliminar los estresores, al mismo tiempo tratar dicha enfermedad farmacológicamente (si es necesario); puesto que si no se elimina el estrés, es probable que la misma haga reemergencia o no se cure por las vías normales, pues esta persona responderá a un factor predisponente que debe ser totalmente eliminado.

BIBLIOGRAFIA

1- Enciclopedia Microsoft, Encarta 98 (1993-1997). Microsoft corporation: "Estés, Alteraciones producidas por el".

2- A. Alvarez González Miguel: "Estrés. Un enfoque Neuroendocrino". Editorial científico-técnica, C.H. 1998. págs 29-45.

3- Morales Calatayud Francisco: "El estrés psicológico en el riesgo de enfermar. Su atención en él". Revista cubana MGI 7(1): 27-47. enero-marzo 91, págs 40-41.

4- R. Baker Jr James BD: "Enfermedades endocrinas". Inmunidad básica y clínica. Editores: Daniel P Stites, Abba Ten. México 1993, págs 151-152.

5- Prof. M. Márquez Guillen Antonio: "Consulta medica: Diabetes". Periódico Granma, sábado 16 de agosto de 1997.

ANEXOS

Evolución de la diabetes mellitus

La insulina segregada por el páncreas controla la concentración en sangre del azúcar glucosa, necesaria como combustible en numerosas reacciones químicas. En una persona sana, la digestión del alimento (1) induce el aumento de la glucosa en sangre (2). El páncreas libera insulina (3), que estimula la absorción de glucosa por parte de las células. También contribuye a transformar la glucosa en glucógeno, que se almacena en el hígado (4) y los músculos como reserva energética. Las hormonas regulan la liberación de insulina estimulando la disminución de la concentración de azúcar en sangre (5), lo que a su vez frena la secreción pancreática (6). En una persona con diabetes mellitus, el páncreas no produce insulina suficiente o el organismo no es capaz de utilizarla. Después de la digestión (A), si el páncreas no segrega suficiente insulina (B), el organismo se ve obligado a descomponer las grasas, pues no puede utilizar la glucosa para obtener energía. Como consecuencia, se eliminan con la orina unos compuestos tóxicos llamados cetonas (D), que también se acumulan en la sangre (E) y provocan acidosis cetónica, un cuadro grave que puede degenerar en coma o muerte. Si el organismo no es capaz de utilizar la insulina, la glucosa se acumula fuera de las células y circula sin ser absorbida. Las concentraciones elevadas de este azúcar en sangre (C) y orina (D) deterioran la capacidad del organismo para combatir las infecciones y pueden provocar también acidosis cetónica.

Ilustración de Microsoft