Resultados y Discusión:

 

La frecuencia de los tumores hepáticos en el total de 1148 biopsias realizadas en el HCQ “Arnaldo Milian Castro” , en el período del 1992 al 2000, se muestra en el grafico 1 apreciándose que constituye el  4.4   %.

El cáncer de hígado es notable por la frecuencia variable con que se presenta en diferentes partes del mundo. Es particularmente frecuente en África del Sur entre la población bantú. Aparece en el 55 % de todos los cánceres en hombres en África Occidental y 17 % de los de mujeres. El hepatocarcinoma se ha encontrado en el 2,36 % de todas las autopsias de Francia y en el 0,72 % en los Estados Unidos (1).

En las necropsias de los Ángeles, el carcinoma primario del hígado ranquea en el lugar 18, en el 15 si se consideran los hombres y en el 17 si son las mujeres (11).

Si en lugar de considerar  el total de tumores hepáticos, que son el 4,4 % de las biopsias, se analizan los tumores malignos en general son el 3,66 % y si se evalúan solo los cánceres primarios son el 1,13 %. En la literatura revisada no se encontraron datos de referencia para biopsias.

La tabla 1 muestra los 51 tumores hepáticos presentados atendiendo a su malignidad . Un 17.6 % fueron benignos y el 82.4% malignos , ya sea primarios o metastásicos.

Los tumores metastásicos fueron los más frecuentes dentro de los malignos (69 %), y también de toda la muestra (56,9 % ), lo cual coincide con lo planteado en la literatura. Según varios autores los tumores malignos primarios son menos frecuentes , así como que los benignos también son poco frecuentes; lo que resultó comportarse de esa forma en la muestra , pues aparecieron en el 25,5 y 17,6 % del total.

La clasificación histológica de los tumores del hígado se presenta en la tabla 2 . Entre los tumores benignos la mayor frecuencia fue de hemangioma cavernoso (66,6%), lo cual coincide con lo encontrado(3)(4) (5), estos  consisten en espacios nodulares extensos y ocupados por eritrocitos. Son pequeños , únicos ,casi siempre asintomático, pueden presentar síntomas y signos de masa abdominal , infarto, rotura y trombocitopenia.(4) . Le siguen  en frecuencia los  hamartomas (33.3%), masas aisladas , pequeñas , posición biológica intermedia entre verdaderas neoplasias y nódulos regenerativos(5)

 Entre los tumores malignos los más frecuentes fueron los carcinomas y entre ellos los hepatocarcinomas (84.6%) . Autores plantean que este se encuentra entre el 80 y 90% de los carcinomas hepáticos(4)(5) . La biopsia hepática percutanea predice del 60al 80% de los caso con hepatomegalia y elevación de fosfatasa alcalina . Se registran falsos negativos hasta la cuarta parte de pacientes en los que la biopsia se efectúa a ciegas por vía intercostal. La biopsia dirigida por TAC y laparoscopia puede mejorar este rendimiento. (4) en nuestra muestra hubo 3 casos donde la biopsia no fue concluyente. Los carcinomas de conductos biliares son menos frecuentes, solo se encontró un caso.

  Entre los sarcomas , solo se encontró un paciente con un angiosarcoma. Este es un tumor raro , su aparición puede estar en relación a exposición a cloruro de vinilio, y al arsénico(4) Los tumores metastásicos fueron el hallazgo más frecuente con 29 casos(56.86%).En estudios realizados en Estados Unidos la incidencia de carcinoma metástasico de hígado fue 20 veces más alta que el carcinoma primitivo. Se plantea que el más frecuente de tumores hepáticos en adultos y que  después de la cirrosis la segunda causa de enfermedad hepática mortal (3)(4)(5)

En la distribución según sexo (tabla 3) de forma general el 68.6% fueron femeninos y el 31.4% masculinos . Cuando el análisis se hace para cada tipo de tumor en los benignos el 77,7% fueron femeninos, reportándose en la literatura predominio del sexo femenino en hemangiomas y adenomas (4).

En los malignos primarios en el 69.2% perteneció al sexo femenino , lo cual no coincide con la literatura que planteaque hepatocarcinomas son 4 veces más frecuentes en hombres, explicable por factores de hormonas sexuales en la carcinogenesis, así como factores predesponentes como cirrosis y alcoholismo , más frecuentes en este sexo.(4) Se han realizado estudios que plantean que hormonas esteroideas en general y los estrógenos en particuklar juegan un importante papel en la etiología del carcinoma hepatocelular en mujres.(13) Esto unido al aumanto de habitos toxicos como alcoholismo  y el habito de fumar en este sexo podrían explicar estos resultados. Los angiosarcomas somn más frecuentes en mujeres sometidas a tratamiento con anticoceptivos orales prolongado. (4)

 En  las metastásis el el 65.5% ., fue femenino , tumores que metastisan frecuentmente en hígado como los del tubo degestivo, somn más frecuentes en este sexo. Además tumor primario de mama puede metastisar frecuentemente en esta glandula.

Un análisis similar para la distribución de la edad de los pacientes en el momento del diagnóstico por biopsia del tumor , se presenta en la la Tabla 4. Para la totalidad de los 51 tumores , las mayores frecuencias fueron en los grupos de 61- 70 años (25.5%), 51-60 años (23.5%) y 71-80 años (19.6%). Al evaluar la información para los tumores benignos el 44.4 % ocurrió antes de  los 50 años . En los tumores maligno (primarios ) el 53,9% ocurrió antes de los 50 años y cuando se analiza el hepatocarcinoma el 45.5 % ocurrió en estos grupos de edades y un 54.6% después de estas edades. Los carcinomas son más frecuentes en la 5ta y 4ta decada de la vida (5) . En países con frecuencia baja como Estados Unidos los canceres hepáticos se observan sobre todo durante la 6ta y 7ma decada de la vida , lo que ha coincidido con nuestro hallazgo , de mayor frecuencia en la 6ta decada. Esto pudiera relacionarse con aumento de la cirrosis en estas edades. (3) Para los tumores metastásicos s´lo el 10.2% ocurre ante s de los 50 años.

En la Tabla 5 se muestra el análisis efectuado sobre la coincidencia entre la impresión diagnóstica clínica que se consideró para la indicación de biopsia y el resultado del estudio histológico . En general fueron coincidentes 40 casos (78.4%) , de ellos 12 (23.5%) tuvieron coincidencia parcial . En 11 (21.5%) no se coincidió , de ellos 3 en tumores benignos (33.3% del total de benignos), y 2 de primarios malignos ( 15.4 %) y 6 metastásicos (20.7% de estos) ,. Como se observa la mayor coincidencia fue en metastasis , seguido de los malignos primarios y finalmente los benignos.

Los principales síntomas descritos en la literatura en los tumores malignos aparece el la Tabla  6 . Aquí se observa que en orden de frecuencia aparecen el dolor abdominal , pérdida de peso , astenia y hepatomegalia con 68% , 44%, 36% y 32% del total de 25 pacientes incluidos en este análisis . Se senáñla que algunos síntomas descritos con frecuencia como el roce sobre el área hepática no se constató en la revisión efectuada. En otro se recogen síntomas como nauseas, vomitos , sangramiento digestivo y fiebre. EL dolor abdominal se presentó tanto de forma difusa  o localizado en hipocondrio derecho  o región de epigastrio. Los resultados obtenidos coinciden con la literatura donde se plantea como síntomas más frecuentes dolor en el abdomen , masa en el abdomen , hepatomegalia y pérdida de peso : Además de rece o soplo ,ascitis hemorrágica , ictero obstructivo y  síntomas generales y algunos relacionados con tumor primitivo en el caso de las metástasis(5)

La procedencia del tumor primario en las metastasis aparece en la Tabla 7, se pudo conocer en 22 de las 29 casos . En 5 de ellos no fue localizado(27.5%) y en las localizados , el orden de frecuencia fue: tubo digestivo(27.7%), páncreas(18.2%), vesícula y vías biliares(9.1%) y próstata (9.1%). En el resto de las localizaciones primarias encontradas hubo uno de cada uno. 

Los resultados anteriores coinciden con lo revisado donde se plantea que los organos que más frecuentemente dan metástasis a hígado son estomago, colon , páncreas, pulmon , melanoma, mamas , además tiroides , próstata, vejiga y bucofaringe como menos frecuentes.