Universidad Medica de Villa Clara “ Serafín Ruiz de Zarate Ruiz”

 

ANÁLISIS DEL ESTADO DE SALUD BUCAL DE LA POBLACIÓN, UNA NECESIDAD EN LA ATENCIÓN PRIMARIA.

 

Autores: Yoan Suárez Zayas

Yudit Berrio Rey

 

Tutor: Dr. Dyosli Iglesias

 

 

Temática: Atención Primaria de salud

 

 

 

RESUMEN

Se realiza un análisis del estado de salud bucal de 15 familias correspondientes al consultorio 48-2, pertenecientes a la Clínica Estomatológica Celia Sánchez Manduley. Nuestro universo de trabajo lo constituyen 627 personas  y la muestra esta constituida por 40 pacientes distribuidos según grupos de edad. Se realizó un análisis por sexo, nivel educacional y ocupación laboral. Se determinaron los factores de riesgo para las enfermedades buco dentales siendo la mayor incidencia la higiene bucal deficiente y la experiencia anterior de caries. Se hizo un análisis del estado de salud bucal de la población que resulto regular. Se determina a su vez un deficiente nivel de conocimientos sobre salud bucodental y un alto grado de satisfacción con los servicios prestados por nuestra especialidad.

 

 

INTRODUCCION

 

          Los cambios ocurridos en el estado de salud de la población cubana en las últimas tres décadas son expresión de la alta prioridad y los esfuerzos realizados por la revolución en la esfera social en la transformación cualitativa del nivel de vida de los ciudadanos. (1)

          Cuba viene  realizando importantes reformas en su sistema de salud desde los años sesenta como parte fundamental de los cambios del período revolucionario. Más que un hecho eventual esto ha sido un proceso permanente.(2)

          La situación nacional cubana a partir de  1988 se ha caracterizado fundamentalmente  por una profunda crisis económica y su impacto en prácticamente  todas las esferas de la vida del país,  entre  ellos la situación y los servicios de salud.(3)

          Este hecho  junto a los cambios en el contexto nacional, las transformaciones que lleva a cabo el país desde 1989 en el proceso de perfeccionamiento del estado y las contradicciones propias del desarrollo del sistema de salud en cuba, el cual está caracterizado por la existencia de una voluntad política de continuar privilegiando la asistencia sanitaria al pueblo considerándola como un principio de justicia social indispensable (3).

         En Cuba nuestro sistema social ha determinado que el ejercicio de la práctica médica y estomatóloga esté orientado a la comunidad, que ambas sean preventivo-curativa que la organización de la salud esté integrada en un solo organismo, el Ministerio de Salud Pública.(5)(6).El primer programa básico de atención estomatológica se elaboro en 1973, al confeccionarse el documento denominado los programas básicos del área de salud (libro rojo). En el año 1979 se instituyo el modelo de atención de estomatología en la comunidad , que establecía un cambio conceptual en le prestación de los servicios , pero manteniendo vigente el programa básico antes citado. En agosto de 1984 es aprobado el programa de atención estomatológica a la población menor de 15 años y en septiembre de ese propio año, el programa de atención estomatológica a la población con retraso mental; en tanto que en el año 1986 se aprueban los programas de diagnostico precoz del cáncer bucal y el de atención estomatológica al adulto(2.

Con la introducción del medico de la familia y el sistema nacional de salud es necesario vincular la estomatología integral al consultorio del medico. En 1992 el MINSAP aprobó el programa de atención estomatológica integral el cual agrupa acciones de salud bucal, y tiene por objetivo incrementar y perfeccionar la atención estomatológica interrelacionando todos los factores , con el fin de alcanzar mayor eficiencia y grado de satisfacción en correspondencia con las necesidades de salud de la población(2,3) , esta atención estomatológica integral toma como base la atención a la comunidad , a las familias y al individuo. Es precisamente a este nivel que se presenta la mayoría de los problemas de salud y específicamente los de salud bucal, por consiguiente es en este nivel donde deben brindarse las soluciones a los problemas(4).

         El diagnóstico de la situación de salud en conjunto con la vigilancia del estado de salud bucal son las bases de la atención estomatóloga general integral. El diagnóstico de salud lo constituye el conocimiento de la situación de salud de una comunidad y de los factores que la condicionan, de cuya precisión depende la calidad del tratamiento a la misma; además a la familia y los individuos entre sí; se basa en un análisis de los hallazgos con un enfoque clínico-biológico, higiénico-epidemiólogo y social para la identificación de los problemas de salud, o sea la medición del estado de salud de la población en un momento determinado a través de indicadores de salud(5)(6).

El diagnóstico de salud se basa en la identificación de los problemas y del plan de acción para darle solución a los mismos por lo cual se requiere de la participación activa del equipo de salud de la comunidad organizada, nos permite conocer las interrelaciones sociales de la comunidad y los recursos disponibles así como los problemas, riesgos y necesidades reales de salud(7).

Esta actividad resulta esencial en la prevención y control de las enfermedades, factores de riesgo y en la promoción de salud,  y resulta, además,  un instrumento muy útil para planificar los recursos, así como para evaluar  la eficiencia y el impacto de los programas de promoción, prevención y control.(8)(9)(10)

Este trabajo tiene como principal motivación conocer la situación de salud en la población que se estudia, para poder realizar una correcta planificación de los recursos e incidir en los principales problemas de esta comunidad.

 

 

OBJETIVO GENERAL

 

  1. Determinar el estado de salud bucal y general de individuo, la familia y la comunidad.

 

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  1. Determinar la estructura de la población según grupo de edad y sexo.
  2. Realizar la clasificación epidemiológica de la población.
  3. Identificar y analizar los factores de riesgo que influyen sobre la población.
  4. Determinar el estado de salud bucal de la población.
  5. Realizar el análisis de la mortalidad dentaría de la población.
  6. Confeccionar un plan de acción y ejecución.

 

 

 

MATERIAL Y MÉTODO

 

Se realizó un estudio descriptivo en el periodo comprendido de septiembre a diciembre del 2001, en el consultorio 48-2, perteneciente a la clínica estomatológica Celia Sánchez Manduley de la ciudad de Santa Clara . El universo de trabajo estuvo constituido por 627 personas del cual se tomo una muestra de 48 individuos agrupados en 15 familias.

Técnicas y procedimiento .

 Para facilitar dicho estudio fue necesario el uso de los siguientes instrumentos de trabajo clínico-epidemiológico de la estomatología integral .

      Historia de salud bucal familiar.(anexo 1).

       Encuesta de conocimiento sobre salud bucodental (anexo 2).

      Encuesta de satisfacción con los servicios recibidos (anexo 3).

       Historia clínica individual (anexo 4).

Para facilitar la recopilación de los datos se utilizaron los siguientes índices:

   Índice ceo-d  =Σ ceo-d individual

                                    ――――――――――

                            total de individuos examinados

Índice COP-D =Σ COP-D individual

                                    ――――――――――

                            total de individuos examinados

Índice de mortalidad = diente extraido + indicados para extraer

Dentaria                        total de examinados

 

Índice IPC : códigos

   0:sano

   1:sangramiento

   2:calculo

   3:bolsa de 4-5 mm

   4:bolsa de 6 mm o más

   X : sextante excluido

Los dientes examinados fueron :11,16/17,36/37,31,46/47,26/27. Cada paciente obtuvo como resultado del índice el valor correspondiente a la afección de mayor severidad según los códigos anteriores.

La información se presento con la ayuda de tablas, donde se utilizan varias variables. Para el procesamiento de la información se utilizo calculadoras y el Microsoft Word como editor de textos.

 

 

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

 

En nuestro trabajo podemos ver la distribución de la muestra dada según edad y sexo, donde se puede apreciar que la diferencia entre un sexo y otro es de dos, para 21 hombres un 52.5 % y 19 mujeres para un 47.5 %. En el grupo etario de 60 años y mas se encontró el mayor numero de  individuos con un total de 17 para un 42.5% del total de individuos examinados, con diferencia solo de tres individuos pertenecientes al grupo de  35 a 59 años. El menor numero de personas pertenece al grupo de 15-18 años, solo un individuo lo que representa un 2.5% de todos los examinados. No contamos con personas pertenecientes al grupo de 0-4 años. Evidenciándose una vez mas la problemática de nuestro país que cuenta en su mayor porciento con una población envejecida que ha llevado que la pirámide poblaciones se haya invertido en los últimos años (Ver tabla 1). Se ha afirmado que el siglo XX ha sido el del crecimiento de la población y que el siglo XXI será el del envejecimiento de la misma,  pero ese envejecimiento ya ha comenzado. La ancianidad constituye hoy un serio problema de salud mundial, especialmente en los países de mayor desarrollo y en aquellos que van emergiendo del subdesarrollo.(12)

Es importante conocer la distribución de la muestra dada según edad y sexo debido a que estas son variables que afectan la resistencia natural y entre estas son las que con mayor frecuencia se encuentran en los estudios epidemiológicos. (7)

 

Al realizar la clasificación epidemiológica en nuestra población según la edad, se comprueba que de la población examinada la mayor cantidad se encuentra dentro de la clasificación de enfermos con un total de 22 para un 55 %,  seguido por los sanos con riesgo con un 12%. Dentro de la clasificación de enfermos el grupo etareo que esta representado por una mayor cantidad de individuos es de 35-59 años con 11 para un 27.5 % (Ver tabla 2) En nuestra población solo se detectó un  paciente sano. Esto se debe a la alta prevalencia de enfermedades bucales, principalmente caries dental, deficiencia masticatoria y enfermedad periodontal.  Estos resultados son similares a  los obtenidos por los Drs. Luis Jiménez y Modesto Hernández, en cuyo estudio hallaron el mayor porcentaje de sus pacientes enfermos, seguidos por los sanos con riesgo y enfermos con secuela.(13) En el Análisis de la Situación de Salud Bucal realizada por los Drs. Modesto Hernández e Isabel Ramos  predominaron los enfermos. (14)

 

Analizando detalladamente podemos llegar a valores exactos sobre los factores de riesgo que con mayor frecuencia afectan a los examinados mostrando su aparición en dependencia del grupo de edades.(tabla 3) Al concluir dicho análisis comprobamos que el factor de riesgo que más aparece dentro de los biológicos es el antecedente de caries con un 62.5 % siendo el grupo de 19 a 34 los más afectados con un 22.5%. Nuestros resultados en este aspecto son similares a los obtenidos por el Dr. Luis Jiménez y el Dr. Modesto Hernández(13), los que hicieron un análisis de la situación de salud de 20 familias del consultorio 30-2,  en este trabajo se detectó al antecedente de caries como el que mayor influencia ejerce en las familias que fueron analizadas y el grupo más afectado el de 19-34 años. De este resultado podemos interpretar que en la muestra estudiada la lesión cariosa ha estado presente en momentos anteriores,  estos individuos han sido susceptibles a la caries y en estos momentos aunque estas lesiones cariosas hallan sido tratadas presentan el riesgo de sufrir una recidiva,  o que se fracture la restauración, lo que en muchas ocasiones no es percibido por el paciente,  siendo esta una región más vulnerable a la acción de los microorganismos, porque la cavidad terapéutica queda expuesta. Además el hecho de presentar un mayor o menor antecedente de caries nos da la medida de la susceptibilidad que tiene este individuo al ataque de las caries y por tanto la posibilidad de que aparezcan  en mayor o menor número nuevas caries en esta persona(15)

Las maloclusiones constituyeron el segundo factor de riesgo biológico de mayor importancia, con un total de 5  personas. Estas deben analizarse ya que constituyen un riesgo para la aparición de caries, periodontopatías, e incluso alteraciones en la ATM por trastornos en la oclusión.

Un total de 3 pacientes son portadores de Diabetes Mellitus. En el grupo de 60 años y más se encuentra el 100% de estos . La Diabetes Mellitus es una enfermedad endocrina la cual hace al paciente más propenso de padecer procesos infecciosos por brindar un caldo más favorable a la propagación de microorganismos  y disminuir la capacidad inmunológica del individuo, también provoca alteraciones vasculares como  microangiopatías a nivel de los capilares que irrigan los tejidos gingivales, lo que influye en la llegada de nutrientes , células defensivas y reparativas a  estos tejidos, lo que también nos afecta  la cicatrización  influyendo así  en la capacidad recuperativa del paciente. Además la presencia de cualquier proceso séptico en la boca ,tal como la caries, puede descompensar esta enfermedad de base por lo que debemos insistir en la educación para la salud en estos pacientes en los que es tan necesaria la buena higiene bucal, además  tener prioridad para la atención de este paciente, así como tomar todas las precauciones necesarias para su tratamiento.(16)

 Dentro de los hábitos encontramos que el más frecuente resultó ser higiene bucal deficiente con 62.5 % para 25 pacientes afectados ya que la mayoría no se cepillaban los dientes ni en la forma ni en la frecuencia indicada, el grupo etario más afectado resultó ser el de 19-34 años con un 27.5% seguido por la ingestión de alimentos azucarados con 14 pacientes para un 35%, el grupo más afectado resultó ser el de 60 años y más con un 20%.  . Esto coincide con los resultados obtenidos por los Drs. Luis Jiménez y Modesto Hernández(13) coincidimos también con los resultados obtenidos por el Dr. Jorge Otero y el Dr. Modesto Hernández(17) al analizar la promoción y prevención de salud a partir del análisis de la situación de salud bucal.  En la bibliografía consultada se señala que se ha determinado claramente que la sacarosa favorece la implantación, colonización y el metabolismo de las bacterias capaces de producir la descalcificación de los tejidos dentarios (13), por ello el aumento de consumo de sacarosa se relaciona directamente con el incremento de la caries dental (16). Además claramente que una higiene bucal deficiente se traduce en la existencia de detritus procedentes de los alimentos, placa dentobacteriana sobre la superficie dentaria, la existencia de tártaro supra e infragingival, todos estos factores crean las condiciones necesarias para que el individuo sea más propenso a padecer determinadas  enfermedades y nos referimos a la caries dental y enfermedad periodontal, las cuales conducen a la morbilidad y mortalidad dentaria, la dificultad masticatoria y una ruptura total del equilibro biopsicosocial del individuo. La placa dentobacteriana por contar en su constitución el agente causal de la caries y la enfermedad periodontal, el tártaro por favorecer el acúmulo de placa y los restos de alimentos, principalmente los azúcares por servir de sustrato a las bacterias en la producción de ácidos.(16) .Todo esto nos demuestra que debemos reforzar nuestra labor educativa, ya que es este el único camino que nos puede llevar a la eliminación de estos hábitos  

 Otros de los hábitos con porciento elevado es el de fumar con un 25 % de pacientes que fuman . Estos resultados son similares con los resultados obtenidos por los Drs. Luis Jiménez y Modesto Hernández,(13) pues hallaron una importante influencia del hábito de fumar en las familias analizadas.  El tabaco actúa negativamente como un  factor local y sistémico, a nivel local el calor que se produce debida a la combustión afecta la mucosa oral, se plantea que el riesgo de padecer de cáncer bucal en fumadores es superior de 2 a 2.8 a los no fumadores y el riesgo aumenta con la cantidad que se fume (14), los productos químicos como el alquitrán y la nicotina también afectan la mucosa oral y producen manchas extrínsecas de los dientes, las que favorecen el acúmulo de placa dentobacteriana; y a nivel sistémico estimulan la liberación de adrenalina, potente vasoconstrictor, lo que produce un déficit en la irrigación de los tejidos periodontales.(16).Este es por tanto uno de los factores que más agresivamente puede afectar la cavidad oral, una vez que es capaz de causar incluso el cáncer bucal, de aquí la importancia de elevar el nivel de conocimiento sobre la  salud y los efectos nocivos del cigarro en esta población mediante la educación para la salud a todos los grupos de edades, insistiendo en el grupo de 35 a 59 que fueron los más afectados.

 El hábito de respiración bucal alcanza el mayor porciento en el  grupo de 0 a 18 con un 7.5%.Este es un hábito que se relaciona con la aparición de maloclusiones, además  se ha demostrado que al respirar a través de la cavidad oral se produce una pérdida de agua de los tejidos, lo que provoca una desecación de esto y con frecuencia vemos que el sector anterosuperior se encuentra engrosado, lo  que se conoce como encía en muro, esto dificulta la higiene bucal y por tanto facilita la acumulación de placa.

 Entre otros factores de riesgo tenemos un 10% de prótesis desajustadas, siendo estos 4 pacientes del grupo etareo de 60 y más y un 7.5% de pacientes con lesiones premalignas, es decir 3 individuos de los cuales 2 pertenecen al grupo de 60 y más . Las prótesis desajustadas dificultan funciones tan elementales como la masticación  y la fonación, muchas veces causan alteraciones en la ATM y además su presencia puede ocasionar numerosas alteraciones en los tejidos involucrados en su instalación que con frecuencia actúan como estados premalignos que pueden incluso degenerar a una neoplasia, todo esto conlleva que la población necesite conocer la verdadera importancia de esto, y requiera además de un tratamiento en función de restablecer la prótesis. La lesión premaligna es un alteración de los tejidos  en el cual el individuo que lo presenta es más propenso de padecer cáncer bucal, esto  si no es controlado y tratado puede conducir a la pérdida de la vida del paciente o a padecer graves secuelas, una vez que se convierte en una lesión maligna.(18).De lo ya dicho se deriva la importancia que tiene para la salud de estos pacientes que nosotros le brindemos educación acerca de cómo prevenir o diagnosticarse  estas alteraciones, además lo necesaria que resulta nuestra intervención con un diagnóstico precoz.

Dentro de este grupo de factores de riesgo clasificados como otros también  encontramos obturaciones deficientes aunque en menor medida , ya que solo se registraron 2 para un 5%, existiendo 1 en el grupo de o a 18  años y otra en  el de 35 a 59 años .Esto está relacionado con la recidiva de las caries y por tanto la aparición de la enfermedad, además es importante también en la oclusión , toda vez que es defectuosa por presentar un punto alto, en la migración dentaria cuando se  pierde distancia  mesio distal del diente o al menos el punto de contacto , y en el empaquetamiento alimenticio y por tanto en los tejidos  periodontales cuando no se ha restablecido correctamente el margen, contorno ,o punto de contacto(9)(12).

Si analizamos el estado de salud bucal de población infantil solo encontramos un paciente sano, lo que representa un 20% de la población de 0-18 años. (Ver tabla 8).  Presentamos un  80% de pacientes enfermos, siendo el grupo de 12-14 años el más afectado con un 40% de niños enfermos. Se determinó un COP-D total igual a  3 y un ceo total igual a 2.5 mostrándose el grupo etareo de 15 a 18 con el COP-D más elevado siendo igual a 4 , es necesario señalar que en este grupo etario hallamos mayor cantidad de dientes permanentes en la boca, además han estado expuestos al medio bucal durante un tiempo más prolongado. En encuestas realizadas por la OMS para los años 90 estarían el índice de COP-D para estos grupos de edades igual 2.9 y en el 2000 igual 2.6 en estos pacientes, no estando nuestros pacientes según lo esperado (11). El 100% de los niños conservan todos sus dientes. El 60% de los niños presentan hábitos deformantes, estos se encuentran en los grupos de 5-11 años y de 12-14 años, con un 20% y un 40% respectivamente, uno de estos  niños con hábitos deformantes presenta  maloclusión y uno presenta maloclusión sin asociarse a hábitos deformantes. El 100% se encuentra sano desde el punto de vista periodontal, pero es significativo señalar que en los tres grupos de edades encontramos sextantes con presencia de cálculo, lo que representa un 16.6 de sextantes con cálculo respecto al total de sextantes de la población de 0-18 años(ver tabla 4).

En sentido general podemos decir que se encontró que casi la totalidad de los niños eran enfermos, y presentaban hábitos deformantes, además se  registraron muchos sextantes con sarro lo que es preocupante y nos obliga a aumentar la educación para la salud en este grupo, aunque también debemos señalar que este grupo o a 18 años está compuesto solo por 5 personas, no siendo esta una muestra verdaderamente representativa para valorar este grupo atareó  de la población de nuestro consultorio.

Al analizar el estado de salud bucal de la población (tabla 5) observamos que contamos con 14 pacientes sanos, para un 35%, y 26 pacientes enfermos para un 65%, el mayor número pertenece al grupo de 35-59 años con 27.5%.  El COP-d total es de 15.7 siendo la edad de 60 y más el grupo que mayor incide con 25 debido que la cantidad de dientes extraídos en esta edad es mayor que en otras edades. También con el aumento de la edad aumenta el numero de piezas con historia de caries y por tanto el índice de COP-D (12). Contamos con 7 pacientes que conservan todos sus dientes, los que representan un 17.5% y 24, para un 60% que conservan 20 o más dientes funcionales. En el grupo  de 0 a 18 todos los pacientes conservan todos sus dientes. Se encontraron 7 pacientes con hábitos deformantes para un 17.5% siendo el grupo de 0-18 años el de mayor porciento con un 7.5% y 4 con mal oclusión y hábitos deformantes para un  10 %. Del total de individuos un 40% presenta dificultad masticatoria y necesidad de prótesis, de estas el 20% pertenece al grupo de 60 años y más. Se detectaron 11 personas afectadas periodontalmente, lo que representa un 27.5%,  siendo el grupo de 35-59 años y de 60 años y más los mas implicados con  un 12.5 % en cada uno de estos grupos de edades. En estos grupos etareos mas afectados por periodontopatías la mayor cantidad de sextantes se hallan afectados por sangramiento, con 10 sextantes en el grupo de 35-59 y 15 sextantes en el grupo de 60 años y más y por cálculo con 30 y 40 sextantes afectados respectivamente. Es significativo señalar que en el grupo de 0-18, en el cual no existen enfermos periodontalmente sí existen 6 sextantes afectados por cálculo. Solo se encontraron 2 sextantes con bolsas de 6 mm  o mas, localizadas en pacientes de 60 años y mas, por lo que podemos plantear que la gravedad de la enfermedad periodontal es leve o moderada.

 

El Índice de mortalidad dentaria ( tabla 6) fue determinado en nuestro estudio detectándose el mayor valor 22.2 en los pacientes de 60 años y más. El menor valor  5.14 en el grupo de 35-59 años. En los  grupo de  5-11, 12-14 y 15-18  el índice de mortalidad dentaría es 0. El elevado valor del Índice en los individuos de 60 años y más demuestra que esta población  ha estado afectada por enfermedades como caries dental y enfermedad periodontal, las cuales traen como consecuencia la mortalidad dentaria, lo cual se ha visto favorecido por la alta influencia de factores de riesgo en esta población.

 

 

 

 

CONCLUSIONES

 

1-     En la población asignada predominó el grupo de edad de 60 años y más y el sexo femenino.

2-     Prevalecen los  pacientes  enfermos, siendo elevados en el grupo de 35 a 59 años.

3-     Los factores de riesgo que más afectan son los hábitos (deficiente higiene bucal e ingestión de alimentos azucarados), biológicos  (antecedentes de caries),y otros  (prótesis desajustadas y lesiones premalignas).

4-     El estado de salud bucal es  malo.

5-     La mortalidad dentaria de la población fue alta.

6-     Se confecciono un plan de acción y ejecución.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

 

1-     República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Objetivos, propósitos y directrices para incrementar la salud de la población cubana 1992-2000. La Habana; /s.n/, 1992:18.

2-     Suárez Jiménez J. El sistema de salud en Cuba: Desafíos hacia el año 2000. Revolución cubana salud pública 1997enero-diciembre: 23(1-2): 5-16.

3-     Dotres Martínez C. Intervención en la 51 asamblea de la OMS. Granma 1998 mayo 12: 1-3.

4-     República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Actualización de la carpeta metodológica. Dirección Nacional de Estomatología. La Habana: /s.n/, 1998.

5-     República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Docencia Médica Superior. Sociedad y Salud; texto provisional. Ciudad de la Habana. Editorial Pueblo y Educación 1986.

6-     República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa de atención estomatológica integral a la población. La Habana. Editorial Ciencias Médicas; 1992.

7-     República de Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Docencia Médica Superior. Higiene y Epidemiología para estudiantes de estomatología. (s.l): s.n; s.a).

8-     MINSAP. Dirección Nacional de Estomatología. Análisis de la situación de salud de la comunidad. Componente bucal. Una vía para su ejecución. Dr. Sosa Rosales, Dr. De la Peña. C.H. Cuba. Junio 1998.

9-     Del Valle Portilla MaC y coautores. Temas de parodoncia 1.La Habana. Ed. Pueblo y Educación 1991p.43.

10- Dr. Rodríguez Calzadilla. Revista Cubana de Estomatología. Volumen I 1996. Diagnostico de salud bucal.

11- Centro Nacional de Información de Ciencias Medicas salud bucal. Compilación de artículos serie Turquino. C.H. Junio 1996.

12- J.J Gestal Otero, E, Cuenca Sala, E.Symyth Chamosa. Artículo Caries y Periodontopatías.

13- Jiménez L. Hernández M, Situación bucal de 20 familias pertenecientes al consultorio 30-2.Rev Medicentro 1999; 3(2).

14- Modesto H, Ramos I, Análisis de la situación de salud bucal. Rev Medicentro 1999; 3(1).

15- Rodríguez Miró M. Higiene Bucal y su relación con la actividad cariogénica; 1998 4(2).

16- Avances recientes en salud buco dental. Informe de un comité de expertos de OMS. Ginebra 1992.

17- Began. J.V, Fluixa C. Carcinoma oral de células escamosas: Visión global de su aspecto epidemiologico, etiopatiogenia, clínico y terapeutico. Archivo de odontoestomatologia 1996; 12 (1): pag 13.

18- Otero J, Hernández M, Promoción y prevención a partir del análisis de la situación de salud bucal. Rev Medicentro 2001; 5(2).

 

19- Katz S.McDonald JL, Katz. S, McDonald JL. Stookey GK. Muy necesario: Un cambio de actitud. En Odontología preventiva en acción. CH. Ed Científico Técnica, 1984: p.22.