Los Protomédicos  y el Protomedicato de la Habana

ÍNDICE

RESUMEN

OBJETIVOS

MATERIAL Y MÉTODO

INTRODUCCIÓN

DESARROLLO

- PROTOMÉDICOS Y PROTOMEDICATOS

- LOS PRIMEROS PROTOMÉDICOS EN CUBA

- LA MEDICINA EN EL SIGLO XVIII

- LA EXTINCIÓN DEL PROTOMEDICATO 

CONCLUSIONES

BIBLIOGRAFÍA


Instituto superior de Ciencias Médicas de la Habana

Facultad de Ciencias Médicas : Dr.. Salvador Allende

Historia de la Medicina

Autores:

Fidel V. Rodríguez Rodríguez

Daynis Enríquez González

Yamilka Fernández Sánchez

Mónica Capote Cabrera

Erick Rodríguez García

Estudiantes del 2do año de medicina

Ciudad de La Habana

Tutora:

Lic. Ana Maria Gelpi Leyva

Profesora de Historia de Cuba

Agradecemos:

 A todos los profesores de historia de nuestra facultad y muy en especial a nuestra profesora de Historia de Cuba por su comprensión y apoyo.

 

Índice

Resumen ....................................................

Objetivos....................................................

Introducción..............................................

Desarrollo...............................................

·    Protomédicos y Protomedicatos................

·    Los primeros protomédicos en Cuba........

·    La Medicina en el Siglo XVIII..................

·    Extinción del Protomedicato....................

Conclusiones..........................................

Bibliografía............................................

 

Resumen

En este trabajo se hace una explicación de qué eran los protomédicos y el papel que desempeñaron en Cuba durante más de tres siglos .

Podemos encontrar respuesta a algunas preguntas interesantes, tales como :

 ·     ¿ Qué trámites se necesitaban en Cuba para ejercer la Medicina en el Siglo XVIII ?

·     ¿ Cuáles eran las funciones de los protomédicos ?

·     ¿ Quiénes fueron los primeros protomédicos en Cuba ? ¿ Eran realmente médicos ?

 También hacemos un resumen de las características de la medicina en el Siglo XVIII en el mundo y en Cuba, así como de las pruebas a que se sometía cada aspirante para llegar a ser médico o cirujano, se hace referencia a la clasificación de los médicos y cirujanos según su capacidad y por último se hace una breve explicación de como se extinguió el Protomedicato en el año 1833 en nuestro país.

 

 

Objetivos

General:

  • Investigar que fue el protomedicato de la Habana y cuales fueron sus propósitos y características para conocer cuál fue su importancia histórica.

 Específicos:

  • Investigar cuales fueron los primeros protomédicos de nuestro país.

  • Investigar detalles de como se desenvolvía el ejercicio de la medicina en el siglo XVIII

 

Material y método

Se realiza una revisión bibliográfica con materiales extraídos de la biblioteca de la Facultad de Ciencias Médicas ¨Dr. Salvador Allende¨ y la Biblioteca Nacional ¨José Martí¨.

 

INTRODUCCIÓN

En Cuba tenemos actualmente cerca de setenta mil médicos y otros miles de profesionales y técnicos de Ciencias Médicas. Todos ellos han sido formados en universidades o en escuelas de técnicos medios y a nadie se le ocurría otros métodos para su formación.

Sin embargo no todos sabemos que desde el descubrimiento hasta casi la mitad del siglo XIX (año 1833) la gran mayoría de los médicos no se graduaban mediante la obtención de un título otorgado por una Universidad.

En el siglo XVIII se podía ejercer la Medicina en Cuba, por cualquiera de estos tres trámites: (1)

·     Obtención del título universitario

·     Aprobación de examen por el Protomedicato

·     Concesión provinente del Rey de España

 

En esa época eran pocas las universidades comparadas con la actualidad, además de que los estudios resultaban muy costosos. Un estudiante universitario si no era proveniente de una familia acomodada tenía que vivir durante varios años casi en la miseria hasta graduarse y hacerse de una clientela en su oficio. En cuanto al Rey de España este solamente le otorgaba el título a aquellos aspirantes que lograban la recuperación de algún miembro de la familia real o que estuviese recomendado por algún personaje de la corte . Para las lejanas colonias americanas, en las cuales aún no existían las universidades solamente quedaba la buena fortuna de que un médico recién graduado decidiera viajar en busca de mejor fortuna. Quedando por tanto solamente la opción del protomedicato.

Mediante este trabajo, pretendemos explicar qué eran los protomédicos y que papel desempeñaron en Cuba durante más de tres siglos.  

 

 

Desarrollo

PROTOMÉDICOS Y PROTOMEDICATOS

 El prefijo “proto” significa prioridad o superioridad. (2) Por lo tanto protomédico significaría algo así como “primer médico ó médico superior”. Estos eran funcionarios de la Corona con la atribución de “vigilar la capacidad y la conducta de los soldados al tratar las dolencias del cuerpo humano”.

Así fueron llamados los Médicos Primeros o Médicos de Cámara de los Reyes. En el siglo XV los médicos de cámaras de los Reyes, titulados Protomédicos fueron “jueces  supremos en las causas relativas al arte y la ciencia de curar”. Los reyes católicos primero y Felipe II más tarde, elevaron aún más la dignidad de los protomédicos.

En la época de Juan de Austria se hizo notar la importancia de los servicios médicos en las flotas españolas y el hermano de Felipe Iituvo en la batalla de Lepanto un buen equipo sanitario dirigido por protomédicos y en el que participaban varios cirujanos, barberos y botánicos. En flotas y galeras hubo protomédicos, frecuentemente rodeados de prerrogativas y prestigios extraordinarios. El cargo de protomédicos en las flotas, generalmente era antesala del codiciado protomedicato delo Rey.

A partir de 1970 el Rey Felipe II dio instrucciones para nombrar protomédicos generales en Indias (actual continente americano). Estos protomédicos eran los que otorgaban las licencias a médicos, cirujanos, boticarios, algebristas y demás que ejercían funciones de médico o cirujano, para lo cual tenían que comparecer ante ellos, por examinados y encontrados hábiles y suficientes.

En resumen el protomédico tenía la función oficial de apreciar la capacidad de los aspirantes a cirujanos, médicos, boticarios, parteras, barberos y otros oficios , así como el de autorizar a los aptos para ejercer su respectivas profesiones ( 1 ) .

A fines del siglo XVII los Protomédicos más importantes del Nuevo Mundo eran los de Nueva España ( México ) y Lima ( Perú, Panamá, Portobelo). En esta época, los aspirantes a ejercer funciones médicas en cuba necesitaban examinarse en Nueva España, de cuyo Real Protomedicato dependía la isla .  

 

Los Primeros Protomédicos En Cuba

 

El primer protomédico autorizado para ejercer en Cuba fue el Licenciado Francisco Muñoz de Rojas , este fue un médico  español  graduado en Sevilla y residente en la Habana, nombrado por el Rey Felipe IV. El Cabildo Secular de la Habana suplicó a la Corona el nombramiento de éste como protomédico y después aprobó dicho nombramiento  el 9 de Septiembre del Año 1634. ( 3 ). Así, aparece en las Actas Capitulares del Ayuntamiento de La Habana, con esa fecha, lo siguiente : “ En el Cabildo presenta el Licenciado Francisco Muñoz de Rojas la merced de que el Rey le ha hecho de nombrarlo  Protomédico y Examinador de todos los doctores, cirujanos, barberos, boticarios y parteras de la isla “. En La Habana del siglo XVII hubo protomédico mientras vivió Muñoz de Rojas y su muerte produjo la cesación del mentado ministerio aquí .

El segundo protomédico no fue autorizado hasta el siglo XVIII , cerca de 80 años después del primero y lo fue el Doctor  Francisco Tenaza  y  Rubiera

(su nombre completo era Francisco Tenaza García de Cáceres Ramón de Moncada y Rubiera ), que no era graduado en Medicina, sino Doctor en Derecho Civil graduado en  Valencia ( 1 ) . Fue contratado como médico en la Armada de Flota que salió de Cádiz el 18 de Julio de 1695 por mil pesos por el viaje y los gastos. Su afición a curar se robusteció en la travesía de Cádiz a la Habana, ya en función médica. Llegó a La Habana en 1695 y con el “ prestigio “ de haber sido médico de Flota , siguió ejerciendo sus funciones curativas aquí . Fue Adquiriendo prestigio y hasta fue nombrado Familiar de la Inquisición en 1699 por el Tribunal del Santo Oficio de Cartagena de Indias. Como nadie había solicitado la vacante de protomédico desde el fallecimiento de Rojas, Teneza promovió expediente para la creación del Real Tribunal del Protomedicato de La Habana y en el año 1709 recibió su titulo de protomédico y la creación del protomedicato por merced del Rey Felipe V. Los médicos se nombraban también , como vemos , por prerrogativa real . Otro hecho importante es que al crearse el Protomedicato de La Habana , el Rey lo equiparó a sus iguales existentes en las Indias .

El día  13 de Abril de 1711 , Teneza presentó  su título en el Ayuntamiento de La Habana , en cuya alta se pone a Teneza en uso y posesión del Protomédico de La Habana con todos los privilegios  prerrogativa  anexos al oficio.  El título presentado estaba encabezado y firmado por el Rey Felipe y dirigido al Protomédico.

El título lo expidió el Rey no solamente por la solicitud del interesado, sino por instancias del cabildo, la opinión del Capitán General y los informes de las comunidades religiosas  y personas principales de La Habana, vistos por el Consejo de Indias, acreditando  “la inteligencia, el desinterés, el acierto y la experiencia” de  Teneza.

En las atribuciones del Protomedicato de La Habana, se aclaraba que los médicos y cirujanos con títulos o con aprobaciones de tribunales protomédicos de la misma clase no serían impedidos ni molestados en su ejercicio. Los demás serían examinados así como los boticarios y pararían aranceles.

Francisco Teneza, doctor en Derecho y Familiar del Santo Oficio, gano crédito ejerciendo como médico. El curandero alcanzó reputación de facultativo en opinión de corporaciones, funcionarios y particulares, que lo ampararon en las gestiones que culminaron en la creación del Real Tribunal del Protomedicato de La Habana. Ya en 1739 el Real Tribunal estaba formado por tres protomédicos y un fiscal, el  primer Protomédico lo era Teneza y el, Segundo un médico francés nombrado Luís Fontayne

 Teneza no se limitó a su trabajo como Protomédico, por el que recibía un sueldo de 600 pesos anuales, sino que mezclaba otras obligaciones y devociones:

– Era médico de pobres

– Atendía a los enfermos del Hospital de San Felipe y Santiago sin salario.  Más tarde el Rey lo nombró Médico del Hospital de San Juan de Dios.

– Atendía enfermos de lepra y por sus gestiones se fundó el Hospital de San Lázaro.

 –  Se ocupó de la injerencia de los boticarios en el trabajo de los médicos y viceversa.

– Estableció los precios de las medicinas. Publicó uno de los primeros folletos impresos en la Ciudad de La Habana y la primera publicación médica conocida en Cuba, la Tarifa General de Precios de Medicinas, publicado en la imprenta habanera del impresor francés Carlos Habré con fecha de 1723.

El fallecimiento de Teneza ocurrió el 7 de abril de 1742 es decir, que ejerció el protomedicato por más de 30 años.

Otros protomédicos vinieron después y la mayoría fueron facultativo ilustrados y prestigiosos.  

 La Medicina en el Siglo XVIII  

La época de la creación del Real Tribunal del Protomedicato de La Habana se caracterizó por una extrema penuria científica tanto en España como en sus dominios. Según el conocido médico e historiador español Doctor Gregorio Marañon, la Medicina en el siglo XVIII tenía características tales como:

– Incapacidad política y declinación hispánica, que se manifestó gravemente en la Medicina.

–Tristísima inopia (indigencia, pobreza, escasez) para la medicina.

– Las Universidades, en su primera mitad, estaban en plena decadencia, y, dentro de ellas, era la Facultad Médica la más afectada por la vacuidad y la garrulería de sus procesos.

– En esta época la Medicina en el mundo había dejado de ser lo que era hasta un siglo antes:

* Mera palabrería

* Exposición de aforismo ridículos

* Exposición de sistema disparatados y sectarios

Ya había empezado hacer una ciencia de observación y experimentación. Pero en España no ocurría este último, al no existir un espíritu de colaboración  y un mínimo de conocimientos técnicos.

– Menciona a Gaspar Casal, que no era universitario, el que salvo el crédito de España en ese siglo

– Gentes no médicas invadieron su terreno a los doctores y alcanzaron reputación superior a la de los médicos.

Lo que ocurría en España se reflejo en sus dominios , mientras Teneza era tenido por médico en La Habana, también cosas parecidas se producían en Caracas y otros lugares, donde  apreciaban en los curanderos que durante años  suplicaron a los médicos, aptitud para salvar cuerpos y caridad para aliviar espíritus.

En Cuba la generalidad de la población tenía que atenderse con prácticas y curanderos cuando se estableció el Real Tribunal del Protomedicato. Los muy  contados médicos que hubo en La Habana venían por contrato o sueldo de personas pudientes. Los médicos preferían ejercer su facultad en otros países más ricos. Recuérdense también que en esa época no se estudiaba en la Isla Cirugía ni Medicina.

Pocos años después en 1726 por primera vez se dictan clases de medicina en Cuba, por el Bachiller en Medicina de la Real y Pontificia Universidad de México Don Francisco González de Álamo y Martínez de Figueroa, quien explican el tema en el Convento de San Juan de Letran en La Habana.

El 5 de enero de 1728 se funda la Universidad de La Habana, llamada Real y Pontificia. El primer título de médico (Licenciado y Doctor) se expide el 6 de septiembre de 1728 a favor de Luis Fontaine Culemburg  ( después fue también protomédico con Teneza ), y el primer título de bachiller en Medicina le fue conferido a José Melquiades Aparicio el 30 de Julio de 1729

Como nota curiosa consignamos que el 12 de diciembre de 1760 se le dio el título de Cirujano a José Francisco Báez  Llerena, uno de los dos primeros mestizos que estudió en la Universidad de La Habana ( 3 ).

Ni la existencia de la Real y Pontificia de la Universidad de La Habana ni la presentación de títulos expedidos por otras Universidades Españolas privaron al Protomedicato de la capital de Cuba de la potestad con que lo dotaron las leyes de Indias en general y la voluntad de Felipe V en particular. Los miembros del Real Tribunal llegaron a ser llamados jueces examinadores, visitadores y alcaldes mayores de médicos, cirujanos, flebotonianos, hernistas, algebristas, oculistas, destiladores, parteras, leprosos y boticarios.

¿  En qué consistían las pruebas a que se les sometía a cada aspirante ?

Veamos lo que sigue  ( 1 )

Primero : Pruebas relativas a :

– Su filiación católica apostólica y romana

– Sus estudios universitarios

– Su conducta

Segundo : Examen teórico y práctico en el que por espacio de no menos de dos horas se les hacían preguntas sobre el pulso la orina y cualquiera otros puntos de Medicina y Cirugía.

Quedaba probado si cumplía los siguientes requisitos:

– Contestar bien y cumplidamente las preguntas

– Prestar juramento de defender el misterio de la Purísima Concepción de la Virgen María.

– Prestar juramento sobre otros aspectos tales como

· Usar con rectitud su facultad

· Hacer limosnas a los pobres

· Guardar las leyes y pragmáticas reales

· Curar todas las enfermedades sometidas a su disciplinas

· Visitar pacientes

· Conducir discípulos

· Ejecutar cuanto más le encumbiese como depositario de los privilegios, gracias, exenciones, prerrogativas e  inmunidades inherentes a su profesión.

El Protomedicato también tenía el carácter de Tribunal Estatal, teniendo la capacidad de aprobar o suspender a graduados universitarios y tenía la potestad de autorizar el ejercicio de las Carreras de Medicina , Cirugía y Farmacia .

Las funciones examinadoras del Real Tribunal del Protomedicato tuvieron que adecuarse a las reformas que experimentaban las enseñanzas de la Medicina y la Cirugía. De acuerdo a la capacidad de los médicos y cirujanos, estos se clasificaban en :

·     Médicos Cirujanos : sin límites en el ejercicio profesional

·     Médicos : Limitados a la atención de afecciones internas

·     Cirujanos latinos : sólo atendían enfermedades externas

·     Cirujanos romancistas : Sólo dolencias externas, pero también internas en caso de urgencia .  

 

Extinción del Protomedicato  

El protomedicato se extinguió sin que se afectara su historia y su prestigio, como resultado de una saludable evolución del ejercicio de la Medicina .

En 1830 por real cédula de Fernando VII se establecen en La Habana dos Juntas Superiores , una de Medicina y Cirugía y otra de Farmacia, independientes  entre sí y de las existentes en España . La de Medicina y Cirugía se componía de 3 vocales nombrados por la Corona a propuesta del Capitán General : Vocal Primero ( Médico ), Vocal Segundo ( Médico Cirujano ), Vocal Tercero  ( Cirujano Latino ) y un Secretario ( no necesariamente graduado .

En 1833 ( 21 de octubre ) se aprobó el Reglamento de la Real Junta Superior de Medicina y Cirugía, que entre otras atribuciones, extingue el Protomedicato. En el mismo se prohíbe el ejercicio de  cualquier rama de aquellas, a los que no tuvieran títulos legítimos . Se legitimaban hasta ese momento los títulos expedidos por el extinguido Real Tribunal del Protomedicato y de ahí en adelante sólo los expedidos por la Real Junta Superior de Medicina y Cirugía . También se designó como Cocal Primero al Doctor Tomás Romay Chacón, que nadie cuestionaba  como el más ilustre de los médicos cubanos en esa época . El Vocal Segundo era el Médico Cirujano doctor José Antonio Bernal  y el Vocal Tercero el Cirujano Latino doctor Simón Vicente de Hervia. Estos dos últimos eran hasta ese momento el Protomédico Primero y el Protomédico Segundo .

Por el Protomedicato de La Habana pasaron catedráticos y facultativos ilustrados y prestigiosos . Este Tribunal satisfizo las necesidades colectivas hasta que dio paso a otros instrumentos de progreso y defensa sociales .  

 

 Conclusiones

1.     El protomedicato puede considerarse como un antecedente lejano de la tutela y dirección del estado sobre el ejercicio de la medicina y el control y cuidado de la salud publica .

2.     El primer protomédico autorizado para ejercer en Cuba fue el Licenciado Francisco Muñoz de Rojas , en el año 1634. El segundo no fue autorizado hasta el siguiente siglo, cerca de 80 años después del primero : el Doctor Francisco Tenaza y Rubiera , que no era graduado en Medicina sino Doctor en Derecho Civil, que lo ejerció por más de 30 años .

3.     La época de la creación del Real Tribunal del Protomedicato de La Habana se caracterizó por una extrema penuria científica en España y en sus dominios.

4.     Hasta el año 1726 no  se dictaban clases de Medicina en Cuba y no es hasta 1728 que se expide el primer título de médico (Licenciado y Doctor).

5.     El Protomedicato se extingue en 1833 . 

 

 

 Bibliografía  

1.     Santovenia, Ementerio S : El Protomedicato de La  Habana , Cuaderno de Historia sanitaria , Editorial Neptuno S.A , La Habana , Cuba, 1952 .

 2.     Aristos. Diccionario ilustrado de la lengua castellana Editorial Sopena SA, España , 1965 .

 3.     López Serrano, Elena . Efemérides Médicas Cubanas Cuaderno de Historia de la Salud Pública No. 69 , MINSAP, 1985 .