El sexo masculino (52.6 %) fue ligeramente más afectado que el sexo femenino (47.4 %), no existiendo diferencias estadísticamente significativas entre ambos, lo cual pudiera estar en relación con la incidencia de factores de riesgo por igual para ambos grupos (3).
Los pacientes mayores de 60 años fueron los más afectados lo cual es lógico si tenemos en cuenta que son las edades en las que más influyen los factores de riesgos(4)(Tabla 1) y con mayor frecuencia se expresa la enfermedad aterosclerótica.

Hay pobre conocimiento de los síntomas de la ECV (26.3%), lo cual consideramos que es llamativo; siendo la cefalea, el déficit motor y los mareos los más conocidos. Sin embargo, otros síntomas importantes en esta entidad son prácticamente desconocidos, como son paresias y trastornos del lenguaje y de la conciencia (Tabla 2).

El 65% de los pacientes no conoce los factores de riesgo de la ECV y factores tan importantes como la HTA, dislipidemias y hábito de fumar (4,5) solamente son conocidos por el 19.3 %, 10.5 % y 10.5 % de los encuestados respectivamente. Quizás este sea el aspecto donde más actividades de salud debemos desarrollar(Tabla 3).

Los accidentes cerebrovasculares de tipo isquémico (66.7%) predominaron sobre los hemorrágicos (33.3%), lo cual pudiera estar en relación con la época del año según otros autores como Padovani et al.
En la Tabla 4 se muestran los síntomas de inicio más frecuentes donde el déficit motor (63.5 %), lenguaje tropeloso (40.35 %) y cefalea (36.84 % ) fueron los más frecuentes, lo cual coincide con estudios realizados por otros autores(6). Algunos tan importantes como las parestesias en nuestra casuística no se presentaron en un elevado porciento, lo cual pudiera estar en relación con dificultades en la recolección del dato primario.

El número de pacientes que utilizaron el transporte sanitario (26.3%) y el transporte ordinario (24.6%) fue prácticamente igual; teniendo más de la mitad de los pacientes un tiempo de ingreso mayor de 8h, lo cual como se conoce, atenta contra el tratamiento satisfactorio de estas enfermedades(7) (Gráfico 1). Creemos que este es otro aspecto al cual debemos prestar especial atención, ya que es el único modo de evitar el aumento en la mortalidad y discapacidades por esta entidad.

En la Tabla 5 se muestra el número de ingresos por cada sala y la estadía en las mismas, así como los costos por estos aspectos, donde se aprecia de forma general que el costo promedio por ingreso de cada paciente fue de $88.11 con una estadía promedio de 10 días, provocando un costo por estadía de $881.1.Quizás si lográramos disminuir el tiempo de ingreso de estos pacientes(7),disminuiría el costo promedio por sobre estadía.

| Resumen | Introducción | Material y Métodos | Discusión | Conclusiones | Recomendaciones | Bibliografía | Créditos |