III Congreso Estudiantil Virtual de Ciencias Médicas
Facultad de Medicina "Dr. Miguel Enríquez"
Estudio Clínico de 30 pacientes con convulsiones febriles
Inicio
Resumen
Introducción
Objetivos
Material y Método
Resultados y Discusión
Conclusiones
Bibliografía
Anexos

Resultados y Discusión

En nuestro estudio analizamos la variable edad de debut con relación a las crisis febriles(ver anexos 2). En los resultados obtenidos se observa la mayor frecuencia de convulsiones febriles en el grupo de edad de 1-2 años, destacándose también en orden descendente en el menor de un año.
Otros autores coinciden en que es este grupo de edad, en menores de 2 años, en donde con mayor frecuencia se presenta el debut de las convulsiones febriles(2,3,7).
 El comportamiento de las convulsiones febriles con relación al sexo también fue analizada (ver anexo 3). Encontramos a 18 pacientes del sexo masculino que constituye el 60% del total de los casos, siendo por tanto, predominantes sobre el femenino. Las convulsiones febriles afectan a ambos sexos, pero algunos autores informan un predominio de los varones con respecto a las niñas lo que concuerda con lo encontrado por nosotros(2,9).
Con relación al color de la piel pudimos observar que el mayor número de pacientes correspondieron al color mestizo-negro, en total 17 pacientes que constituye el 56.7% y luego el color blanco, 13 pacientes para un 43.3%(ver anexo 4). En nuestro estudio observamos una incidencia de convulsiones febriles un poco mayor en niños negros que en blancos observación también apreciada en otros estudio como el de Hirtz y Fernández(9,10).
Con relación a la presencia de antecedentes prenatales y perinatales tenemos: 18 pacientes con antecedentes prenatales que representó el 60% siendo las patologías más frecuentes encontradas en la etapa prenatal la anemia y la Hipertensión Arterial que representaron cada una el 16.6%(ver anexo 5).
De los antecedentes peri natales podemos decir que estuvieron presentes en 13 pacientes que significo un 47.5% de los casos, predominando el tipo de parto distócico por cesárea (ver anexo 6).
Con relación a la presencia de los factores de riesgo encontramos que 11 pacientes tenían historia familiar positiva que representó el 33.7% de los casos estudiados. Desglosándose esto de la siguiente forma: 8 pacientes tenían historia familiar de convulsión febril para un 23.7% y 3 pacientes tenían historia familiar de epilepsia para un 10% (ver anexo 7).
En estos hallazgos se evidencia lo planteado por algunos autores en cuanto a la predisposión genética de las convulsiones febriles, señalándose una herencia autosómica dominante con penetrancia incompleta con riesgo de presentación entre un 20%-33% según se trate de un hermano afectado o ambos padres y un hermano con convulsiones febriles(6,10,11,12).
También analizamos las formas clínicas de las convulsiones, observándose que todas fueron generalizadas: 20 pacientes presentaron crisis tónico-clónica para un 66.7%, en 5 pacientes se observaron crisis tónicas que significa el 16.6%, en 3 pacientes se observaron crisis atónicas para un 10% y en 2 pacientes se observaron crisis clónicas para un 6.7% (ver anexo 8). Estos resultados son similares a lo referido por los autores de que en las convulsiones febriles las formas clínicas más frecuente son las tónico-clónicas y tónicas generalizada(6,7,8,11).
En cuanto a la duración de los ataques pudimos observar que en 28 pacientes la convulsión duró menos de 15 minutos para un 93.3% y en 2 pacientes la convulsión duró más de 15 minutos representando el 6.7% de los casos estudiados, correspondiéndose con la bibliografía revisada donde plantean que es más frecuente observar las formas típicas de crisis febril (5,6,8,9,).
En todos los casos revisados comprobamos que el cuadro febril estuvo presente al comienzo de la convulsión. En relación entre el tiempo de comienzo del cuadro febril y el inicio de la convulsión, se pudo comprobar que en las primeras 24 horas del pico febril presentaron convulsiones un 83.3% de los casos, lo que corresponde con los hallazgos informados (7,9,10,12).
Las causas que provocaron la enfermedad febril y que desencadenó el cuadro convulsivo, en la mayoría de los casos fueron las afecciones respiratorias, las cuales representaron el 43.3% del total.
Le siguieron por orden de frecuencia la fiebre cuya etiología no se precisó 36% y las a afecciones digestivas, 6 pacientes que representaron el 20% de los casos.
La mayoría de los autores coinciden con nuestros resultados incluso teniendo en cuenta el orden de frecuencia (3,4,5,8,10).
Los medicamentos que se utilizaron en el servicio de hospitalización y con fines profilácticos de nuevos ataques en pacientes en los cuales se identificó más de 2 factores de riesgo, fueron el Diazepan oral, el Fenobarbital y el Valproato de sodio(ver anexo 9).
En nuestro estudio se observó una recurrencia de convulsiones febriles de un 36.6% de los casos de 2da crisis y un 16.7% de los casos de 3ra crisis correspondiéndose generalmente a la presencia de algún factor de riesgo asociado, de ellos los que predominaron fueron la edad menor de un año y una historia familiar positiva.

 
Estudio Clínico de 30 pacientes con convulsiones febriles
Copyright © 2001 Facultad de Ciencias Médicas "Dr. Miguel Enríquez"
lualeta@infomed.sld.cu