INTRODUCCIÓN

Las infecciones del aparato genital femenino tiene una etiología variada. En nuestro país hoy en día la primera causa de infección genital la constituyen los gérmenes patógenos (estreptococos, estafilococos, colibacilos ,etc.) y la segunda el gonococo que después de haber disminuido su incidencia hace algunos años vuelve a ser causa frecuente de infección genital.(1)
Tradicionalmente se ha considerado la infección pélvica como un conjunto. A diferencia de otras secuelas, sobre todo las anglosafonas que describían a las infecciones por órganos aislados (cervicitis, endometritis, salpingitis, orforitis), nosotros hemos preferido siempre tener en cuenta que si una parte del tracto genital femenino se infecta, es excepcional que no lo hagan también los demás (2).
La porción superior del aparato genital puede infectarse o inflamarse por diseminación lateral de la apéndice divertículo o fístula infectado.(3)
Esta patología constituye hoy en día una de las enfermedades ginecológicas mas frecuentes, su interés no esta dado solo por las molestias que la portadora presenta sino como resultado del proceso , puede producirse complicaciones irreversibles que invalidan a la mujer para el desarrollo de sus funciones sexuales mas importantes. La fecundación y su resultado final la reproducción. (4).
Por lo tanto nos proponemos investigar el comportamiento de esta entidad en nuestro medio, hasta que punto es frecuente y en que forma lo hace a través de objetivos concretos que nos permite llegar a conclusiones y establecer medidas lógicas para luchar contra el mal.