INTRODUCCIÓN

El Ozono es un estado aleotrópico de oxigeno en forma de gas de color azul índigo, es una forma particular de oxígeno compuesto por tres átomos en vez de los dos habituales formado por moléculas triatómicas de dicho elemento por lo cual posee mayor poder oxidativo que el oxígeno y la acción sobre los componentes orgánicos, mucho mas selectivo, por lo que permite reaccionar con algunos de ellos sin afectar a otros, su solubilidad en el agua es de 50% superior al oxígeno, el cual es un oxidante lento, mientras que el Ozono es un oxidante rápido.(1)

El Ozono médico en realidad es una mezcla de ionizado en proporciones variadas. Este se obtuvo en un ozonizador OZOMED 400-M a partir del oxígeno médico altamente purificado, su olor característico desagradable en condiciones atmosféricas, se menciona en la Odisea de Omero, pero no es hasta 1840 en que es descrito como tal. El primer reporte de su uso data desde la Primera Guerra Mundial, cuando el Dr. Wolf, lo empleo en la desinfección de las heridas de guerra y en la potabilización del agua. Al asociar Chistrian Shonbein al olor producido por las descargas eléctricas atmosféricas, con el de un gas que se formaba en la eléctrolisis del agua, al cual llamó Ozono, que en griego quiere decir olores.(2)(3).

En Cuba la década del 80 marcó el inicio de los trabajos de los trabajos de investigación en este campo en el Centro Nacional de Investigación Científicas encargados de los estudios y aplicaciones del Ozono en estrecha relación con el Centro de Investigación Médico-Quirúrgicas de la Ciudad de la Habana.

Se plantea que el Ozono producía oxidación letal sobre el protoplasma bacteriano (Sykes, 1995) sin embargo actualmente se acepta que el gas posee propiedades biológicas importantes:

Modula el Stréss Oxidativo.
Germicida de amplio espectro.
Mejora la circulación
Regulador metabólico
Modelador inmunológico
Interviene en la liberación de autacoides.

El gas produce alteraciones de la membrana por anólisis de los ácidos grasos insaturados de la pared bacteriana, y que actúa como microbicida, bactericida, virucida, funguicida y parasiticida. En su relación con los ácidos grasos insaturados de la membrana fosfolipídica, produce una serie de peróxidos hidrofílicos que estimulan la formación de sustancias desoxigenantes, los cuales al actuar sobre la oxihemoglobina liberan oxigeno, y por lo tanto producen un aumento del suplemento de éste en los tejidos.

Como estimulador de la oxigenación tisular, el Ozono es capaz de activar los mecanismos oxidativos celulares de la Glucólisis al actuar sobre los sistemas redox-glutation (NADH-NAPH), activando el proceso de pentosa/fostato que incrementa la transformación de la glucosa, por otro lado la capacidad de modificar las propiedades reológicas de la sangre desagregando los eritrocitos haciéndolos más elásticos y permiables, tiene poder analgésico y antiinflamatorio, actúa como inmunomodelador según dosis empleadas, mejora los estados anémicos y la circulación sanguínea.(4)(5)(6)(7)(8)(9)(10).

Por lo que podemos aceptar que existen fundamentos del papel del Ozono en el tratamiento de las enfermedades que cursan con hipoxia-histica como mecanismo patógeno fundamental en cuyo entorno terapéutico puede ser eficaz en aumentar el transporte plasmático de oxígeno.

Con este basamento teórico nos motivamos a hacer este estudio dirigido a la OZONOTERAPIA en pacientes diagnosticados con EPOC cuyos resultados se expondrán a continuación.