ISCM
 de la Habana. Cuba

Facultad de Ciencias Médicas ICBP
Victoria de Girón

Contenido

Inicio
I. Resumen
II. Introducción
III. Objetivos
IV. Material y Método
V. Resultados y Discusión
VI. Conclusiones y Recomendaciones
Bibliografía

 

Buen humor en la enseñanza de Fisiología y en Oncopediatría

Laura Elena Arias González y Grupo de la Risa . Estudiantes de Segundo año de Medicina.

Tutor: Nibaldo Hernández Mesa. Profesor Titular, Doctor en Ciencias Médicas, Especialista de 2o Grado en Fisiología Normal y Patológica.


Resultados y Discusión

Fase 1. Los 70 encuestados (de los 4 grupos con asterisco, ver tabla) respondieron lo siguiente. En cuanto a la pregunta 1, 40 estudiantes respondieron mejor, 15 igual, 13 dudoso y 2 peor. En cuanto a la 2, 50 estudiantes lo hicieron afirmativamente y el resto (20) dudoso. 56 respondieron afirmativamente la pregunta 3 y el resto (14) dudoso. 68 estudiantes respondieron afirmativamente la pregunta 4 y 2 dudoso.

Tabla 1. Contingencia de chi cuadrado entre el número de los aprobados (Ap) y Desaprobados (Des) en Fisiología 1 de los 8 grupos docentes del primer año de medicina de Victoria de Girón del curso 2000-2001.

Grupos

PIS1 Ap

PIS1 Des

PIS2 Ap

PIS2 Des

Chi cont

Probab (P)

101*

22

10

29

0

8.71

0.001-0.001

102*

27

4

29

0

2.13

0.20-0.10

103

9

16

17

7

4.38

0.05-0.02

104

10

19

25

5

21.70

0.001®

105

10

19

25

5

3.93

0.05-0.02

106

11

17

24

4

10.97

0.001®

107**

14

14

25

4

7.07

0.01-0.001

108**

9

16

24

2

15.21

0.001®

Los alumnos de los cuatro grupos que aparecen con asteriscos fueron sometidos voluntariamente a un ambiente en el que se presentaron murales con chistes (9 y 10) y otras manifestaciones de humor incluidos los chistes aplicados en los intermedios (recesos) de las conferencias a partir de la prueba intrasemestral 1 (PIS1) y hasta la realización de la PIS2. Los grupos que tienen un asterisco (humor pasivo) escucharon los chistes y otras manifestaciones en los recesos sin recibir explicación mientras que los dos últimos con 2 asteriscos (humor activo) recibieron los chistes y una explicación detallada de la literatura reiterada en las clases correspondientes, acerca de los efectos beneficiosos de la risa sobre la salud contrarrestando el estrés. En los 4 grupos restantes

Estos resultados sugieren un efecto positivo de los chistes en los resultados. Esto parece ser más evidente en los dos grupos a los que se les explicó la existencia de datos en la literatura que hablan de los efectos reductores del estrés que tiene la risa (1al 7). Esta situación pone en evidencia la importancia del conocimiento en los resultados cognitivos del chiste. Los reportes acerca de los cambios cerebrales durante el chiste pueden ayudarnos a comprender el resultado mucho mejor. La percepción del humor envuelve la totalidad del cerebro y sirve para integrar y balancear la actividad en ambos hemisferios. Derks del college de William y Mary Williamsburg (12) nos muestran que hay un patrón de actividad cerebral durante la percepción del humor. registros del eeg en sujetos a los que se les muestra material humorístico muestran que durante el chiste, el cortex izquierdo comienza su función análitica de procesar palabras. poco después la actividad se mueve al lóbulo frontal (centro emocional). Y seguidamente el hemisferio derecho con sus capacidades sintéticas reunidas con las de procesamiento izquierdo, logran el patrón del chiste, unos pocos milisegundos después, antes que el sujeto haya tenido tiempo de reir la actividad se propaga al lóbulo occipital. Fluctuaciones en aumento en ondas delta alcanzan un crecimiento cuando se está produciendo la expresión externa de la risa. Los resultados de Derks muestran que el humor empuja varias áreas del cerebro mas que activar una sola. Coincidentes con estos resultados son los obtenidos mediante la resonancia magnética funcional (RMF) obtenidos por Goel y Dolan (13) el año anterior. Ellos estudiaron un grupo de sujetos a los que se les presentaron 30 chistes fonológicos y 30 chistes semánticos coincidentes con el registro de la imagfen cerebral mediante RMF. Obtuvieron 2 resultados clave:

Estos datos apoyan nuestros resultados ya que las mismas zonas activadas por la risa (area prefrontal media) se encuentran activadas cuando razonamos cualquier hecho. Por ello los estudiantes conocedores de una posible explicación se encontrarían con ventaja respecto de los que lo desconocían. Debe resaltarse no obstante que no podemos plantear que tenemos una demostración completa. Nuestros datos tan sólo sugieren pues hay muchos factores que explican los resultados académicos, como por ejemplo los vinculados a las diferencias individuales cognitivas, índice académico y a la motivación de los estudiantes que no fueron objetivo de análisis en este trabajo. No obstante esto último, nuestra idea sigue recibe cierto apoyo analizando que los estudiantes de los grupos 1 y 2 de humor pasivo en su mayoría de la Escuela Lenin, Tenían un índice histórico de rendimiento superior que los grupos de humor activo (Grupos 7 y 8). Pretendemos en trabajos futuros continuar investigando en esta dirección.

Fase 2. En la sala de hubo completa aceptación del mural y de los chistes contenidos, así como de las actividades que los estudiantes realizaron con los niños enfermos. La Dirección del INOR estuvo de acuerdo en continuar las actividades de pases de visita vespertinos.

Los 30 encuestados coincidieron afirmativamente en las preguntas 2 y 4. 15 encuestados respondieron afirmativamente a la interrogante 3 mientras, 10 lo consideraron dudoso y 5 respondieron que no. En cuanto a la pregunta 1, 20 respondieron mejor, 5 igual y 5 dudoso.

Los datos obtenidos apoyan la idea de que el humor y la risa tienen efectos terapéuticos (14). La risa propicia cambios químicos en el organismo que ayudan a suprimir las consecuencias negativas del estrés (15), al mismo tiempo genera satisfacción y bienestar, elimina la angustia, la tensión y la ansiedad, aumenta la autoestima, aligera el espíritu, estimula la imaginación, aclara la percepción y disminuye las preocupaciones y los miedos (14). Otros planteamientos sugieren que la risa eleva el umbral de tolerancia al dolor, incrementa el ritmo cardíaco, normalización de la presión arterial, dilatación pulmonar, predominio parasimpático con relajación muscular (14) y mejoría de casi todos los órganos reciben beneficios por la risa (Corazón, musculatura abdominal, pulmones, sistema inmune) como se plantea en un reporte desde Brasil donde además se indica que hay un movimiento de médicos de la alegría que se visten de payasos para alegrar a los pacientes (16).

Fase 3. Los resultados pueden explicarse mediante las tablas 2 y 3.

Tabla 2. Comparación de indicadores de tendencia central

 

DS

DSDS

CDIF50

Basal

56.74 ± 25.57

50.79 ± 27.12

25.00 ± 21.27

RISA

78.63 ± 23.91 **

56.41 ± 23.97

29.80 ± 17.38

SERIA

49.83 ± 22.89

50.85 ± 27.79

20.50 ± 23.05

BASAL 2

50.68 ± 25.54

56.60 ± 31.87

31.60 ± 26.09

** P < 0.001

Tabla 3. Comparación de indicadores de variabilidad

 

MEDIA

MODA

MEDIANA

Basal

796.33 ± 109.69

778.00 ± 132.60

802.40 ± 111.90

RISA

784.91 ± 90.07

755.50 ± 107.84

788.20 ± 90.73

SERIA

797.06 ± 110.29

796.50 ± 120.04

801.80 ± 114.99

BASAL 2

830.34 ± 100.82 **

817.00 ± 103.20

832.00 ± 103.08 *

** P < 0.001

Para explicar los resultados cabe señalar primero que la risa normal es la expresión de un tipo de emoción positiva conocida como buen humor. Se sabe el importante role que desempeña el Sistema Limbico en las bases neurofisiológicas de las emociones (17) y los cambios que se producen en el sistema neurovegetativo producto de estas. Por otra parte los indicadores del Ritmo Cardiaco, tanto en el dominio del tiempo como de la frecuencia, son utilizados ampliamente a nivel mundial para determinar el balance simpato-vagal de una persona. Las fluctuaciones del intervalo entre latidos cardíacos, han sido objeto de observación e investigación, especialmente a partir de la introducción de la electrocardiografía. A las fluctuaciones fisiológicas de los cardiointervalos P-P ó R-R consecutivos, se las ha denominado "arritmia sinusal". Con métodos especiales de análisis del ritmo cardíaco por períodos relativamente largos (decenas de minutos, horas), han podido detectarse oscilaciones relativamente periódicas de la frecuencia cardíaca, no asociadas a la respiración y que guardan correlación con las ondas de Mayer de la presión arterial. Considerando como premisas estas ideas clásicas aceptadas por el consenso de los estudiosos del sistema autónomo podemos explicar mejor nuestros resultados.

Se puede observar en la tabla 2 el incremento de todas los indicadores de variabilidad que llegó a ser significativo para la desviación estándar durante la lectura de chistes lo que apunta a un predominio de actividad parasimpática en ese momento y una posterior recuperación en el estado basal final. Sin embargo en la tabla 3 se observa que los indicadores de tendencia central se incrementaron hacia el estado basal final. O sea, si bien la variabilidad se recuperó, no ocurrió lo mismo con la frecuencia cardiaca que fue más lenta hacia el final, lo que apunta a un predominio vagal, después de situaciones jocosas y a pesar de ser seguidas de situaciones serias. Por tales razones nuestros resultados sugieren que los chistes empleados tienen un efecto que perdura en la respuesta autónoma vagal e indirectamente confirma el efecto que contrarresta el daño provocado por el estrés sugerido en estudios anteriores (1,2,3,4,5).

Todos estos resultados en conjunto están en línea con muchas acciones que se realizan hoy en el mundo en el campo de la salud y la risa. Entre estos esfuerzos están los médicos de la alegría de Brasil (16), la asociación norteamericana del humor y la salud que brinda conocimientos avanzados para entender los mecanismos del humor y la risa así como su role en la curación de las enfermedades (16), el Centro Internacional para el humor y la salud (18) cuyo objetivo es divulgar los efectos curativos de la risa (19), Centro para terapia de enfermería que Indica las aplicaciones para enfermeras y ha desarrollado una variedad de estrategias para facilitar la curación y el aprendizaje mediante la risa (20). Otros esfuerzos relacionados con la utilización del humor y la risa en el cáncer (21), y otros en el campo de la salud general y en el huso del humor en enfermería (22). Nuestras contribuciones están en línea con esos caminos. En trabajos futuros continuaremos profundizando en las investigaciones reforzando los estudios en el INOR, con nuestros estudiantes en el ICBP, profundizando más en los cambios autonómicos durante la risa y extendiendo los estudios fisiológicos a los estudios de la función cerebral.