PREVENCIÓN

Los dos factores más importantes en la prevención de la osteoporosis son: la masa ósea máxima alcanzada entre los 20 y los 35 años, y la velocidad de la pérdida ósea después de los 35 años. Por este motivo las acciones preventivas deben iniciarse durante la infancia y continuarse durante la juventud y el período reproductivo con el objeto de conseguir al final de la juventud una masa ósea adecuada, evitando los factores que aceleran su perdida, con este fin debe:

Estimularse la realización de ejercicio y asegurarse una buena ingesta de calcio (1gr antes de la menopausia y en los primeros años siguientes  ésta y 1,5 gr  después) recurriendo a suplementos medicamentosos si la dieta no es suficiente.

Debe evitarse a la vez factores de riesgo corregibles como el alcoholismo, tabaquismo, etc.

El tabaquismo causa efecto tóxico directo sobre el huso y el alcoholismo produce una depresión en la actividad osteoblástica y disminución de la absorción intestinal de calcio.

En los casos de menopausia precoz se deben administrar estrógenos.

Evitar los fenómenos desencadenantes de las fracturas (corrigiendo los factores que facilitan las caídas) cabe plantear una prevención específica en los individuos más propensos a ella.

La administración de suplementos hormonales en mujeres menopáusicas han demostrado la eficacia de los estrógenos, difosfonatos y la calcitonina, en la conservación de la masa ósea de la columna; así como de los estrógenos en la conservación de la masa ósea de la cadera. También se ha comprobado la eficacia de los estrógenos, los difosfonatos administrados antes de los 70 años para prevenir las fracturas de ambas localizaciones;  la del calcio más la vitamina D en ancianos para prevenir las fracturas de cadera. El problema no reside por tanto en la disponibilidad de fármacos sino en la identificación de las personas propensas al desarrollo de osteoporosis.

No obstante, cabe insistir en la utilidad de asegurar un aporte de calcio y vitamina D suficiente a los ancianos.

 

 

CONCLUSIONES

Mediante la realización de este trabajo hemos podido llegar a reforzar y ampliar nuestros conocimientos sobre la estructura del tejido óseo, conociendo las causas que producen la osteoporosis y obteniendo formas para evitar dicha enfermedad.

En este trabajo se demuestra el cambio de lo normal a lo anormal, que sirve para comprender a cabalidad la fisiopatología de la osteoporosis.   En este sentido nuestro interés es también demostrar el cambio estructural que presenta el hueso cuando se da esta enfermedad.   

Este documento debe ser impulsado como un mecanismo de enlace de las ciencias básicas y las ciencias clínicas. 

 

 

BIBLIOGRAFÍA 

MEDICINA INTERNA.     

Farreras, Rozman (HARCOURT)

 

BASES Y PRINCIPIOS DE REUMATOLOGIA.            

Dr. Luis Vidal Neira.

 

ORTOPEDIA Y TRAUMATOLOGÍA

 

FUNDAMENTOS DE MEDICINA, REUMATOLOGIA.              

Dr. Javier Molina  

Dr. José Fernando Molina

 

 

PATOLOGIA ESTRUCTURAL Y FUNCIONAL.                        

Cotran Rumar Collins

Mc. GRAW MILL

 

HISTOLOGÍA.          

Leeson Leeson Paparo

Mc. GRAW  MILL

 

ATLAS EN COLOR DE OSTEOPOROSIS.    

John F. Aloia

 

THE CIBA COLLECTION OF MEDICAL ILLUSTRATIONS.              

Frank H. Netter, M.D.

 

ENDOCRINILOGIA BASICA Y CLINICA.           

Francis S. Greenspan

John D. Baxter

 

GUIA ILUSTRADA DE GINECOLOGÍA.            

SCHERING