Instituto Superior de Ciencias Medicas de la Habana.

 

Facultad de Ciencias Medicas Dr. Enrique Cabrera.

 

Título:   Trabajadores de la salud en las Guerras de  independencia.

 

Autores:  Mitsuky Fung Pérez.

Mayelín Lores Toirac

 

Especialidad: Medicina

 

Tutor: Noel García Morales.

Licenciado en Historia.

 

Asesor: Leonel Tuya Pendás

Profesor Instructor

 

La Habana.

2001

Introducción

Objetivos generales

Objetivos específicos

Concha Agramonte y Boza

Enrique Valeriano Agramonte y Loynaz

Francisco Argilagos y Guinferrer

Sebastian Amábile y Correa

Esteban Borrego Echevarría

Juan Bautista Espotorno y Georovich

Jose Ramón Cosme Boza y Miranda

Miguel Bravo Sentiés

Fermín Valdés Domingues y Quintanó

Rosa Castellanos y Castellanos

Diego Tamayo y Figueredo

Conclusiones

Referencias Bibliográficas

 

 

Introducción

 

  La guerra de los diez años marca una etapa gloriosa de la historia de cuba, donde quedó demostrado una vez más que un pueblo rebelde aunque pequeño puede sostener una lucha contra fuerzas superiores por poderosas que estas sean. El pueblo cubano decidió obtener su independencia y no tolerar más la opresión colonial, aún sin enseñanza ni disciplina militar, sólo con su coraje y decisión, con un espíritu eminentemente patriótico mantuvo durante una década una revolución contra un ejército superior, adiestrado técnicamente, con armamentos de toda clase.

 

   En esta guerra también los médicos, enfermeras, farmacéuticos, estomatólogos y estudiantes, hicieron su valioso aporte en contribución de sangre y heroísmo a la misma desde los primeros momentos, sirviendo a la patria esclavizada donde sus servicios eran mas útiles.

 

  En este trabajo hemos querido reunir algunos de los nombres acompañados de una síntesis biográfica para que ustedes puedan conocer los valiosos servicios prestados por ellos a la patria. 

volver

 

Objetivos Generales

v        Identificar cubanos que pusieron sus conocimientos de medicina y su propia vida al servicio de la independencia de cuba .

 

Objetivos Específicos

 

v       Indagar acerca de los trabajadores de la salud que participaron en las guerras de independencia.

v       Describir las acciones llevadas a cabo por los mismos en este período.

 

volver

Concha Agramonte y Boza

  Nace el 7 de diciembre de 1834 en puerto príncipe de profesión enfermera. En su hogar se conspiraba para la contienda bélica, protegía y daba aliento a los patriotas. Allí encontraron albergue los comprometidos  que de la habana acudían a incorporarse al campo insurrecto, entre ellos los hermanos Sanguily, Ayesterán, Antonio Sambrana, entre otros.

  Sumado Camagüey al grupo separatista de céspedes, con sus hijos, acompañó a su esposo a la manigua. Ella no esgrimía el arma de la guerra sino que fungía como enfermera, curando y mitigando dolores por el triunfo mambí.

  Sorprendida por una fuerza española obtuvo un salvoconducto y logró pasar al exilio con sus hijos pequeños dejando los otros peleando en la manigua. Regresó a cuba en la paz del zanjón. Muerto su esposo y al producirse la revolución de 1895 su casa de la ciudad fue lugar de reunión de los simpatizantes de la causa, mediante ella fueron al campo de batalla los Menocal, Arango, entre otros. Es la intermediaria entre los mambises y sus familiares.

  A los 65 años fue encarcelada e internada en la casa de las recogidas, muriendo el 24 de agosto de 1922 en Camagüey.

volver

 

Enrique  Valeriano Agramonte y Loynaz

  Nace el 14 de abril de 1843 en puerto príncipe. Estudiante de quinto año de medicina.

  No terminó los estudios universitarios pues al iniciarse la guerra de los diez años se incorporó al movimiento en Camagüey. Enrique Agramonte estuvo encargado de  la fabricación de pólvora y municiones, así como el arreglo de armas. Su comportamiento había sido digno y valeroso, ganando merecidamente su ascenso a coronel  en la guerra de los diez años. Militaba en las fuerzas que dirigía su hermano, tomando parte en cada combate. Un día hubo un encuentro entre estas fuerzas  y una columna enemiga, los cubanos estaban atrincherados  al paso de esta y se formó un fuerte tiroteo. En el calor de la refriega se separo un joven oficial del enemigo y entonces Enrique, saltando de la trinchera  sé dirigió a él, retándolo. Los jefes de ambas fuerzas  ordenaron el alto al fuego mientras duró el combate, en medio de aquel silencio  cayo  herido el oficial español y Enrique  retrocedió, el fuego se reanudó cuando el herido fue retirado.

  Fue ayudante del general Tomás Jordán y ostentaba el grado de teniente coronel, acompañó además al general en sus viajes a Nassau. De allí pasó  a estados unidos de acuerdo con su hermano  el mayor Ignacio Agramonte, para atender a su madre, viuda, pues  Ignacio no podía abandonar la revolución.

  

 

volver

 

Francisco Argilagos y Guinferrer

  Nació el 4 de septiembre de 1838 en puerto príncipe.

  Médico-cirujano y oculista en la facultad de medicina de parís, médico- cirujano del hospital oftálmico de san Vicente de Paul, Francia además, escritor y filólogo.

  Sus ideas liberales lo hicieron actuar por la independencia mucho antes de 1868, fue uno de los primeros y más calurosos  que secundaron el pronunciamiento a Yara, figurando desde mucho antes de los clubes  masónicos con fines políticos.

  Inicia sus actividades en la guerra de los diez años, gestionando la compra de armas en Nassau. Fue comisionado para dar cuenta de la importante adquisición y desembarcó  en la habana, internándose  luego en  ciego de Ávila donde es denunciado, detenido y encarcelado en un cepo.

  Lograda su libertad marchó a Camagüey participando en la junta magna de las minas. figuró en el contingente armado de Camagüey como soldado. Perteneció al comité del centro. Fue comisionado para recibir  el cargamento adquirido en Nassau, las primeras armas que recibía la revolución de Yara. Participó en el primer encuentro con las tropas de Valmaseda, que fueron derrotadas, desenterró la imprenta que en un platanal  tenía oculta y publicó el primer parte oficial del comité de bonitas en el boletín de guerra, el primero que se imprimiera en la región camagüeyana, además  de combatiente ejercía su profesión de médico-cirujano, asistiendo a los heridos  en la misma acción y afrontando los riesgos de las terribles  epidemias de cólera y viruela que diezmaban muchos campamentos.  Participo activamente en la guerra y hecho prisionero, sentenciado a muerte, pudo sobrevivir, pues el jefe del campamento enemigo le perdonaba la vida si salvaba a un sargento malherido.

  Participó en las guerras del 95 y residiendo en Colombia fundó la junta revolucionaria cubana, que contribuyó con fondos  para la guerra. Además realizó una activa campaña de prensa.

  Muere el 9 de noviembre de 1908 en Santiago de cuba, pobre y sin recursos  la familia para su sepelio.

 

    

volver

 

Sebastián Amábile y Correa

 

 

  Nace el 12 de diciembre de 1845 en Santiago de cuba.

Estudiante de medicina.

  Siendo estudiante inventó un procedimiento para evitar las infecciones en las heridas  que puso en práctica en la guerra de  secesión norteamericana en la que participó. Se gradúa de doctor en medicina en la ciudad de new york y en 1867 regresa a cuba. En la habana se relaciona con la juventud que conspiraba, participando desde los primeros momentos en la actividad separatista.

  Al inicio de la guerra de los diez años decide incorporarse a la misma pero la vigilancia de las autoridades se lo impide y decide embarcarse a estados unidos, y en abril de 1869 se une a una expedición organizada por francisco Javier Cisneros rumbo a cuba. Tuvieron un encuentro al desembarcar, pero haciéndose fuertes resistieron al enemigo y recuperaron el cargamento de armas que traía la expedición.

  El combate se reanudó con nuevos refuerzos de los españoles, Sebastián Amábiles fue herido en el rostro, la bala le entró por el pómulo izquierdo y salió por la frente, el ojo había saltado del cóncavo y le colgaba sobre la mejilla, por la grieta de la frente se veía la sustancia del cerebro. Como al andar el ojo le azotaba el rostro, sin que nadie pudiera evitarlo, se lo arrancó de un tirón y lo boto.

  Fue hospitalizado y ubicado al lado de un teniente del ejercito español, que se quejaba mucho. Amábile que había perdido los dos ojos dijo al español: si le duele mucho, amigo fúmese un cigarro y si le sigue doliendo grite fuerte  viva cuba libre y verá como se le calma el dolor. Dicen que el teniente no volvió a quejarse más.

  Amábile murió luego 13 días después como el mismo dijera sus días estaban contados.   

 

volver

 

Esteban Borrego Echevarría

 

 

   Nace el 26 de junio de1849 en puerto príncipe.

  A punto de ser bachiller estalló la insurrección del 68, fue jefe de servicios de avanzadas en Najasa. Más tarde fue ayudante y secretario de Pedro recio Agramonte alcanzando los grados de capitán en el primer regimiento de infantería de línea. Fundó dos escuelas en la manigua, fue ayudante del general mateo casanova y con este salvo una expedición, ya entonces tenía los grados de comandante.

  Participó en un combate en las Tunas donde resultó herido en la cabeza y en una pierna, de esta forma recibió los grados de coronel.

  Terminada la guerra de los diez  año trabaja como maestro, encuadernador de libros, pero quiere nuevos campos para su superación intelectual y por ello matricula en la universidad de la habana donde obtiene el grado de bachiller en medicina.

  Trabajo como médico municipal y fue de los fundadores de la sociedad de estudios clínicos de la habana. Al iniciarse la revolución del 95, ante la persecución de la política colonial, se exilia con su familia a los Estados Unidos, donde es nombrado por el partido revolucionario cubano delegado en costa rica y el salvador. En la paz  fue profesor universitario, subsecretario de institución  pública y superintendente de escuelas.

Enfermo y desengañado se suicida el 29 de marzo de1909.

volver

 

Juan Bautista Espotorno y Georovich.

 

 

  Nace el 18 de septiembre en trinidad. El 5 de febrero de 1869 secundando el movimiento de Yara, se alzó en trinidad. Promovió con Federico Cabada la insurrección en las  villas. Asistió a las primeras acciones, entre ellas, la del Narciso y de las Guásimas, que fue una de las más sangrientas de la década. Ascendido a coronel  paso en diciembre de 1870 a la zona de Santi Espíritus y de hay a Camagüey bajo las ordenes de Agramonte, en cuyo año se batió en buenavista, caserío del Júcaro.

  En 1872 fue electo representante a la cámara en la manigua por las villas. Al ocupar la presidencia de la república salvador Cisneros Betancour por la deposición de Céspedes es designado presidente de la cámara y en septiembre de 1875 ocupa internamente la presidencia de la república. Como presidente nuevo poco podía hacer se limito a borrar las huellas del mal y restablecer el orden, sin embargo tuvo la suerte  de marcar su paso por la presidencia, firmando un decreto que mientras existió legalmente  fue el único escudo que tuvo una revolución.

  Según este se condenaba a muerte a todo portador de proposiciones que no estuviesen basadas en la independencia. Durante su breve periodo presidencial, se convocaron nuevas elecciones, resultando electo tomas estrada palma. Entregó el poder el 29 de marzo de 1876  retornando a su puesto en la cámara de representante, para el que había sido electo. Tuvo la mala suerte de declarar disuelta la cámara en las oscuras horas contiguas a las del zanjón, la ultima sesión de la cámara fue el 8 de octubre de 1878. Espotorno muere en trinidad el 29 de octubre de 1917.

 

 

volver

 

José Ramón Cosme Boza y Miranda.

 

 

  Ejerciendo nació el 27 de septiembre de 1828 en la ciudad de Puerto Príncipe, licenciado en medicina y cirugía en la universidad de España y bachiller en filosofía.

  De francas ideas separatistas participo activamente en la conspiración de Puerto Príncipe y perteneció a la junta revolucionaria de Camagüey, fue además el primer contacto que tuvieron con la ciudad las fuerzas que mandaba Jerónimo Boza Agramonte

  Se incorporó luego al ejército libertador y fue designado, por Carlos Manuel de Céspedes, jefe de sanidad del estado de Camagüey. Fue uno de los médicos que atendió personalmente al presidente céspedes.

  En noviembre de 1873 sale en comisión para new York, llevando importante correspondencia y para descifrar las comunicaciones escritas por medio de la tabla pitagórica que se le había enviado a la agencia. En la emigración continuó trabajando por la revolución hasta la paz  del zanjón donde retorna como médico.

Muere en puerto príncipe el 3 de abril de 1885. 

 

volver
 
Miguel Bravo Senties

 

 

  Nació en 1874 obtuvo el título de licenciado en medicina y cirugía en la universidad de España, se incorpora a la universidad de la habana en 1860. ejerce como médico en Cárdenas donde realizó investigaciones.

  En la ciudad de cárdenas es el jefe del movimiento separatista. En febrero de 1879 fue detenido y encarcelado por conspiración. En febrero encabezó una acción para producir un alzamiento en cárdenas, este fracaso y fue detenido.       En 1869 es nombrado por la junta cubana en new york delegado en Venezuela.

  En febrero de 1872 llega al campamento de Gómez en jarahueca (oriente) después de haber regresado del presidio en África, donde fue deportado.

  Actúo como medico en la revolución y luego fue secretario personal de Carlos M de céspedes, además fue su médico. Continúa su ascenso en la revolución y en 1972 es secretario de guerra designado por céspedes. Depuesto céspedes, el presidente cisneros betancour, para evitar problemas en la zona de Bayamo dispuso que el Dr. Miguel Bravo Sentéis pasase a Camagüey a ocupar el puesto de jefe de sanidad militar.

Bravo senties  que fue el último secretario de estado del gobierno y se  declaró oposicionista al presidente Cisneros, siendo iniciador de la rebeldía que culminó en Lagunas de Varona.

  Era el cerebro que actuaba. Tanto es así que al presentarse Cisneros se le niega autoridad como ejecutivo, a lo que replicó el presidente que sólo la cámara podía deponerlo y que si no se sometían a su autoridad, eran declarados fuera de la ley. En nombre de los sublevados hablo el doctor, replicando que todos se declaraban fuera de la ley antes que obedecerlo.

  Fue este doctor el cerebro motor que tuvo Vicente García para su labor divisionista en Lagunas de Varona, siendo el autor intelectual de aquel movimiento.

  A pesar de su directa e inmediata participación en estos sucesos conservo siempre su popularidad entre las masas orientales siendo diputado de la cámara en oriente, es hecho prisionero.

  Firmada la paz del zanjón retorno a la vida civil. Murió en 1881 en cárdenas como resultado de una enfermedad que contrajo durante la guerra de los diez años.

 

volver

 

Fermín Valdés Domínguez y Quintanó

  Nació el 10 de julio de 1853 en la habana.

Estudió en el colegio San Anacleto donde conoció a Martí, y surgió una amistad entrañable. En 1864 fueron al instituto de segunda enseñanza de la habana.

  El 4 de octubre de 1869 fue detenido junto con su hermano, acusado de   haberse burlado de un voluntario que desfilaba por la tarde en parada militar frente a la casa de ellos. En un registro encontraron una carta dirigida a un compañero, suscrita por él y José Martí, lo que determinó también la prisión de este último. El desdichado suceso les costo un año de privación de libertad.

  El 19 de octubre de 1871 matriculó en la carrera de medicina. Los sucesos ocurridos en noviembre con sus compañeros trajeron como consecuencia que fuera condenado a 6 años de presidio y sólo contaba con 18 años de edad.

  Abandonó la isla a bordo del vapor correo español que zarpó del puerto de la habana el 30 de mayo de 1872.

Fermín y Martí continuaron sus estudios en la universidad central de Madrid, luego tienen que trasladarse a otras universidades por que el clima les hacia daño.

Desde que Fermín salió de presidio solo tuvo en su mente una idea, reivindicar la memoria de sus compañeros fusilados.

Al llegar su momento se incorporo el 24 de julio a la guerra del 95, lucho primero bajo las ordenes del general José maceo ocupando el cargo de jefe de sanidad del primer cuerpo, atendiendo a en los combates y fuera de ellos. mas tarde paso a prestar sus servicios bajo las ordenes del general en jefe en el cuerpo de estado mayor.

Entre el 11 de enero y el 7 de mayo de 1896 desempeño el puesto civil de secretario de relaciones exteriores con el rango de mayor general.

en la paz Fermín no gozo de prebendas, ni desempeño oficios lucrativos, sino que ejerció modestamente su profesión de medico hasta la fecha de su fallecimiento, el 13 de junio de 1910.

 

volver
 
Rosa Castellanos y Castellanos

 

 

  Nace en 1834, Bayamo.

  Por su inteligencia e intuición se hizo muy experta en el conocimiento de las propiedades medicinales de muchas plantas. Altruista, no hizo de sus conocimientos un medio de lucro, sino que los ofreció para aliviar dentro de sus posibilidades los males o dolencias humanas.

  Se incorporó a la guerra de los diez años con su esposo. Ella poseía valor para la pelea, pero prefirió curar a los heridos y enfermos, para lo que tenia amplia disposición y vocación psíquica. Fundó, y atendió personalmente un hospital en la serranía de najasa. El cual administró.

  Comenzó a seguir las fuerzas cubanas y en los combates se hacia  cargo del hospital de sangre, ayudando a los médicos y sanitarios en la primera cura de los heridos. Después estableció hospitales ambulantes para la curación de heridos y finalmente levantó un magnifico hospital en san Diego del chorrillo, donde hospitalizaba a los libertadores y los atendía cuidadosamente. Rosa la bayamesa, tenía que hacer de médico, sanitario, cocinero, forrajero y químico para facturar los medicamentos que necesitaba para sus pacientes. Era lavandera  y hasta servia de postillón explorador y escolta del hospital. el cual gracias a su vigilancia nunca fue asaltado.

 En cierta ocasión un desertor cubano se alistó como jíbaro español e intentó guiar las fuerzas de la guerrilla hasta el hospital de chorrillo. Esa vez el hospital estaba atestado de heridos procedentes de la acción de las Guásimas y jimaguayú. El jíbaro se acercó al predio del hospital y allí se apostó, pero rosa que lo estaba vigilando le disparó cuando este retornaba a incorporarse a su tropa, mandándolo al otro mundo, otra vez logró salvar 17 de sus heridos, escondiéndolos en la manigua de las tropas españolas. Fallece en Camagüey en 1907.

 

 

volver

 

Diego Tamayo y Figueredo

  Nació en Bayamo el 29 de septiembre de 1852.

  El diez de octubre de 1868 era el día fijado por la familia para que Tamayo retornara al colegio, siendo la ruta hacia manzanillo con el fin de hacer el viaje por barco hasta batabanó. Céspedes y los patriotas que lo seguían estaban alzados en armas contra España. El movimiento de tropas españolas era intenso, el joven tamayo pudo comprobarlo con sus propios ojos y su mente ágil comprendió que los cubanos necesitaban conocer donde estaban situados los soldados adversarios, por lo que se desvía de su ruta dirigiéndose a palmas altas donde estaban céspedes. Allí le informa ampliamente de la dirección y destino de las tropas españolas. Céspedes admira la actitud valiente y oportuna del joven y valorizando la importancia del aviso le dice: necesito que vuelvas a Bayamo, evitando el encuentro con esas tropas y digas a perucho figueredo que avise a todos los jefes del movimiento que me he pronunciado hoy al amanecer y que dentro de algunas horas salgo al paso de los españoles que se dirigen a Yara. Que me espere que enseguida iré a Bayamo.

  Diego tamayo fue calificado como el primer correo de la guerra de los diez años. Cuando céspedes entró en Bayamo, se le presentó el joven tamayo diciéndole: mi general, sus órdenes han sido cumplidas. Diego fue titulado como el primer embajador cubano de la república en armas, pues céspedes, deseando comunicarse con perucho figueredo le dio un mensaje y le dijo: ningún embajador más apropiado, pues debido a su corta edad no será sorprendido por el enemigo. pero tamayo no terminó sus servicios a la revolución con aquel hecho, sino que se incorporó a las fuerzas del general modesto Díaz participando en varios combates.

  Durante la visita que hace a su madre el 7 de abril de 1869, fue sorprendido por los españoles y hecho prisionero siendo así el primer prisionero de la guerra de los diez años. por un tiempo pesó sobre él la amenaza del fusilamiento pero su corta edad lo salvó de tal pena.

Expulsado con su familia de manzanillo se trasladan a la habana. A los 18 años su vida era una perenne inquietud, estaba fichado como vigilado para evitar que se incorporara nuevamente a la lucha.

Embarca para España donde termina la carrera de medicina. durante su estancia en España estando Tomás estrada palma y José Nicolás presos en el castillo de figueras, tamayo los visitó de lo cual ambos presos se sintieron muy agradecidos

   Años más tarde se incorpora  a la guerra del 95 donde funge como secretario de gobernación, miembro de la academia de ciencias de la habana, llevando así una intensa vida pública y científica.

  Muere en 1926 en ciudad de la habana.

 

volver

 

Conclusiones

  

  Con este trabajo hemos querido dar a conocer datos acerca de algunos de los muchos hombres y mujeres que pusieron al servicio de la patria sus conocimientos acerca de la medicina, para contribuir de esa manera a la independencia de cuba. No solo participaron salvando vidas  sino que realizaron extraordinarias acciones en las diferentes etapas de la lucha insurreccional. 

 

  Además exhortamos a estudiantes y profesores que se interesen por conocer la  labor realizada por aquellos hombres la cual no es ampliamente conocida  en la rama en que nos encontramos.

 

 

 

Referencias  Bibliográficas

 

  1. Rodríguez Expósito, Cesar. Índice de médicos, dentistas, farmacéuticos y estudiantes en la Guerra de los Diez Años. La Habana. 1968.  
  1. Le Roy y Gálvez, Luis Felipe. A cien años del 71, El fusilamiento de los estudiantes. La Habana. 1971.