Resumen

 

 ...”Cuando Hugo nació, a sus padres se le cayó el alma a los pies. El niño no estaba bien. No rompió a llorar y tenía las piernas extrañamente torcidas hacia adentro. Julián y Carmen vieron como la alegría del nacimiento de su primer hijo quedaba empañada por una preocupación que fue aumentando con el paso de las semanas. El niño lloraba sin lágrimas y tenía la mirada fija y bizca. Sufría problemas para mamar y poco a poco se hizo ostensible que no sonreía, babeaba demasiado, tenía el paladar hundido y la dentadura no se desarrollaba con normalidad... ” (1)

Así comenzó la historia de este niño.

 Nuestro trabajo tratará sobre un caso parecido que pudimos encontrar en nuestras salas de pediatría del hospital “William Soler”. Se trata de un Síndrome  de Moebius, una anomalía muy vieja en el mundo pero de la cual se conoce  poco. Pretendemos hacer una presentación de este  caso y para ello contamos con el examen directo del menor de 2 meses de edad en conjunto con la genetista de nuestro centro. Además contamos con la historia clínica  y observación de los  resultados de los exámenes que le fueron hechos en el hospital.