FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS "ENRIQUE CABRERA"              ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE HERNIORRAFIA CLASICA Y HERNIORRAFIA CON MALLA.

 

   

RESULTADOS

Los 1046 pacientes operados por hernia inguinal representan el 15% de todas las afecciones por las cuales se intervinieron quirúrgicamente en este periodo de tiempo. El grupo A estuvo compuesto por 802 pacientes para un 76,7% y el B por 244 para un 23,3%, con un promedio de edad de 59,8% en un rango entre 15 y 93 años de edad, donde el 90,2% fueron masculinos.

En la tabla # 1 se muestran los antecedentes de riesgo que presentaron los pacientes estudiados. Es de señalar que un mismo paciente pudo haber presentado más de un factor. Se encontró que el 60% de los pacientes del grupo con herniorrafia clásica tuvieron al menos un antecedente de riesgo, mientras que en el grupo de la herniorrafia con malla se observó en el 68,0% de los casos.

En la Tabla 2 se muestra la localización y el tipo de hernia en relación con la muestra.

Se practicó profilaxis antibiótica en un total de 184 pacientes que representa el 3,6% en el grupo de herniorrafia clásica y el 22,0% en el de la herniorrafia con malla.

La anestesia empleada en el 45,8% de los pacientes fue la local, el 38,6% la raquianestesia y en el 13,5% se intervinieron con el empleo de la analgesia acupuntural. La anestesia general orotraqueal, peridural y general endovenosa se utilizaron en un 1,3%, 0,4% y 0,2% respectivamente.

El 46,6% de las intervenciones fueron realizadas dentro del programa de Cirugía Mayor Ambulatoria sin ingreso. Sólo 16 operaciones (1,5%) fueron de urgencia y las restantes tuvieron un carácter electivo, con una distribución similar para ambos grupos. Se realizó cirugía asociada en 27 pacientes (2,6%), tal  como se muestra en la tabla  # 3.

La estadía hospitalaria media fue de 3 días, discretamente superior en el grupo de la herniorrafia con malla (4 días), frente al grupo de herniorrafia clásica (3 días), no resultando significativa dicha diferencia.

Después de estudiar el consumo de analgésicos por intervalo de unidades consumidas ( menos de 2, 3-5, 6-9 y más de 10), se encontró que la mayoría de los pacientes (53,4%) consumieron menos de 2 analgésicos en el postoperatorio, aunque el grupo de la herniorrafia con malla necesitó consumir más, no se encontró diferencias significativas.

Presentaron morbilidad un total de 87 pacientes (8,3%), como se muestra en la tabla #4, siendo superior en el grupo de al herniorrafia con malla (34 pacientes para un 14,0%) con respecto al de la herniorrafia clásica con 53 pacientes para un 6,6%.

Se encontró además que la tasa de infecciones en ambos grupos se aproximó a la significación estadística (p=0,064)

Tanto la edad superior a 65 años como la existencia de recidiva previa se asociaron estadísticamente con una mayor presencia de hematomas y de infecciones de la herida. Ninguna de las 17 infecciones registradas habían recibido previamente profilaxis antibiótica, y de los que la recibieron, ninguno tuvo infección, sin embargo, no se obtuvieron diferencias significativas al respecto.

Se reconocieron dos pacientes que presentaron intolerancia a la malla (0,8%), objetivamente por supuraciones crónicas a través de la herida y extrusión parcial de la malla, que requirió extirpación parcial. Las intolerancias se produjeron a los 5 y 7 meses de la intervención y en ningún caso significaron la presencia de recidiva.

Requirieron intervención en la misma estancia hospitalaria 6 pacientes ( 3 drenajes de abscesos, 2 drenajes de hematomas y un caso de hemorragia operatoria)

Presentaron recidivas un total de 18 hernias (1,7%) como se representa en la tabla # 5. El tiempo medio de recidiva fue de 9,4 meses, con una mediana de 7 meses. El grupo de herniorrafia clásica presentó 16 recidivas (2,0%) mientras que el grupo de la herniorrafia con malla presentó    solo 2 (0,8%), no siendo significativas dichas diferencias.

Al comparar las tasas de recidivas por grupos sobre hernias primarias ( un 1,1% de herniorrafia clásica frente a un 0,1% de herniorrafia con malla), sí se encontraron diferencias estadísticamente significativas (p=0,037). La tasa de recidivas sobre hernias previamente recidivadas (del total de la serie) fue de 5,7%, muy superior a la tasa de recidivas sobre hernias primarias, que fue de 1,2%. Estas diferencias resultaron muy significativas (p=0,07%).

La presencia de bilateralidad y la existencia de morbilidad previa también guardaron una relación significativa con la presencia de recidiva (p=0,016 y 0,048) respectivamente.