FACULTAD DE CIENCIAS MEDICAS "ENRIQUE CABRERA"                  ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE HERNIORRAFIA CLASICA Y HERNIORRAFIA CON MALLA.

 

INTRODUCCION

La hernia inguinal es una afección de elevada prevalencia, representando el procedimiento quirúrgico  que más se realiza en un Servicio de Cirugía General, con tasas aproximadamente del 10-15%.

La trascendencia  que esto adquiere resulta evidente cuando a su elevada incidencia se le añade la alta tasa de recurrencia con las que se asocia, un 10-15% para las hernias inguinales primarias y un 25% para las hernias inguinales recidivantes, en términos generales (1).

La enorme repercusión socioeconómica que esto supone hace que esta entidad sea de creciente interés para el cirujano actual, de manera que no ha escapado a las tendencias de la Cirugía Moderna, como la inclusión en programas de Cirugía Mayor Ambulatorias, utilización de prótesis en su reparación, empleo de técnicas laparoscópicas, entre otras.

Pocas afecciones han dado lugar a tantas variedades de procedimientos reparadores como la hernia inguinal. Desde que Bassini presentara en 1888 su técnica de reparación (2), durante un siglo han surgido numerosas técnicas encaminadas a ofrecerse como intervención ideal (curación definitiva, mínimas complicaciones y rápida recuperación social). Los resultados eran similares entre ellas y se buscaba principalmente evitar la recidiva, auténtico problema de esta afección. En 1986, Lichtenstein, coincidiendo con la aparición de materiales con mayor biocompatibilidad, introduce el concepto de hernioplastia sin tensión  mediante el uso de mallas aportando tasas de recidiva realmente bajas (3). Desde entonces han sido numerosas publicaciones y comunicaciones derivadas del empleo  de esta técnicas y sus variantes, siendo el mínimo dolor postoperatorio, la pronta incorporación laboral y el bajo índice de recidivas los pilares en los que se apoyan estas técnicas. Así cada vez es mayor el número de adeptos al empleo de materiales protésicos para la reparación herniaria y muchos autores que preconizaban el uso de mallas exclusivamente en casos de recidiva o en hernias de gran tamaño ya las colocan de manera sistemática, incluso en nuestro país. Frente a éstos también han aparecido numerosos detractores del empleo de estos materiales basándose en el posible rechazo e infección que éstos pudieran producir. Por tales razones nos hemos decidido a realizar este trabajo con el objetivo de comparar y analizar, en términos de recidiva y complicaciones, la herniorrafia inguinal clásica  y la herniorrafia con malla.