INTRODUCCIÓN

Muchas acciones de promoción y educación de la Salud y la sexualidad se están realizando en el mundo entero, pero estas resultan aún insuficientes si analizamos el acelerado aumento de la incidencia, de VIH/SIDA en estas edades. (2) Es una urgente necesidad el trabajo preventivo si tomamos como antecedentes en nuestra investigación que:

•     Más de la mitad de la población mundial es menor de 25 años.

•     Cada vez mas los jóvenes están siendo activos sexualmente, iniciando tempranamente las relaciones sexuales.

•     A nivel mundial más de la mitad de las personas con VIH son menores de 25 años.

•     Por lo general los jóvenes tiene información limitada sobre la sexualidad y no tiene acceso a consejeros o servicios de planificación familiar.

•     Algunos jóvenes son más vulnerables que otros por las propias características de la edad se inclinan al uso del alcohol, drogas, etc. (3)

•     En nuestro país, el grupo de los 15 a 24 años exhibe las tasas más elevadas de sífilis y blenorragia en la población cubana. Las cifras de adolescentes de 10 a 14 años, aunque muy bajas evidencian que al menos una parte de estas han iniciado las relaciones sexuales y lo hacen sin conocimiento y protección adecuada. (4)

A diferencia de otros países en el mundo y en la región, el número de casos notificados por SIDA en el grupo de los 10-14 años es muy bajo y en el grupo de los 15-24 anos no se registra el incremento geométrico observado en otros lugares, aunque las tasas son altas. (1)

Todas las personas sexualmente activas pueden estar en riesgo de infección, siempre que tengan algún comportamiento en que se pongan en contacto con sangre, semen o secreciones vaginales. (conocimiento sobre VIH). (4)

Se han realizado varios estudios que incluyen como riesgos de infección la realización de prácticas sexuales de alto riesgo sexo anal, uso a veces o nunca del condón, padeciendo de otras ITS, nivel educacional, mujeres solteras, entre otras). (4)

Otros estudios explican los factores intrasubjetivos que explican la conducta de las personas y las cuales los ponen en riesgo de infección por VIH. Ellos son:

•     Estudios de actitud hacia usos del condón. Las personas que tiene una actitud positiva hacia el uso del condón tienden a usarlo más que los que tienen una actitud negativa.

•     Se investigan factores que influyen en el uso o no del condón, como tener una pareja que no quiera usarlo, estar enamorado, dificultad para cambiar patrones de conducta establecidos a pesar del entendimiento lógico de los riesgos que se corren, no percibe el riesgo de infección, tener relaciones sexuales con parejas ocasionales, tener múltiples parejas sexuales, entre otros.

•     Estudios que explican los factores que influyen en la percepción del riesgo, tales como eventos vitales, susceptibilidad, efectividad, conocimiento de las medidas preventivas, miedo, percepción de normas sociales, percepción de autoeficacia, etc.

•     Estudios que destacan las barreras para la acción preventiva tales como: normas culturales, pasividad de la mujer en la negociación del sexo protegido, grado de la excitación durante primeras prácticas sexuales riesgosas, perciben beneficios físicos, psíquicos y emocionales que sobrepasan las amenazas de adquirir el VIII, falsa percepción del sero status del otro (a partir de características preceptuales como por ejemplo la apariencia física, baja percepción de riesgo. fuerte atracción sexual, tomar alguna medida y obrar otra). (5)

 

OBJETIVOS

GENERAL:

Determinar la percepción del riesgo de enfermar por ITS/VIH/SIDA en jóvenes de la Universidad Médica de Camagüey.

ESPECIFICOS:

Determinar:

•     Información sobre VIH/SIDA.

•     Percepción de riesgo de enfermar(Conducta sexual)

•     Percepción social de una persona que vive con el VIII.

•     Frecuencia y uso del preservativo.

•     Forma de prevención.

 

 

MATERIALES Y METODOS

Se realizó un estudio descriptivo y transversal.

Nuestra muestra de estudio abarcó 120 estudiantes del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camagüey, de las facultades de Estomatología, Medicina y Enfermería. Esta muestra es significativa de la población estudiada según datos obtenidos en secretaria de la matrícula de cada facultad. Se encuestaron igual número de mujeres y de hombres en cada facultad y sobretodo de los primeros años de sus Carreras.

Se realizó una encuesta confeccionada por los autores a partir de una amplia revisión bibliográfica y sometiéndola a criterios de expertos. (y. Anexos)

La valoración estadística de los datos del estudio se efectuó mediante sistema computarizado que se procesó en una computadora utilizando el sistema Windows 98 donde se realizó distribución de frecuencia, test de hipótesis y proporción, y chi cuadrado, se utilizó en todos los casos el software MICROSOFT EXCEL 2000 y ACCESS 2000.

 

 

 

 

 

 

 

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS

La Tabla. No. 1 nos muestra el año y la especialidad de los encuestados, donde observamos que la mayoría de ellos pertenecen al primer año de las carreras de Medicina(33,3%), Estomatología(26,6%) y Enfermería(26,6%), los demás pertenecen al segundo año y tercero de las dos últimas facultades mencionadas.

En la Tabla No. 2 podemos observar la distribución de los encuestados según la edad, la mayor parte de ellos tenía 18 años (41,67%) seguida de los que tenían 19 años(20,83%) y de 21 años (10,83%).

La Tabla No.3 la distribución de los encuestados por el sexo, donde se aprecia que la muestra fue tomada equitativamente entre hombres y mujeres.

La Tabla No.4 muestra el estado civil de los encuestados, 115 de ellos (95,8%) son solteros, sólo 5 son casados.

A la pregunta ¿tienes pareja sexual?, en la Tabla No. 5, se observa que la mayoría respondió que tiene pareja sexual y estable (50,83%), seguidamente 31 encuestados (25,8%) respondieron que no tienen pareja sexual, finalmente 23 tienen pareja inestable aunque mantienen relaciones protegidas.

La pregunta ¿crees estar en riesgo de contraer VIH/SIDA? que se observa en la Tabla No. 6 era para conocer la percepción que tenían de enfermar por ITS/VIH/SIDA obteniendo en los resultados que sólo el 31,67% dijo estar en riesgo, el 47,5% dijo no estarlo y el 20,83% no supo.

Para conocer el porqué de la respuesta dejamos la pregunta abierta. Después agrupamos por categorías las respuestas recogidas.

Así que del 31,67% que dijo sí, al responder el porqué dijeron:

Por tener relaciones sexuales desprotegidas               11
Por ser inestables                                                      10
Todos tenemos el riesgo                 .                             9
Por otras vías de transmisión                                        2
Fallos del preservativo                                                 3
No opinaron                                                                3

El 47,5% de los estudiantes dijeron no estar en riesgo porque:

Se protegen                                                   16
Me cuido y confío en mi pareja.                        5
Soy estable                                                    14

Relación estable y protegida                             2
No tengo pareja por ahora                               3
No tengo pareja                                               1
No tengo relaciones sexuales                            5
No soy promiscuo                                            2
Somos cristianos                                              1
No opino                                                         6

Finalmente 25 estudiantes respondieron no sé porque:

•     No hay seguridad nunca                             5
•     Infidelidad                                                  7
•     Casi siempre uso el preservativo                 1
•     Relaciones sexuales anteriores                    4
•     No uso condón                                          2
•     Otro                                                          4
•     No opino                                                   6

La Tabla No. 7 muestra la información que consideran que tienen sobre ITS/VIH/SIIDA los encuestados, donde encontramos que el 76,67% se consideran informado, el 20% muy informado y sólo 3 estudiantes (2,5%) refirieron estar poco informados y uno solo señaló estar nada informado.

Revisando la frecuencia con lo que llevan un preservativo en su cartera o billetera en la Tabla No. 8 encontramos que el 17,5% lo hace siempre, del resto que son 99; 46 (38,33%) nunca lo lleva y 25 (20,84%) lo lleva algunas veces, 19 casi siempre y 9 muy pocas veces. O sea que cabe la posibilidad que estos 99 encuestados se enfrenten a relaciones sexuales desprotegidas al no llevar siempre el preservativo.

Buscando conocer la percepción social sobre el VIH, en la Tabla No. 9 encontramos que los resultados fueron muy favorables al considerarse que son personas: parecidas a uno (41-67%). nada diferente (1 8,33%), muy parecidos (15%), nada parecido (13,3%), diferentes( 10%) y muy diferentes solo 2 estudiantes para un 1,67%.

Reuniendo 90 de nuestros encuestados y encuestadas se encontraron muy parecidos, nada diferentes y muy parecidos y sólo 30 estudiantes percibieron presencia a sentirse diferentes, nada parecidos y muy diferentes.

En la Tabla No. 10 se evalúa la frecuencia del uso del preservativo en las prácticas sexuales de los encuestados, donde encontrarnos que sólo el 19,17% lo usa siempre, el resto de la muestra (97 estudiantes) eligieron otra respuesta como; algunas veces, el 25%, nunca el 20,83%, casi siempre el 20% y muy pocas veces el 15%.

En la Tabla No. 11 se comprueba la percepción social que sobre las personas con VIII tienen los jóvenes, buscamos también encontrar al percibirse sin diferencias, elementos para definir su percepción de riesgo. Otra pregunta con este fin fue esta donde buscamos conocer como es una persona con VIH y encontrarnos en los resultados que el mayor porciento dijo que eran inestables sexualmente (46,67%), cualquier persona (13,34%), todas las anteriores (10$4%), otras (5,84%), heterosexual (5%) y desocupado profesionalmente (2,5%). Otros hablaron de la combinación de algunas de las características anteriores, por ejemplo 3 estudiantes que eran homosexuales, bisexuales y heterosexuales. Estos resultados muestran lo que se ha avanzado en la aceptación social del paciente con VIH.

En la Tabla No. 12 se preguntó acerca de la conducta sexual de los encuestados, respondiendo la mayoría que es de poco riesgo de enfermar de VIH/SIDA con 66 (55,0%), 34 dijo de ningún riesgo, sólo 11 dijeron ser promiscuos y 9 se consideraron de alto riesgo. Estas respuestas creemos que se deban a que la mayoría tiene una pareja sexual estable o no tiene simplemente ninguna.

En cuanto a la mejor forma de prevenir una ITS/VIH/SIDA (Tabla No. 13)> respondieron que es teniendo prácticas sexuales protegidas (40%), teniendo una pareja estable (31,67%), y en menor aceptación no teniendo relaciones sexuales (6,670/o) y teniendo prácticas sexuales seguras (5,83%).

 

 

CONCLUSIONES

1.   Los resultados obtenidos muestran una adecuada percepción de riesgo de enfermar de una ITS/VIH/SIDA de acuerdo al análisis de todos los resultados.

2.   La mayoría de nuestros(as) encuestados tenían 18 y 19 años y era soltero(a).

3.   La mayoría tenía pareja sexual y estable, y en menor número inestable aunque protegida.

4.   Mayoritariamente respondieron que no están en riesgo de enfermar por una ITS/VIH/SIDA.

5.   Los y las encuestados(as) están informados en temas de ITS/VIH/SIDA.

6.   La percepción que tienen sobre una persona que vive con VIH es adecuada al considerarse, mayormente como parecidos, nada diferentes y que puede ser cualquier persona, sobretodo los inestables sexualmente y no precisamente los homosexuales, prostitutas, entre otras.

7.   Existe una mala actitud con respecto al preservativo pues comenta la mayoría nunca Devano consigo y en menor número algunas veces y en cuanto a su uso sistemático la frecuencia que más primó fue algunas veces, nunca y casi siempre.

8.   Acerca de la conducta de riesgo de enfermar por ITS/VIH/SIDA la mayoría respondió tener poco riesgo y ningún riesgo de enfermar.

9.   La consideración de mejor forma de prevenir una ITS/VIH/SIDA, fue teniendo prácticas sexuales protegidas y teniendo una pareja estable.

 

 

 

RECOMENDACIONES

  1. Que se tengan en cuenta los resultados obtenidos como una forma más de tener un diagnóstico psicológico de los estudiantes del Instituto.
  1. Que se aplique a otros grupos de edades, años de carrera y centros universitarios para ver si son diferentes los resultados.
  1. Que se tengan en cuenta esta información para el trabajo de formación de promotores pares o iguales que existe en el centro.

 

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.        Programa Nacional de Atención al Adolescente. Ministerio de Salud Pública. 2000.

2.        Network en español. Family Health Internacional: Vol 9, No. 3, Julio 1997.

3.        Boletín internacional. Acción en SIDA. No. 25, Abril-Junio. 1996

4.        Conociendo sobre VIII. Colectivo de autores. Manual para el personal de salud y médicos de la familia.

Sexología y sociedad. Revista del CENESEX. Año 4. Enero-Abril 1998 articulo; la ciencia y la salud sexual.