RESUMEN


Se realiza un estudio de 263 pacientes del sexo femenino para determinar su nivel de conocimientos acerca de los medios diagnósticos más importantes en la detección precoz del cáncer de mamas y hacer un análisis del comportamiento de los mismos; en el período comprendido entre enero y diciembre del 2000 en el consultorio 18 del policlínico Carlos J. Finlay de la provincia de Camagüey. Los resultados mostraron que el 100% de la muestra conocía la existencia del autoexamen de mamas y del examen físico en el consultorio ,y solo el 60.08% conocía la mamografía. El médico de familia constituyó la fuente de información principal .Un pequeño porciento de la población no se realiza el autoexamen de mamas . Predominó la realización mensual del autoexamen de mamas en la primera semana después de la menstruación . El 100% de la muestra se realizó el examen físico en el consultorio, mientras que el 13.31% se hizo la mamografía. El medio diagnóstico más importante fue el autoexamen de mamas . El 9.13% de la muestra tenía antecedentes familiares de cáncer de mamas.

 

 

 

 

 

 

 


INTRODUCCION

En los últimos años el cáncer de mama se ha convertido en un problema de salud de gran magnitud no solo por su elevada incidencia sino también por el pronóstico desfavorable que conlleva. En la actualidad el carcinoma mamario es la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres, sobre todo aquellas que se encuentran después de los 45 años de edad (1,3,5,8).

Gran parte de los esfuerzos que se realizan para lograr la curación de la patología o al menos la prolongación de la vida, se dirigen en general tanto al diagnóstico precoz por los procedimientos conocidos como el diseño de pautas de actuación que resultan coherentes y rentables (4).

Entre los factores de riesgo presuntamente implicados en la aparición del cáncer de mama se encuentran los de riesgo primario, entre los que se destacan mujeres entre 50 y 65 años, antecedentes familiares de cáncer mamario en madre o hermana, antecedentes personales de cáncer en la otra mama y primer parto después de los 30 años así como los de riesgo secundario, los cuales son: nuliparidadmenarquía precoz (antes de los doce años), menopausia tardía(después de los 50 años), antecedentes de displasia mamaria, cáncer cervicouterino o de ovario, ingestión de estrógenos, entre otros (1,2,5,7).

Existen tres medios diagnósticos fundamentales en la detección precoz del cáncer de mamas, estos son: el autoexamen periódico de las mamas, el examen físico de las mamas en el consultorio y la mamografía. A continuación explicaremos brevemente cada uno de ellos.

El médico tiene la obligación de enseñar a las mujeres el método del autoexamen periódico de las mamas a la vez que las alentará a efectuarlo con regularidad, preferiblemente cada mes, después de pasada la menstruación pues de esta manera es posible detectar precozmente muchas lesiones (2,3).

Para el autoexamen de mamas, la mujer se puede colocar en distintas posiciones, por ejemplo, se le orientará que se coloque sentada o de pie ante un espejo con los brazos pendientes a lo largo del cuerpo, y ante el espejo levante los brazos completamente y observe. También puede colocar la mano en la nuca de la mama que se va a explorar y con la otra realizar círculos concéntricos a favor de las manecillas del reloj recorriendo los cuadrantes,  así como la areola y el pezón; esto mismo se puede realizar durante el baño donde el jabón facilita el deslizamiento de las manos (1,2,5).

También con la paciente acostada en una superficie plana, se le indicará que  coloque una almohada debajo del hombro de la mama que se va a explorar y la mano detrás de la nuca, luego con la otra mano se palpará cada uno de los cuadrantes  y la zona de la areola y el pezón. Se repite la maniobra para el otro seno. Por último, se le indicará colocar un brazo en una superficie dura(por ejemplo, una baranda) para  estirar los tejidos y explorar la mama y la región axilar (1,2,5).

Por su parte, la técnica del examen físico para el diagnóstico precoz del cáncer de mama que se realiza en los consultorios de los médicos de familia consiste en:

Inspección

Ø      Realice la inspección descubriendo el tórax, observando las mamas.

Ø      Ubique a la mujer frente a usted con los brazos a ambos lados del cuerpo y precise :

·        Simetría de ambas mamas.

·        Superficie de la piel.

·        Estado de areola y pezón.

No deje de buscar las siguientes manifestaciones:

·        Retracciones de la areola y el pezón.

·        Umbilicación unilateral del pezón.

·        Lesiones eczematosas, costrosas o eritematosas en areola y pezón.

·        Cambio de color y aumento de la vascularización.

·        Secreción del pezón.

 Palpación

Realice la palpación con la yema de los dedos o la palma de la mano comenzando por la mama supuestamente sana. El examen se realizará primero con la mujer sentada y luego acostada. La mama se dividirá en 4 cuadrantes imaginarios (superiores e inferiores) considerando como externos los cercanos a la axila. Cuando examine los cuadrantes internos coloque los brazos de la mujer sobre la nuca y los cuadrantes externos con los brazos a los lados del cuerpo. También palpe la región retroareolar y la axila en busca de adenopatías (2).

Es importante destacar que el examen en el consultorio se realiza una vez al año, en las consultas de control programadas.

Existe también otro procedimiento diagnóstico importante en la detección precoz del cáncer de mamas : la mamografía. Un mamograma es una exploración radiográfica de tejidos blandos de la glándula mamaria y constituye un método confiable para detectar el cáncer de mama antes de que pueda palparse alguna masa en el seno(incluso se plantea que hasta 2 años antes de ser detectable mediante la palpación) (1,3,5,).

La mamografía se realiza en aquellas mujeres que presentan factores de riesgo del cáncer de mama (por el peligro de las radiaciones ionizantes), se lleva a cabo por campañas y debe realizarse una vez al año.

De todo lo anteriormente expuesto se puede resumir  que la exploración física y la mamografía son de gran importancia para el diagnóstico precoz del cáncer de mama, ya que el 40% de los carcinomas mamarios iniciales pueden ser descubiertos solo mediante mamografía y otros 40% solo por la palpación(5).

Por último, los médicos le indicarán a sus pacientes que ante cualquier masa u otra anormalidad,  se reporten de inmediato para evaluación médica y en caso de ser positivo el examen en el médico de la familia, la paciente será remitida al oncológico a la consulta de clasificación de mama.

OBJETIVOS

Generales:

Identificar los medios diagnósticos más importantes para la detección precoz del cáncer de mama haciendo un análisis del comportamiento de los mismos.

Específicos:

F            Distribuir la muestra según la edad.

F            Identificar el nivel de conocimientos de la población acerca del autoexamen de mamas , teniendo en cuenta: realización o no del mismo, frecuencia y etapa del ciclo menstrual.

F            Identificar el nivel de conocimientos  de la población acerca del examen físico de las mamas en el consultorio del médico de la familia, teniendo en cuenta realización o no del mismo y frecuencia.

F            Determinar el conocimiento que existe acerca de la mamografía así como de su realización.

F            Determinar el medio diagnóstico más importante.

F            Relacionar los antecedentes patológicos familiares con la incidencia del cáncer de mamas.

 

 

 


MATERIALES Y METODOS

Se realizó un estudio descriptivo transversal en el que se incluyeron 263 pacientes del sexo femenino, para determinar su nivel de conocimientos acerca de los medios diagnósticos más importantes en la detección precoz del cáncer de mama así como hacer un análisis del comportamiento de los mismos; en el período comprendido entre enero y diciembre del año 2000 en el consultorio # 18 del policlínico comunitario docente Carlos J. Finlay de la provincia de Camagüey.

Se confeccionó una encuesta, la cual fue aplicada a toda la muestra pidiendo el consentimiento de cada uno para ser incluidos en nuestra investigación; y reunió las siguientes variables: edad; características del autoexamen de mamas como realización del mismo, frecuencia y etapa del ciclo menstrual; características del examen físico en el consultorio del médico de la familia y mamografía.

Los resultados se procesaron en el paquete estadístico MICROSTA, en una computadora IBM compatible, a las cuales se les aplicaron pruebas estadísticas como c,²  distribución de frecuencia, test de hipótesis y proporción. Los resultados se muestran en tablas para su mejor comprensión.

 

 

 

 


ENCUESTA

Instrucciones para su confección: Lea cuidadosamente cada pregunta. Todas son muy importantes. Debajo de cada una encontrará varias alternativas de respuesta. Analícelas y marque con una X la que se corresponde con su situación.

1- Edad  ______

2- ¿Ha recibido orientación acerca del autoexamen de mamas?

    

      Sí   _____                No  _____

3- ¿Usted se realiza el autoexamen de mamas?

   Sí  _____                No  _____

4- En caso de respuesta afirmativa ¿Con qué frecuencia lo realiza?

   Mensual                     _____

   Trimestral                  _____

   Semestral                   _____

   Anual                         _____

   Cuando se acuerda   _____

5- ¿En qué etapa del ciclo menstrual usted realiza el autoexamen de mamas?

   Antes de la menstruación                                           _____

   Durante la menstruación                                           _____

   En la primera semana después de la menstruación  _____       

6- ¿Usted conoce del examen de mamas que se realiza en el consultorio del médico de la familia?

   Sí  ____                     No  _____

7- ¿Su médico de familia lo lleva a cabo?

   Sí  ____                     No  _____

8- Si la respuesta es afirmativa responda ¿Con qué frecuencia se realiza?

   Anual              _____

  Cada 2 años    _____

  Cada 3 años    _____

  Cada 5 años    _____ 

 

9- ¿Conoce usted lo que es la mamografía?

   Sí  _____                 No  _____

10- En caso afirmativo. Diga si se la ha realizado.

   Sí  _____                 No  _____

11- ¿Existen personas en su familia que hayan padecido de cáncer de mama?

   Sí  _____                               No  _____

En caso de respuesta afirmativa.  ¿Quién?

12- En todos los casos anteriores. ¿Quién ha sido su principal fuente de información? 

   

    Médico  de la familia             _____  

    Medios de difusión masiva    _____

   Familiares                              _____

   Amigos                                   _____

  A través de libros                   _____

13- ¿Cuáles de los siguientes métodos usted considera el más importante en la detección temprana del cáncer de mama?

   Examen en el consultorio         _____

   Autoexamen de mamas             _____

   Por medio de ultrasonidos       _____

   Por medio de la mamografía   _____

 

 

 

DISCUSION

La mayor parte  de nuestros pacientes se encontraban comprendidos entre 25 y 34 años de edad (21.67%). Le siguieron en orden decreciente los grupos de 35-44 años (18.25%) y de 45-54 (15.59%) (Ver tabla 1). Encontramos 2 pacientes con el diagnóstico de cáncer de mama, cuyas edades estaban comprendidas en el intervalo de 45-54 años, lo que coincide con la bibliografía revisada que plantea que las mujeres de más de 45 años tienen potencialmente un mayor riesgo de padecerlo.(1,3,5,8)

 El 100% de la población sabía de la existencia del autoexamen de mamas y del examen físico en el consultorio, esto evidencia la labor que ha realizado el médico de la familia en la divulgación de los medios diagnósticos más importantes para la detección precoz del cáncer de mamas; sin embargo, solo el 60.08% de los pacientes, representados por 158 casos conocían de la existencia de la mamografía (Ver tabla 2).

El 85.93% de los pacientes, representados por un total de 226 personas afirmaron que se realizan el autoexamen de mamas; mientras que el 14.07%, representado por 37 personas negaron la realización del mismo (Ver tabla 3); sin dudas, esto constituye un elemento negativo a tener en cuenta puesto que la no realización del autoexamen de mamas puede enmascarar lesiones existentes (1,5) ;además, se plantea que el 40% de los carcinomas mamarios iniciales pueden ser descubiertos por medio de la palpación (5).

Los datos estadísticos revelan que de las 226 personas que se realizan el autoexamen de mamas, 159 de ellas (70.36%) lo hacen mensualmente, lo que  coincide con la literatura consultada que plantea que el autoexamen de mamas debe efectuarse de forma periódica cada mes (2,5,7). Le siguieron en orden decreciente la realización ocasional(cuando se acuerda )(11.06%), trimestral (10.18%), semestral (7.52%) y anual (0.88%) (Ver tabla 4).

De los 226 casos, 207 reconocieron la primera semana después de la menstruación como la más importante para efectuar el autoexamen de mama

(91.59%), pues según la bibliografía consultada, en esta etapa del ciclo menstrual los cambios hormonales que provoca la menstruación ya han cesado y, por tanto, no hay posibilidad de obtener resultados falsos (3,6,8). A pesar de esto hubo 18 personas que consideraron más importante su realización antes de la menstruación (7.96%) y solo 1 durante la menstruación (0.45%).

En el análisis del examen físico de las mamas, el 100% de los pacientes afirmaron que en su consultorio del médico de la familia, este se llevaba a cabo de forma regular una vez al año, y que su realización coincidía con las consultas de control programadas (Ver tablas 6 y 7), lo que coincide con la bibliografía consultada (1,2,5).

La tabla 8 nos muestra la realización de la mamografía en la población, donde el 13.31% de las personas en estudio, representados por un total de 35 pacientes, se realizaron la mamografía y todas eran mujeres que presentaban factores de riesgo de padecer cáncer de mamas, esto se corresponde con la bibliografía revisada que plantea que la mamografía debe llevarse a cabo en todas las pacientes que presenten factores de riesgo sobre todo en aquellas con antecedentes familiares o personales de cáncer de mama(1,5,8).

En los 3 medios diagnósticos más importantes, o sea, el autoexamen de mamas, el examen físico en el consultorio y la mamografía, el médico de la familia constituyó la fuente de información principal (77.19%); esto corrobora su labor como divulgador de estos medios diagnósticos tan importantes para la población femenina y coincide con la literatura revisada que plantea que el médico tiene la obligación de enseñar a las mujeres el método del autoexamen de mamas, realizarles el examen físico en el consultorio así como conocer aquellas que tengan factores de riesgo para orientarles la mamografía (2).También encontramos como fuentes de información  los medios de difusión masivos (11.41%), los amigos (5.32%), los familiares (3.42%) y por último, los libros (2.66%) (Ver tabla 9).

En la tabla que refleja los medios diagnósticos más importantes, el más frecuente correspondió al autoexamen de mamas con un total de 209 casos (79.47%). Seguidamente apareció el examen físico en el consultorio con 35 pacientes (13.31%), luego la mamografía y el ultrasonido con 11 y 8 casos para un 4.18 y 3.04 respectivamente(Ver tabla 10).

Se ha reportado la presencia del cáncer de mamas en varios miembros de una misma familia en algunas ocasiones, lo que se relaciona con un posible factor genético (2,5,6,8). En nuestro estudio encontramos antecedentes familiares de cáncer mamario en el 9.13% de la población en estudio(Ver tabla 11), entre ellas se encuentra una de las pacientes que padece esta enfermedad, la cual tiene una hermana con esta misma patología.

 

 

 

 

CONCLUSIONES

Después de terminado nuestro trabajo hemos arribado a las siguientes conclusiones:

Ø      La edad más frecuente que se encontró en la muestra estudiada fue entre 25 y 34 años de edad (21.67%). Fueron encontrados 2 casos de carcinoma mamario entre los 50 y 60 años.

Ø      El 100% de la población conocía de la existencia del autoexamen de mamas y del examen físico en el consultorio; sin embargo, solo el 60.08% tenía conocimientos acerca de la mamografía.

Ø      El 100% de la población se realizó el examen físico de las mamas en el consultorio; sin embargo, hubo un pequeño grupo de mujeres que no se realizaron el autoexamen de mamas (14.07%) y solo el 13.31% de la muestra se hizo la mamografía en el pasado año.

Ø      Predominó la realización mensual del autoexamen de mamas (70.36%) y en la primera semana luego de la menstruación (91.59%).

Ø      La fuente de información que predominó fue el médico de la familia (77.19%).

Ø      El medio diagnóstico que predominó fue el autoexamen de mamas (79.47%), seguido del examen físico en el consultorio (13.31%) y la mamografía (4.18%).

Ø      El 9.13% de la muestra estudiada tenía antecedentes familiares de cáncer de mamas.

 

 

 

 

 

RECOMENDACIONES

Después de la realización de nuestro trabajo queremos hacer las siguientes recomendaciones:

Ø      Exhortamos a todas las mujeres  a que se realicen el  autoexamen de mamas de forma periódica cada mes luego de la menstruación pues esto garantiza un diagnóstico precoz de muchas lesiones en la mama.

Ø      Recomendamos la realización del examen físico de las mamas en el consultorio del médico de la familia una vez al año como medio diagnóstico importante en la detección precoz del cáncer mamario.

Ø      Se debe realizar la mamografía a todas aquellas mujeres con factores de riesgo de padecer cáncer de mamas.

Ø      Todos los médicos de la familia deben ser divulgadores de estos medios diagnósticos tan importantes, y de esta forma lograrán disminuir considerablemente la mortalidad por cáncer de mamas en su comunidad y en el país en general.

 

 

 

 

 

 

 


BIBLIOGRAFIA

1.      Botella. José Llusiá. Tratado de Ginecología. Editorial Científico-Técnica. Ciudad de la Habana. 1983.

2.      Cabezas. Evelio Cruz y colaboradores. Procederes en obstetricia y ginecología para el médico de la familia. Editorial Ciencias Médicas. La Habana. 1998.

3.      Cecil y colaboradores. Tratado de Medicina Interna. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de la Habana. 1997.

4.      Cruzado. Juan A. Evaluación y Tratamiento Psicológico en pacientes con cáncer de mama. Ediciones pirámides. 1980.

5.      Krupp. Marcos A. Diagnóstico clínico y tratamiento. Editorial Científico- Técnica.1983.

6.      Revista cubana de oncología . Vol(10) Enero- diciembre 1994.

7.      Rigol Ricardo O y otros. Medicina General Integral 2da edición. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 1987.

8.      Roca Goderich R. Temas de Medicina Interna. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de la Habana. 1997.