CONCLUSIONES

 

Basados en los resultados obtenidos, se plantea que los pacientes del sexo femenino entre 26 – 35 y 36 – 45 años fueron los más representados en el grupo donde se aplicó el proceder artroscópico. Por otra parte se apreció que la condromalacia fue la afección predominante de la articulación de la rodilla, seguida de la sinovitis, recogiéndose como dato relevante el antecedente de trauma directo en la articulación en la mayoría de los casos. La artroscopia fue aplicada como proceder terapéutico en algunas entidades, destacándose la condromalacia y las lesiones del menisco interno. Las técnicas más empleadas para dicho tratamiento fueron el lavado articular, el legrado y la resección. La mayor parte de los pacientes tratados tuvo una evolución favorable, sin presentarse complicaciones relacionadas con el proceder.