RESUMEN.

      Se realiza un estudio experimental observacional en 21 pacientes portadores de Neuralgia Trigeminal remitidos a la Clínica de Medicina Natural y Tradicional del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Camagüey, en el periodo comprendido de Septiembre del 2000 a Marzo del 2001, con el objetivo de evaluar la eficacia del Tratamiento homeopático en esta patología. Se comprueba la eficacia de esta terapia en los primeros 7 días del tratamiento, ya que la mayoría de los pacientes (85,7%) son clasificados como curados en esta etapa, quedando solo una minoría (14,3%) que solo mejoraron, ya que tenían factores locales muy justificados que impedían su recuperación total. Se concluye que esta terapia es eficaz ya que cura en un tiempo relativamente corto sin dejar síntomas presentados al inicio de la enfermedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCION.

      La Neuralgia Trigeminal o Tic doloroso se caracteriza por ser un dolor en forma de descarga eléctrica que se localiza en el territorio de los ramos terminales de V par, cuya duración es de segundos y que generalmente se encuentra asociada a fenómenos vegetativos y con presencia de “ zona gatillo” (1).

      El cuadro clínico tiene etapas ondulantes en que la enfermedad puede aparecer o desaparecer y volver al cabo de varios años con iguales características. Constituye la neuralgia esencial más importante de los pares craneales, cuya frecuencia es alta y aparece entre los 50 y 60 años de edad, predomina el sexo femenino, está más afectado el lado derecho de la cara y no cruza la línea media aunque Eversale (1) plantea un predominio del 5 % de los casos con afección bilateral. Referente a su localización, todos coinciden en una mayor frecuencia de la II rama o maxilar, siguiéndole en orden la III rama o mandibular y por último, la I rama  u oftálmica (1) (2)(3).

      En relación con la causa efecto, Adams plantea que algunos estímulos como el aire frío, el lavado de la cara, los movimientos masticatorios o del habla, pueden producir o desencadenar el dolor y el paciente se defiende de ello imitando sus gestos (2) (4) (5).

      Diversos métodos de tratamientos se aplican para esta afección: la cínica farmacológica experimenta con anticonvulsivantes, como la carbamazepina, se han combinado con antidepresivos. Las inyecciones esclerosantes con alcohol en el ganglio de Gasser, la crioterapia, la radiofrecuencia, la acupuntura y en la actualidad una nueva terapia como es la homeopatía (4).

      La homeopatía como disciplina médica parte de la base de que todo ser viviente es afectado por su entorno, que de una u otra forma se aboga la idea de que el ser humano no se puede reducir a la suma de sus partes por lo que tratará al hombre como un todo. (6).

      El tratamiento homeopático se basaría en ubicar a la persona en un producto natural que simule un estado patológico  y psicológico en personas sanas, esto es con la finalidad de administrar la dolencia o enfermedad transformada en medicamentos o fuerza activa, de aquí que la base de la homeopatía sea la “Ley de la semejanza” o “Similia Similitus Curantus” (lo similar cura lo similar) (6) (7) (8).

      El remedio homeopático estimulará las defensas o el sistema inmunitario del organismo, de manera que sea el propio cuerpo humano el que corrija el trastorno dinámico responsable de la patología.

      En la literatura revisada (7) (9) (10), acerca de prescripción del medicamento homeopático para la Neuralgia Trigeminal aparecen como medicamentos de elección principal Aconitum Napellus, Arsenicum Album, Belladonna, Magnesia Phosphorica. (ver marco teórico).

      En nuestro medio no se reporta el tratamiento de la Neuralgia Trigeminal con homeopatía, por lo que se desconoce la eficacia del mismo, si le añadimos lo poco abordado y novedoso de este tratamiento reportado en la literatura consultada, justifica que el presente trabajo se realice para comprobar la eficacia del mismo.

 

 

 

OBJETIVOS GENERALES.

 Evaluar la eficacia del tratamiento homeopático en la Neuralgia Trigeminal.

 

OBJETIVOS ESPECIFICOS.

1.      Determinar según modalidad de los síntomas a qué medicamento responde los pacientes individualmente.

2.      Evaluar según sesiones de tratamiento los resultados del tratamiento homeopático.

3.      Precisar los síntomas de agravación homeopática presentes durante dicho tratamiento.

 

 

 

 

 

 

METODOS.

      Se realizó un estudio experimental observacional en 21 pacientes portadores de Neuralgia Trigeminal que asistieron a la consulta de homeopatía de la Clínica de Medicina Natural y tradicional del ICSM “ Carlos J, Finlay”, en el periodo comprendido de Septiembre del 2000 a Marzo del 2001. A los mismos se les hizo toma del caso (historia clínica) partiendo de los síntomas presentados se les hizo la modalización de los mismos para buscar el remedio homeopático que respondiera a los mismos (ver marco teórico).

      A los pacientes se les indicó la toma del medicamento  en una dinamodilusión a la 30 CH (30 centesimal Hahnemaniana) dos veces al  día de preferencia al despertar y al acostarse por espacio de diez días siguiendo los requisitos establecidos para la ingestión del mismo, o sea, alejado de los alimentos, pasta dental, darle diez golpes al frasco en la palma de la mano antes de usarlo y no guardarlo en refrigeración ni próximo a equipos eléctricos, en contacto con olores fuertes y rayos solares.

      Se les explicó que los mismos podían producir una serie de síntomas exacerbados de su enfermedad (aumentar el dolor) o provocar diarreas, cefalea, rach cutáneo, etc., que no son más que síntomas de agravación homeopática que nos indica que el medicamento está actuando y que en ningún momento constituye Reacciones Adversas.

      A los pacientes se les cita para su evolución a los 3, 7 y 10 días de tratamiento para comprobar la eficacia del mismo.

      Posteriormente se le cita a los 21 y 30 días respectivamente con el fin de comprobar si se mantiene asintomáticos después del tratamiento.

Los resultados se vacían en tablas de contingencia utilizando para esto la estadística descriptiva.

 

 

 

MARCO TEORICO.

Neuralgia Trigeminal.

Medicamentos homeopáticos más usados. (9) (11) (12).

·        Aconitum Napellus: Neuralgia Trigeminal casi siempre producida por exposición a un viento frío y seco con dolores pulsátiles o punzantes más de noche, con adormecimiento y cosquilleos locales. Los dolores se agravan por el aire frío, por el movimiento, por el ruido, y mejoran después de una micción profunda. Vienen por paroxismos se extienden hasta debajo del ojo y se acompañan de gran inquietud y ansiedad y de miedo a morir, con congestión cefálica.

·        Arsenicum Album: Neuralgia Trigeminal de preferencia a la izquierda con dolores ardientes o tironeantes habitualmente nocturnos, que se agravan al aire libre o frío y por la  luz y que mejoran por el calor local. Se acompañan de una enorme inquietud que lo hacen dar vueltas en la cama o salir de ella, con gran ansiedad y miedo a morir y con marcada debilidad.

·        Belladonna: Neuralgia Trigeminal derecha que aparece y desaparece de noche y que se extiende al oído, se agrava por el aire libre o frío y por las aplicaciones frías, al masticar por una corriente de aire, si lo contradicen, por sacudidas, por la luz, acostado, por el movimiento, por la presión (aunque si es fuerte lo mejora), al sentarse, si lo tocan. Los dolores son punzantes o desgarrantes y se acompañan a menudo de cara roja y caliente, midriasis, ojos brillantes y fuertes latidos cardíacos.

Magnesia Phosphorica: Neuralgia Trigeminal supra e infraorbitaria, por exponerse al frío, a las 14 horas o de noche, que lo saca de la cama, al aire libre, en cama por el aire frío  local, por corrientes de aire, mientras come, por la luz, por el movimiento de la mandíbula o al abrir la boca, por el tacto, por

·        viento frío y seco. Los dolores mejoran por la presión, por el calor local, por el movimiento, son lancinantes, punzantes o desgarrantes, y se acompañan de espasmos o contracturas de los músculos de la cara.

ANALISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS.

      En relación a la distribución de los pacientes por edad y sexo (Cuadro # 1) vemos que del total de pacientes, 14 comprenden el sexo femenino ( 66,6 %) y 7 ( 33,4%) para el sexo masculino, notándose una prevalencia de la enfermedad en el sexo femenino. Esto coincide con lo expresado en la literatura revisada (1), (4), en la cual se refiere una ligera predilección por el sexo femenino para esta enfermedad.

      En el grupo etario observamos que la mayor cantidad de pacientes responden a las edades comprendidas entre 55 a 64 años de edad ( 9 pacientes), siguiéndoles los de 35 a 44 ( 4 pacientes) y los de 45 a 54 años con 3 pacientes.

      Si comparamos estos datos con la bibliografía consultada, vemos que existe relación con los revisados por nosotros, Eversale (1), plantea que la edad en que se manifiesta esta patología con mayor frecuencia es en la mediana y avanzada edad, ya que es donde se comienzan a presentar trastornos oclusivos por falta de dientes o brechas, prótesis mal ajustadas, etc.

      En el cuadro # 2 se muestra la relación de pacientes con medicamentos homeopáticos, según modalidad del síntoma, obsevándose que del total de pacientes, la mayoría de los pacientes (10), presentaron los síntomas de Magnesia Phosphorica, seguido de Aconitum Napellus y luego por Belladonna, esto responde a nuestro criterio a la casuística de los pacientes de responder sus síntomas a la modalidad del remedio homeopático, aunque podemos argumentar que dentro de los remedios homeopáticos más usados e importantes y que responden a la mayoría de los síntomas está Magnesia Phosphorica (6), (9), (10).

      Los cuadros # 3 y # 4 nos muestran la evolución de los pacientes según sesiones de tratamiento y al alta, observándose que 16 de los pacientes curaron entre 1 a 7 días (76.1%), quedando 2 que curaron entre 8 a 10 días (9.5%) y 3 que quedaron en la clasificación de mejorados ( 14.4%).

      Al analizar los resultados obtenidos vemos que el tratamiento logró ser eficaz en la mayoría de los pacientes, ya que solo 3 no lograron curar totalmente. Esto obedece, a nuestro criterio que esos pacientes eran edentes parciales (2 ) y otros portadores de una prótesis total defectuosa de muchos años de instalada.

      En la literatura revisada por nosotros no encontramos trabajos realizados similares al nuestro, por lo que no podemos comparar nuestros resultados desde el punto de vista homeopático.

      En el cuadro # 5 se muestran los síntomas de agravación homeopática presentados durante el tratamiento, obsevándose que en solo 7 pacientes se presentaron dichos síntomas y dentro de ellos las diarreas, y ligeros mareos, que transcurrieron por poco tiempo sin que obstaculizara la continuación del tratamiento.

CONCLUSIONES.

      El tratamiento homeopático es eficaz en la Neuralgia Trigeminal, observándose una rápida curación (eliminación del dolor) en la casi totalidad de los casos.

      Se corrobora la eficacia del tratamiento homeopático en la Neuralgia Trigeminal dado que:

a)        La casi totalidad de los pacientes en su evolución son clasificados como curados al concluir el tratamiento, lo que nos indica que la individualidad y modalidad de los síntomas fue un factor determinante para escoger el remedio homeopático en cada caso.

b)        La recuperación de dichos pacientes se logró en tiempo relativamente corto (oscilando entre 1 a 7 sesiones en la mayoría de los mismos).

c)        Durante el tratamiento se presentaron síntomas de agravación homeopática que cursaron en poco tiempo lo que en ningún momento interfirió en el éxito del mismo.

 

 

 

 

 

RECOMENDACIONES.

      Recomendamos basado en los resultados obtenidos en nuestro trabajo, ampliar el universo de estudio del mismo, con vista a generalizar el uso de la homeopatía para esta patología en los centros asistenciales que cuenten con servicios de homeopatía, debido a lo eficaz, inocuo y de fácil aceptación por la población.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

1.      Lewis R.  Eversole. Patología Bucal. Diagnóstico  y tratamiento. La Habana. Editorial Científico Técnico, 1983, p 297. 

2.      Adams, R et al: Principio de Neuralgia Trigeminal. Tercera Edición. Ciudad de la Habana. Editorial Científico Técnica, 1982, p 119- 121.

3.      Tomás, M. L: Medicina oral. España. Salvat Editores SA. 1988, p 19- 122.

4.      Saldivar Valiente C, Paredes Días J. Ch. Laserterapia en la Neuralgia Trigeminal. Informe Preliminar. Rev. Cubana. Estomatol 27 (2): 166- 171, abril-junio, 1990. 

5.      Estrada González R. Estrada Acosta R, García Tejeras J, Luis González S, Molina Morejón H, Sardiñas Hernández N, et al. Temas de Neurología para el médico práctico. Ciudad de la Habana. Edición Científico Técnica, 1988, t1: 35-43.

6.      Homeopathy remedies in homeopathy. The  Journal of the British Homeopathic Association. 4 al 45 (1) Feb 1995.

7.      Lathoud Materia Médica Homeopática. Editorial Albatros. Buenos Aires, Argentina, p 10-15, 250-55, 1988.

8.       Comentarios al Organon Hahnemann, 1990: 1.141.

9.      Vijtnosky Bernardo. Síntomas- clave de la Materia Médica homeopática en el repertorio de Kent. Buenos Aires, p 9- 12, 58- 65, 1974.

10. Vannier León. Materia Médica Homeopática. Editorial Porrua, S.A, p 7, 139, 1994.

11. Principal remedies in homeopathy. The Journal of the British Homeopatic Association. 4-45(1) Feb. 1995.

12. Prevost J A. Homeopathic aprobach to Dentestry and oral Biology, 1994: 45.