TUBERCULOSIS MULTIRRESISTENTE

Uno de los hechos más alarmante en la epidemiología actual de la tuberculosis es la aparición de brotes epidémicos en los cuales el bacilo no sólo era resistente a uno sino a varios medicamentos antituberculosos.
Adicionalmente, los casos difieren en sus características principales respecto a los patrones anteriores de resistencia. Ya no solo se trata de pacientes que luego de abandonar varias veces el tratamiento apropiado desarrollan resistencia a las drogas, lo cual lleva a un curso lento progresivo de deterioro. Se trata de pacientes con enfermedad rápidamente fatal, resistente aún antes de comenzar la terapia por haber sido adquirida a partir de un enfermo infectante portador de la cepa multirresistente, y cuyo curso es rápidamente fatal.
Según informes de la OMS, en zonas de la Argentina y otros 34 países están apareciendo brotes de tuberculosis resistente a los antibióticos, debido a que solo uno de cada 10 pacientes reciben tratamientos adecuados, la OMS advierte que podría desencadenarse una epidemia prácticamente incurable.
El tratamiento de esta enfermedad es difícil, costoso y de potencial toxicidad, ya que deben utilizarse medicamentos conocidos como de segunda línea, cuya tolerabilidad es baja. Aunque la experiencia es limitada puede afirmarse que los resultados no son nada buenos, casi todos los casos han muerto en promedio de mes y medio después del diagnóstico, aunque se espera que con adecuada vigilancia los pacientes sean detectados más temprano y puedan ofrecérsele un mejor tratamiento(8).

Regresar a Desarrollo