Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana

Facultad de Medicina 10 de Octubre

 

 

 

Titulo: Uso de antiinflamatorios no esteroideos en pacientes

             con osteoartrosis

 

Temática: Farmacología

 

Autores: Guillermo Toledo Sotomayor*

                Yamila Adams Villalón*

                Noel Lorenzo Villalba**

                María Elena Simancas Montoto**

                Evaristo M. García Alonso**

 

 

Colaboradores: Elizabeth Comas Rodríguez*

                          

 

Tutor:  Dra Nancy Yodú Ferral

             Profesora Auxiliar de Farmacología. Especialista de 2do Grado

 

Asesor:   Dra Caridad Peña Fleites

               Profesora Auxiliar de Farmacología. Especialista de 2do Grado

 

 


*  Estudiante de Medicina 6to año Facultad 10 de Octubre

** Estudiante de Medicina 5to año Facultad 10 de Octubre

 

Especialidad: Medicina Interna

 

Correo electrónico: fmdoct@infomed.sld.cu

 

 

Resumen
 
Introducción

 

Objetivos

 

Material y Método

 

Resultados

 

Discusión

 

Conclusiones

 

Recomendaciones

 

Bibliografía

 

Anexos

                                                           

 

 

RESUMEN

 

 

Contexto. La Osteoartrosis es la más común de las enfermedades articulares, causa importante de discapacidad en ancianos y motivo frecuente de consulta al médico de la familia. El dolor es su síntoma principal y entre los fármacos más empleados en su manejo sintomático tenemos los analgésicos simples, los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y los corticoesteroides intraarticulares.

Objetivos: Determinar los fármacos más empleados en el tratamiento de la Osteoartrosis, en particular los AINEs y su modo de empleo; patologías asociadas y fármacos indicados en su tratamiento.

Diseño: Estudio retrospectivo observacional del tipo utilización de medicamentos indicación – prescripción.

Universo: Total de pacientes ingresados con diagnóstico de Osteoartrosis en el período comprendido entre marzo de 1998 y marzo de 1999 en el Hospital Docente Clínico Quirúrgico “10 de Octubre”.

Muestra: Se seleccionaron 60 pacientes de manera aleatoria simple.

Resultado: Los fármacos más empleados para la Osteoartrosis fueron AINEs (64,4%), psicofármacos ( 31,6 %) y glucocorticoides sistémicos (3,9 %). Solo el 35,9 % corresponden a analgésicos simples. Los AINEs más indicados fueron los derivados del ácido própionico (19,3 %), ketorolaco(14 %), indometacina (12,3%) y piroxican(10,5%) . La monoterapia de AINEs predomina en un 54,4%, así como la pauta fija en un 94,5 % . Las patologías asociadas más frecuentes fueron hipertensión arterial (23, 4 %), cardiopatía isquémica (9 %), diabetes mellitus (7,2%) y Obesidad (5,4 %). Entre los fármacos que más se utilizaron con AINEs se encuentran psicofármacos, antibióticos, vitaminas, diuréticos, antihipertensivos y antiulcerosos.

Conclusiones: Consideramos que existe un mal manejo de los AINEs en la mayoría de los pacientes ingresados con Osteoartrosis.

 

Palabras Claves:

Osteoartrosis(OA)/ antiinflamatorios no esteroideos(AINEs)/ analgésicos.

 

INTRODUCCION

 

 La osteoartritis también llamada enfermedad articular degenerativa u osteoartrosis es la  más común de todas las enfermedades articulares 1  y se encuentra dentro de las causas más comunes de morbilidad, discapacidad y utilización de los cuidados relacionados con los servicios de salud en la población general 2 y genera entre el 11-13% de las visitas al médico familiar de base en algunos países. 3

 Se estima que la tercera  parte de los individuos mayores de 35 años tienen evidencias radiológicas de osteoartrosis (OA) 4 y más del 80% de las personas mayores de 55 años también las tienen, aunque no todos son sintomáticos, alrededor del 10-30% de aquellos afectados tienen dolor  y discapacidad  1. , siendo una de  las causas que lleva a la discapacidad a personas mayores de 65 años.  4

 Aunque la prevalencia de la OA se incrementa con la edad, el envejecimiento “per se” no causa  OA, y debe ser vista como un proceso de enfermedad específico y no justamente el resultado de “ponerse viejo” .4 Otros factores presuntivos incluyen obesidad, trauma, enfermedades endocrinas y desórdenes primarios de  la articulación (ejemplo artritis inflamatoria) .4

 La etiología y patogenia de la OA son desconocidas y esta puede ser clasificada siguiendo criterios clínicos  en primaria o secundaria. 1

 El enfoque terapéutico de la OA debe ser multifactorial e incluirá medidas no farmacológicas, dentro de las cuales se encuentran: educación, reducción de peso, protección articular, fisioterapia, terapia ocupacional y cirugía 1,5,6 , y medidas farmacológicas. En este último grupo se encuentran los fármacos modificadores de los síntomas entre los que se encuentran los analgésicos y los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y fármacos modificadores de la enfermedad que se ocuparían de prevenir y/o restaurar el cartílago, estos aún en fase experimental.7

 Existen diversas opiniones en cuanto a si la OA es un proceso degenerativo o inflamatorio  y la mayoría  de los reumatólogos aceptan  que esta enfermedad tiene un componente inflamatorio, particularmente  cuando se complica con deposición de cristales .8

 El dolor crónico es el síntoma más frecuente de la OA y por eso constituye la piedra angular del tratamiento. Muchos tratamientos han demostrado mejorar los síntomas de la OA pero ninguno influye en el curso de la enfermedad .9

 Los AINEs se han utilizado en el tratamiento de la OA desde 1899 cuando fueron reconocidos los efectos de la aspirina, y aunque millares de individuos han experimentado mejoría del dolor y del movimiento articular por tomar AINEs a partir de los años 90 su rol en la OA ha sido controvertido. 10,11 Muchos pacientes prefieren el uso de AINEs  ante los analgésicos simples para tratar su OA, mientras se ha demostrado que otros pueden ser manejados sin usarlos y solo unos pocos pacientes no bien caracterizados parecen responder mejor a los AINEs  por tales razones las posiciones extremas de usar crónicamente AINEs  en estos enfermos o negados absolutamente pueden ser enfoques inapropiados. 12  Aunque un componente inflamatorio se puede encontrar en algunos casos de pacientes con OA , hay pocas evidencias de que los AINEs  provocan más mejorías que los analgésicos simples y los primeros tienen un mayor rango de toxicidades. 13-21  

  Por todo lo antes explicado la terapia no farmacológica debe ser la primera línea de tratamiento del paciente con OA, si es necesario debe añadirse paracetamol (acetaminofen), 22   u otro analgésico simple como dipirona (metamizol) utilizando siempre la menor dosis que logre el efecto y por el menor tiempo posible. 14,15,23,24  El uso de AINEs debe ser considerado luego de evaluar la relación riesgo/beneficio de estos fármacos, al tener presente la amplia gama de efectos indeseables que ellos poseen, 13-22 este aspecto tomará aun mayor interés en pacientes ancianos donde existen factores que pueden incrementar la morbilidad tanto por los cambios fisiológicos de la edad así como la presencia de enfermedades crónicas que requieran del uso de otros fármacos los cuales puedan interactuar con los AINEs,  trayendo como consecuencia la aparición de una mayor incidencia de efectos adversos. 4,14,15,24,25 Dentro de los efectos indeseables de los AINEs  que debemos tener presente en este grupo poblacional tenemos las toxicidades digestivas (úlcera péptica, hemorragias digestivas, entre otras); cardiovasculares (insuficiencia cardiaca descompensada, hipertensión arterial y sus complicaciones); renales, ocupando los AINEs  el segundo lugar luego de los aminoglucósidos como causa de insuficiencia renal aguda medicamentosa .4,15,16,18,25  

 Algunos autores consideran que algunos AINEs  pueden afectar el cartílago o interferir con su mecanismo de reparación. 9,26

 A la hora de seleccionar un AINEs  en la práctica clínica debemos tener presente la gran variabilidad de respuesta individual a los diferentes AINEs , su perfil farmacocinético y tóxico, su relación riesgo/beneficio y beneficio/costo, sus probables interacciones con otros fármacos utilizados concurrentemente, su pauta de dosificación y relación con su cumplimiento, siempre seleccionar un solo AINE y esperar el tiempo suficiente para que actúen antes de cambiar de principio activo. Se debe utilizar solo profilaxis para los efectos adversos de los AINEs  cuando esto sea necesario, todo esto nos explica que el tratamiento con AINEs  debe ser individualizado.15

 Dentro de los AINEs , es preferible utilizar los derivados del ácido propiónico (ibuprofeno) y los de uso tópico (capsaicina) en pacientes con OA. Algunos consideran que esto pudiera reducir la incidencia de efectos indeseables sistémicos. 1,7,21,27,28

 Cuando hablamos del manejo farmacológico de la OA luego de evaluar los analgésicos simples y los AINEs , los esteroides intraarticulares pueden tener cierto valor en algunos tipos de OA sobre todo de las rodillas. 6,8

 El uso de los analgésicos opioides como la codeína y el dextropropoxifeno deben utilizarse en las exacerbaciones agudas del dolor, o cuando los AINEs  no pueden ser indicados y ocasionalmente se han utilizado combinados con los AINEs , aunque esto no debe utilizarse como una práctica habitual. 2,23,28

 Debido a que es conocido el perfil tóxico de los AINEs, sobre todo en pacientes ancianos, donde predomina la OA conjuntamente con otras enfermedades, lo que hace necesario el uso de otros fármacos, nos propusimos analizar como se utilizan estos medicamentos en dicho grupo de pacientes y comprobar a la vez si son usados o no de forma racional.

OBJETIVOS

 

 

Objetivo General:

 

·      Analizar como se comporta el uso de los anti-inflamatorios no esteroideos en pacientes ingresados con osteoartrosis en el Hospital Clínico Quirúrgico “10 de Octubre” en el período comprendido entre marzo de 1998 a marzo de 1999.

 

 

Objetivos Específicos:

 

·      Determinar cuáles son los medicamentos más indicados para tratar pacientes con OA y en particular cuáles son los AINEs  más frecuentemente utilizados.

·      Conocer el modo de empleo de los diferentes AINEs.

·      Señalar las patologías que con más frecuencia  causan morbilidad en estos pacientes y los fármacos más administrados junto a los AINEs.

 

 

 

MATERIAL Y METODO

 

 Se realizó un estudio retrospectivo observacional del tipo indicación-prescripción según la clasificación de los estudios de utilización de los medicamentos. La muestra estuvo conformada por 60 pacientes seleccionados de manera aleatoria simple y el universo estuvo representado por el total de pacientes ingresados con el diagnóstico de OA sin diferenciar localización de la misma en el período comprendido de marzo de 1998 a marzo de 1999 en el HDCQ 10 de Octubre. La selección se realizó del departamento de archivo y estadística del hospital. Los datos fueron extraídos de las historias clínicas seleccionadas, llenándose un modelo de encuesta diseñada al efecto que recogía datos generales, antecedentes patológicos personales, datos positivos al examen físico, pautas terapéuticas  utilizadas para el tratamiento de la OA, fármacos empleados para el tratamiento de patologías concomitantes, dieta indicada, análisis de laboratorio de interés (creatinina, hematocrito, hemoglobina, glicemia, cultivos y  rayos x óseo), evolución del paciente, probables efectos indeseables descritos durante el ingreso. (ver anexo 1). Se  confeccionaron tablas y gráficos con las variables más importantes. Edad en años, diagnósticos específicos, causas que motivaron el ingreso, tipos de medicamentos empleados, ciclos de tratamientos, modo de empleo de los AINEs  ¨monoterapia, combinación, a dosis fijas o a demandas, antecedentes de otras patologías, creatinina sérica, presencia de reacciones adversas, causas que motivaron el cambio de los AINEs, evolución del paciente según referencia de la historia clínica, y otros fármacos conjuntamente con AINEs.  Los datos fueron analizados según la frecuencia relativa o porcentaje.

 Consideramos “ciclo de tratamiento”  a cada curso de tratamiento recibido por un paciente con un AINEs  durante el ingreso. Si un paciente recibió tratamiento  con más de un AINEs durante el ingreso cada tratamiento será considerado como un ciclo de tratamiento aunque sea el mismo paciente.

 

RESULTADOS

 

 El mayor porciento de individuos ingresados con OA correspondió a pacientes mayores de 60 años (63,3%). En cuanto al sexo el mayor porciento correspondió a pacientes del sexo femenino(73,3 %). (ver tabla 1)

 En la mayoría de los casos con OA el diagnóstico se  realizó sin clasificar la entidad desde el punto de vista clínico (50%), siendo la artrosis generalizada (22%) y de la rodilla (13%) los diagnósticos que le siguieron en orden. (Gráfico 1).

 

 

 El motivo de ingreso más frecuente en estos pacientes con OA fue el dolor para un 83,3% de los casos. (Gráfico 2)

 

 

 

 En relación con la patología osteoarticular los fármacos más indicados para el tratamiento fueron los AINEs  (64,4%), los psicofármacos (31,6%) y los glucocorticoides sistémicos (3,9%). Dentro de los analgésicos  (114 ciclos de tratamiento) correspondieron al grupo de los llamados analgésicos simples -dipirona y paracetamol- solo el 22,6% de las indicaciones y los derivados del ácido propiónico el 19,3%, siendo el más indicado dentro del grupo, el naproxeno. Cabe señalar otros AINEs (28,7%)  por ser indicados también con relativa frecuencia; entre ellos Ketorolac (14%), indometacina (12,3%) y piroxican (10,5%). (Gráfico 3)

 

 

 Los AINEs  fueron indicados en el 91,6% de los pacientes con OA, siendo indicados en monoterapia en la mayoría de los casos (54,3%) y en una pauta fija para un 94,5%. (Gráfico 4 A y 4B ).

 

                                                        

 

 

 

 

 Entre los fármacos más utilizados en combinación encontramos a  la dipirona (77,6%), siendo esta más frecuentemente combinada con derivados del ácido propiónico (28,5%) y con indometacina (22,9%). En el gráfico 5 se muestran las combinaciones más empleadas.

 

 

  Los antecedentes patológicos personales que presentaron colateralmente los pacientes con OA correspondieron principalmente al sistema cardiovascular (36,9%), el digestivo (19,8%) y el endocrino metabólico (18,9%); siendo los más frecuentes la hipertensión arterial (23,4%), cardiopatía isquémica (9%), seguida de Diabetes Mellitus (7,2%) y la obesidad (5,4%). (ver tabla 2)

 Al analizar en nuestra muestra las patologías más asociadas a riesgo de efectos indeseados por AINEs, observamos que luego del ingreso se confirmó  que la patología más frecuentemente asociada en estos pacientes fue la hipertensión arterial (63,3%), estando presente en 27 casos que recibieron AINEs  y de ellos 10 (34,5%) habían recibido una combinación de estos fármacos. Siguieron en orden de frecuencia la úlcera péptica (13,6%),  y problemas que afectaban el sistema renal en un 11,4% de los pacientes. (Gráfico 6)

 

 

 

 

 Solo en 80% de los pacientes con OA se determinó como examen complementario la creatinina sérica  correspondiendo esto a un 89,6 % de los pacientes que recibieron AINEs (n=55) siendo la proporción de creatinina realizada similar entre los que recibieron tratamiento combinados o en monoterapia. De los pacientes a los que se les determinó la creatinina un 10% mostró cifras elevadas de la misma. Se hicieron adecuaciones de los fármacos según el valor de la creatinina en un 4,2% de los pacientes donde esta fue determinada. (ver tabla 3)

  En 9 pacientes (16,4%) se recogieron posibles efectos adversos relacionados con el uso de AINEs  según reflejan las historias clínicas, siendo las manifestaciones de rash y prurito las más frecuentes (44,4%). (ver tabla 4)

 Se realizó cambio de AINEs  durante el ingreso en 18 pacientes (32,7%), no precisándose la causa en la mayoría de los casos (50%) y determinándose como causa la aparición de efectos adversos en el 22,2%. (Gráfico 7).

 

 

 El 60% de los pacientes fueron egresados como mejorados. (Gráfico 8)

 

 

 

 Dentro de los fármacos que más frecuentemente se utilizaron combinados con los AINEs, encontramos: psicofármacos (25%), antibióticos (14,3%), vitaminas (9,4%), difenhidramina (7,1%), diuréticos (6,7%), antihipertensivos (6.25%) y antiulcerosos (3,12%). (ver tabla 5)

 Entre otros datos de interés encontramos que solo el 48,3% de los pacientes fueron pesados, que el 10% se encontraba sobrepeso. Solo en el 11,7% de los casos aparecía reflejado la fisioterapia como una medida no farmacológica del tratamiento y que en 40% de los pacientes se le indicó algún fármaco por presentar algún síntoma digestivo indeseado.                               

 

DISCUSIÓN

 

 

 La OA se presenta más frecuentemente en los individuos  mayores de 60 años, siendo al parecer en esta muestra mayor el porciento de mujeres que ingresan, lo cual puede estar relacionado con que son el grupo más sintomático. Es el dolor la causa más frecuente que motiva el ingreso por lo que suponemos que fue el síntoma principal que presentaban, estos datos concuerdan con lo reportado en la literatura. 1,4

 

 Los fármacos más indicados en relación con la OA fueron los AINEs  (64,4%) y dentro de ellos solo un 35,9% de las indicaciones correspondieron a analgésicos simples (dipirona y paracetamol). Muchos autores han puesto a este último grupo como los fármacos de primera línea en la OA debido a que son analgésicos sin tener un efecto antiinflamatorio importante, lo cual se adecua a la sintomatología de estos pacientes, donde predomina el dolor, teniendo en cuenta que ni ellos ni los AINEs  son capaces de detener el curso de la enfermedad y solo son administrados de manera sintomática. 1,6,7,9,13

 

Otro aspecto a tener en cuenta con este proceder es la menor incidencia de efectos adversos de estos analgésicos, lo cual es de vital importancia en estos pacientes donde por causa de la edad ya aparecen asociadas otras patologías de índole   cardiovascular, digestivo u otras que podrían agravarse por los efectos indeseables que los AINEs  pueden provocar y además al ser necesario en muchos casos la coadministración de otros fármacos para tratar estas patologías, aumentando con ello  la incidencia de interacciones medicamentosas.  4,15,24

 

 Cuando  sea necesario utilizar un AINEs  en pacientes con OA luego de sobrepasar su relación riesgo / beneficio, sería aconsejable utilizar el  más inocuo, a la dosis menor posible y por el tiempo menos prolongado, por todo lo anterior se prefiere los derivados del ácido propiónico de vida media corta y en particular el ibuprofen que es el que con  menor incidencia provoca hemorragia digestiva como efecto adverso a nivel del tracto gastrointestinal, además de ser el mejor tolerado. 8,22,23,24,28    

 

 Aunque conocemos que la frecuencia de uso en muchos casos se relaciona con una disponibilidad de mercado más que con una preferencia, sí vale discutir que dentro de los AINEs más indicados encontramos el ketorolac, el piroxican y la indometacina, encontrándose los dos primeros dentro de los fármacos que producen una mayor incidencia de hemorragias digestivas,  16,19,20,21 esto cobra gran importancia porque muchas veces los trastornos digestivos producidos como consecuencia del uso de un  AINEs  cursan  asintomáticos y estos son descubiertos cuando son la causa de una complicación mayor. 12,15,16,28.

 

 Aunque la mayor parte de los pacientes recibieron un solo AINEs  durante el ingreso (54,5%) cabría discutir que la combinación de AINEs no es recomendada porque no existen evidencias de que aumente la eficacia terapéutica y si la incidencia de efectos adversos o interacciones medicamentosas. 14,15,24

 

 Dentro de las patologías asociadas  a la osteoartritis en estos pacientes  encontramos la hipertensión arterial en el 23.4 % de los casos, esta se encuentra entre las posibles patologías que son afectadas por la administración de AINEs , tanto por sus efectos retentores  de líquidos como por su inhibición de la síntesis de prostaglandinas a nivel renal. 18 Por otro lado se ha visto que tanto en pacientes hipertensos como normotensos la administración continua de AINEs  puede subir la tensión arterial diastólica en 5 mmHg, lo cual es de mayor importancia en hipertensos, donde este aumento puede incrementar el riesgo de complicaciones cardiovasculares. 18,25

 

 Por otro lado es conocido que los AINEs  interactúan con muchos antihipertensivos, dentro de ellos los betabloqueadores, inhibidores de la enzima convertidora, anticálcicos y diuréticos, restándole eficacia terapéutica a los mismos. 14,15,24

 

 También la úlcera péptica es un factor de riesgo a sobrepesar cuando se indican los AINEs  por su alta incidencia de efectos digestivos colaterales, y en caso de ser necesario se encuentra dentro de las causas que justifican la administración profiláctica conjunta de fármacos que protejan la mucosa digestiva. 12,16,28

 

 Dada la incidencia, aunque baja, de afectación de la función renal por la administración prolongada de AINEs , ocupando estos el segundo  lugar dentro de los fármacos productores de insuficiencia renal, está más que justificado  que los pacientes que reciben tratamiento con AINEs  se les realice un estudio de la función renal  y se ajuste  la dosis en caso de ser necesario, 4,15  todo lo contrario de lo comprobado en nuestro estudio donde solo el 89,6% de los pacientes que recibieron  AINEs  se les realizó dicho examen.

 

 Cabe señalar que dentro de las medidas no farmacológicas  de gran interés en el tratamiento de la osteoartritis se encuentra la disminución de peso y la práctica de ejercicio o fisioterapia situándose estas antes de la toma de  fármacos o acompañándolos. 1,2,4,5,6 En nuestro estudio estas medidas aparecieron reflejadas  deficientemente en número, lo cual pudiera deberse más a una recogida insuficiente de los datos en las historias clínicas por parte de los facultativos, que a una disminución de su importancia en el tratamiento integral de estos pacientes.

 

 

CONCLUSIONES

 

 

1.      Los analgésicos del tipo AINEs  son los más utilizados en el tratamiento de la osteoartrosis, le siguen los analgésicos simples, los psicofármacos y los glucocorticoides sistémicos.

2.      Los derivados del ácido propiónico (en particular naproxeno), el ketorolaco, la indometacina y el piroxican son lo AINEs  más empleados.

3.      Los AINEs  se utilizan más frecuentemente en  monoterapia y a pautas fijas.

4.      Las patologías que más se asocian a la osteoartritis son hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, Diabetes Mellitus y obesidad.

5.      Entre los fármacos que se asocian con más frecuencia a los AINEs  y analgésicos están los psicofármacos, los antibióticos, las vitaminas, la difenhidramina, los diuréticos, los antihipertensivos y los antiulcerosos.

6.      En los pacientes ingresados con OA en estudio, los AINEs no se utilizaron de forma racional.

 

 

RECOMENDACIONES

 

 

1.      Es necesario continuar perfeccionando el uso de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) en pacientes con  osteoartritis donde coexisten otras patologías y usan consecuentemente un gran grupo de otros fármacos con posibles interacciones con  los primeros.

2.      Recomendamos preconizar un uso más racional de los AINEs, tanto en la atención secundaria así como en especial la atención primaria donde el médico de la familia juega el papel fundamental.

 

 BIBLIOGRAFIA

 

 

1.      Brande  KD. Osteoarthritis. In:Stein JH; editor.Internal Medicine.4Th                   

2.      Ed. St louis: Mosby  - Year Book, Inc,1994; 2489  2493.

3.      Reyes GA,  Guilbert M,  Hernández A. Dolor reumático.Consideraciones clínico terapeúticas. Ed CIMEQ, Ciudad  Habana, 1997.

4.      Rosenblat  RA,  Cherkin  DC, Perkoff    GT : The structure and content of family practice: current status and future trends. Rev  Fam  Pract, 1982,15: 681 722.

5.      Ettinger W.H. Join and soft tissue disorders. Osteoarthritis. In: Abrahms  WB, Berkoa R. Editors. Merck Sharp & Dohme Research Laboratories, 1994;62: 686-94

6.      Al  Arfag  A, Davis P. Osteoarthritis 1991. Current drug treatment regimens. Drug 1991;41(2):193-201

  1. Creamer P,Flores R, Hochberg MC.Management of  osteoarthritis in older adults.Clin  Geriatr med 1998; 14(3):435 - 54
  2. Brady SJ, Brooks P, Conagahn P, Kenyon LM. Pharmacotherapy and osteoarthritis Baillieres Clin Rheumatol 1997; 11(4): 749-68
  3. Bird HA.   When are NSAIDs  appropriate  in  osteoarthritis ­?­­. Drugs   Aging 1998; 12(2): 87-95
  4. Huskisson  EC. Pharmacologic and  non - drug therapies for osteoarthritis.  Scand   J. Reumatol  Suppl 1992;77:34-6
  5. Johnston SA,  Fox  SM. Mechanism of action of antiinflamatory medications used for the treatment of  osteoarthritis.J.Am  Vet  Med  Assoc 1997;15;210(10):1486-92
  6. Brandt  KD.  Should non-steroidal antiinflamatories drugs be used to treat osteoarthritis?. Rheum  Dis  Clin  North Am 1993;19(1):29-44
  7. Jobanputra P, Nuki  G.  Non-steroidal antiinflamatory drugs in the treatment  of  osteoarthritis .Curr  Opin  Rheumatol  1994;6(4):433-9
  8. Pinals  RS. Pharmaology treatment of osteoarthritis.Clin Ther 1992;14(3):336-46
  9. Insel  PA. Analgésicos,antipiréticos, anti-inflamatorios y fármacos antigotosos en: Goodman G, Hardman JG. Limbird LF  Editores.  Las bases farmacológicas de la terapeutica .9na Edicíon. MexicoDF; Mc Graw-Hill Interamericana,1996;661-705
  10. Nuevos  AINEs: Son en realidad más seguros? Butll Groc 1995;8
  11. AINEs y  hemorragia digestiva. Butll Groc 1993;(4):1
  12. La  hapatotoxicidad de los AINEs: El caso del peroxican. Butll Groc 1992;(3):1
  13. AINEs y presión arterial.Butll Groc 1994;(7):2
  14. De nuevo Ketorolac. Butll Groc 1994;(7):4
  15. Efectos indeseables de los analgésicos  y anti-inflamatorios de comercialización reciente. Butll Groc 1995;(8):3
  16. Nuevos anti-inflamatorios no esteroideos. Butll  Groc  1994;(5):2
  17. Reacciones adversas de los anti-inflamatorios tópicos. Butll Groc 1990;(3):3
  18. McColl G.Treating  osteoarthritis .Maximising outcomes.Aust Fam Physician  1998;27(1-2):32-5
  19. López  Valdés A.  Osteoartrosis: Consideraciones generales. Boletin  Farmacoterapeutico del departamento de farmacoepidemiología de la farmacia Municipal Principal de Santi Spiritus.Cuba,1998
  20. Analgésicos, antipiréticos y anti-inflamatorios no esteroideos. Boletin de información para las APS.Cuba.1997;5
  21. Johnson AG.  Clinical aspects of the effect of NSAIDs on cartilage.J Rheumatol Suppl 1996;18:43-4
  22. Calin A.NSAIDs and blood presure.Clinical importance for older patients.Drugs Aging 1998;12(1):17-27
  23. Sift Carter R,Ebner D,Brenner D,Bruppacher R.Use of topical NSAIDs in patients receiving systemic NSAIDs treatment: a pharmacy-based study in Germany .J Clin Epidemiol 1997;50(2):217-8

30. Wollheim FA. Current pharmacological treatment of osteoarthritis.Drugs 1996;52 Suppl 3:27-38

 

 

 

ANEXOS

 

ANEXO 1. ENCUESTA SOBRE USO DE AINEs EN PACIENTES CON OA.

 

I    Datos Generales:

1. No. del Entrevistado______. 2- Edad___________. 3- Sexo_______.

2. Raza____________. 5- No. H. Clínica___________.

3. Dirección__________________________________________________.

4. Peso____________. 8- Talla______.  9-Estadía___________________.

5. Motivo de Ingreso________________________________________.

6. Impresión Diagnóstica____________________________________.

 

II – Antecedentes Patológicos Personales.

Respiratorios___________________________________________________________.

Cardiovasculares ________________________________________________________.

Digestivo_______________________________________________________________.

Soma__________________________________________________________________.

Otros__________________________________________________________________.

 

III – Examen Físico (solo datos positivos)

Respiratorios___________________________________________________________.

Cardiovasculares ________________________________________________________.

Digestivo_______________________________________________________________.

Soma__________________________________________________________________.

Otros__________________________________________________________________.

 

IV – Tratamiento: Monoterapia______. Combinaciones_________.

1-     Dosis/                    Frecuencia/

2-     No. de días con tratamiento__________.

V – Dieta______________________________________________________________.

 

VI – Estudios complementarios de interés.

Creatinina___________.                                  Glicemia___________.

Hemoglobina_________.                                  Cultivos___________.

Hematocrito_________.                             Estudios Imagenológicos____________.

 

VII Evolución________________________________________________________

_________________________________________________________________________.

 

VIII – Probables Efectos Indeseables.

Digestivos_______________________________________________________________.

Piel____________________________________________________________________.

Reacciones de Hipersensibilidad____________________________________________.

Otros__________________________________________________________________.

 

 

 

TABLAS

 

Tabla 1. Distribución de Pacientes con Osteoartrosis según Sexo y Edad. (n=60)

 

 

Femenino

Masculino

Total

Edad (años)

n

%

n

%

n

%

31 - 40

1

1,6

1

1,6

2

3,3

41 - 50

8

13,3

 

 

8

13,3

51 - 60

6

10

6

10

12

20

61 - 70

15

25

6

10

21

35

71 - 80

10

16,7

3

5

13

21,6

> 80

4

6,7

 

 

4

6,7

Total

44

73,3

16

26,7

60

100

 

Fuente: HC del Dpto. de archivo y estadística de HCQ 10 de Oct.

 

Tabla 2. Antecedentes de otras patologías en pacientes con osteoartrosis. (n=111)

 

SISTEMA

PATOLOGIA

N

%

Cardiovascular

Hipertensión arterial

26

23.4

 

Cardiopatía isquémica

10

9.0

 

Insuficiencia cardíaca

2

1.8

 

Valvulopatía mitral

2

1.8

 

Otros

1

0.9

Subtotal

41

36.9

Digestivo

Ulcera péptica

3

2.7

 

-Gástrica

2

1.8

 

-Duodenal

1

0.9

 

Gastritis

3

2.7

 

Hepatopatías

2

1.8

 

Hernia hiatal

4

3.6

 

Acidez

3

2.7

 

Otras

4

3.6

Subtotal

22

19.8

Endocrino metabólico

Diabetes mellitus

8

7.2

 

Obesidad

6

5.4

 

Hipercolesterolemia

3

2.7

 

Hipotiroidismo

2

1.8

 

Hipertiroidismo

1

0.9

 

Otras

1

0.9

Subtotal

21

18.9

Nervioso

Cefalea migrañosa

4

3.6

 

Polineuropatía

1

0.9

 

Hernia Discal

1

0.9

 

Otras

1

0.9

Subtotal

7

6.3

Renal

Infección del tracto urinario

4

3.0

 

Litiasis renal

1

0.9

Subtotal

5

3.9

Respiratorio

Asma bronquial

4

3.0

 

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

2

1.8

Subtotal

6

5.0

Hemolinfopoyético

Anemia

2

1.8

Subtotal

2

1.8

Piel

Psoriasis

2

1.8

Subtotal

2

1.8

Trastornos alérgicos

Hipersensibilidad medicamentosa

3

2.7

 

Alergia

2

1.8

Subtotal

5

4.5

TOTAL

Patologías

111

100

 

Fuente: HC del Dpto. de archivo y estadística de HCQ 10 de Oct.

 

Tabla 3. Modo de empleo de AINEs en relación  con la determinación de creatinina sérica en pacientes con osteoartrosis. (n=48)

 

 

Empleo

Creatinina realizada  (n=48)

Ajuste de dosis

Normal

Alterado

 

Total

Si

No

n

% *

n

%

n

%

n

%

Monoterapia

19

39

3

6.25

22

1

2.1

21

43.2

Combinado

19

39

2

4.2

21

1

2.1

20

42.6

No AINEs

5

10.4

-

-

5

-

-

5

10.4

TOTAL

43

89.6

5

10.4

48

2

4.2

46

95.8

 

Fuente: HC del Dpto. de archivo y estadística de HCQ 10 de Oct.

·        Porciento en base al total de  creatininas realizadas.

 

 

Tabla 4. Pacientes con osteoartrosis con reacciones adversas por el uso de AINEs (n=9)

 

Medicamentos

Tipo de reacción

Monoterapia

%

Combinado

%

Dipirona

Rash cutáneo

-

-

1

11.11

Piroxican

Rash y prurito

-

-

2

22.22

 

Ulcera duodenal

1

11.11

-

-

Indometacina

Aumento de presión

1

11.11

-

-

Ketorolaco

Acidez y epigastralgia

2

22.22

-

-

 

Rash y prurito

1

11.11

-

-

ASA

Prurito y epigastralgia

1

11.11

-

-

Total

6

66.66

3

33.33

 

Fuente: HC del Dpto. de archivo y estadística de HCQ 10 de Oct

 

Tabla 5.  Otros  fármacos  utilizados  conjuntamente  con  AINEs  en  pacientes  con  osteoartrosis. (n=224)    

 

Sistema

Fármacos

n

%Total

%subtotal

Cardiovascular

Anticálcicos

7

3.1

18

 

Betabloqueadores

4

1.8

10

 

Digitálicos

3

1.0

8

 

Inhibidores de la enzima convertidora

3

1.0

8

 

Furosemida

2

0.9

5

 

Hidroclorotiazida

5

2.2

12

 

Clortalidona

8

4.0

21

 

Nitritos

6

3.0

15

 

Otros

1

0.2

3

Subtotal

39

17.4

100

Digestivo

Silogel

3

1.0

13

 

Alusil

2

0.9

8

 

Cimetidina

2

0.9

8

 

Laxantes

6

3.0

25

 

Metoclopramida

5

2.2

21

 

Metilbromuro de homatropina

5

2.2

21

 

Otros

1

0.9

4

Subtotal

24

10.7

100

Nervioso

Psicofármacos

56

25.0

95

 

Otros

3

1.0

5

Subtotal

59

26.0

100

 

Clotrimazol

8

4.0

25

 

Metronidazol

5

2.2

16

 

Aminoglucósidos

5

2.2

16

 

Tetraciclina

4

1.8

12

 

Penicilina

2

0.9

6

 

Otros

8

4.0

25

Subtotal

32

14.3

100

 

Vitaminas

21

9.4

30

 

Difenhidramina

16

7.1

23

 

Glucocorticoides

7

3.1

10

 

Papaver

4

1.8

6

 

Cloroquina

4

1.8

6

 

Colchicina

2

0.9

2

 

Otros

16

7.8

23

Subtotal

70

31.3

100

TOTAL

224

100

100

Fuente: HC del Dpto. de archivo y estadística de HCQ 10 de Oct.