Inicio
Chistes
 
Un paciente va a consultar a su doctor, pues tiene un grave problema de diarrea, y le pregunta:
Doctor, ¿puedo ducharme con la diarrea que tengo?
El doctor contesta: ¡Bueno, si te es suficiente!


Doctor, me duele mucho el ojo cada vez que tomo café.
Hombre, ¡debe usted sacar antes la cucharilla!

Doctor, doctor, vengo porque tengo doble personalidad
Pues pasa hombre y hablamos los cuatro!!

Doctor, doctor. ¿Usted cree que perderé el ojo?
Hombre... no sé. Yo se lo envolví bien.

Doctor, doctor, el hombre invisible está esperando.
Dígale que no puedo verle y haga pasar al siguiente.

Doctor, doctor vengo a que me osculte!!!
Rápido, detrás del sillón.

Doctor, doctor creo que soy un perro.
¿Y eso desde cuando?.
Desde cachorrito....


Doctor, doctor. ¿Cómo ha ido el parto?.
Bien, pero al niño hemos tenido que ponerle oxígeno.
Vaya hombre, con la ilusión que me hacía ponerle Héctor.

Un hombre entra a toda carrera a un hospital y pregunta en la entrada:
Doctor, doctor.¿Dónde está mi amigo?. Es el que lo atropelló un tren...
Está en las habitaciones 50, 51 y 52.

Doctor, doctor, mi esposa cree que es una nevera.
No se preocupe, se le pasará.
Si, pero es que mientras tanto yo no puedo pegar los ojos porque ella duerme con la boca abierta y la luz me da en la cara.

Doctor, doctor, dígame la verdad. Después de la operación, ¿podré tocar la guitarra?
Sí hombre, perfectamente.
¡Qué bien!. Porque antes no sabía.

Un hombre va paseando por la calle, cuando de repente se encuentra con su médico:
Doctor, ¿va de paseo?.
Ya ve, intentando matar el tiempo.
¿Qué pasa, se quedó ya sin pacientes?

Va un hombre al médico porque sentía mucho dolor en el pecho. Cuando llega al consultorio, el médico le hace los exámenes de rutina y le dice que espere mientras obtienen los resultados. El hombre estaba preocupado y pregunta:
Doctor, ¿Cuánto tiempo me queda?.
7
¿7 qué? ... ¿siete meses, siete años? ¿7 qué?
6 ... 5 ... 4 ... 3 ...

Una enfermera mientras lleva en la camilla al paciente, camino del quirófano:
¿Pero por qué tiembla usted tanto?.
Es que he oído que la otra enfermera decía que mi operación del corazón es muy sencilla y que no había por qué estar nervioso y que todo iba a salir bien.
Pues claro, lo dijo para tranquilizarle porque es verdad.
No, no, si es que no me lo decía a mí, ¡sino al cirujano!.

Dos enfermos con un infarto del miocardio y hechos polvo en sus camas de la Terapia:
¿Tú eres nuevo, no?.
Sí.
Ves esa máquina que hace pi-pi-pi-pi.
Sí.
Pues mira, lo más importante es que si la máquina se apaga, tú continúes haciendo el ruido con la boca, porque si no, vienen los médicos y te pegan un corrientazo.

Está un tío en un oculista y el médico le dice:
Que letra es esta....
La "A"
No, fíjese mejor que letra es....
La "A"
Pero que dice, fíjese mejor, que letra es...
La "A"
Cansado se acerca el médico y dice: Cielos..., si era la "A"

 

Leyes del trabajo de DILBERT para la Medicina

1. Si Ud. no puede terminar todo su trabajo en las primeras 24 horas, trabaje por las noches.
2. Si 24 horas no le alcanzan para terminar su trabajo, levántese todos los días 1 hora antes.
3. Recuerde: Una palmada en la espalda está a sólo pocos centímetros de un puntapie en la rabadilla.
4. No se convierta en irreemplazable. Si Ud. no puede ser reemplazado, jamás será ascendido.
5. No importa lo que Ud. haga. Importa lo que Ud. dice que ha hecho y lo que dice que está por hacer.
6. Luego de cada aumento de sueldo, Ud. tendrá menos plata a fin de mes que la que tenía antes.
7. Cuanta más mala onda Ud. tire, más mala onda va a recibir. Especialmente con la amante del jefe.
8. Ud. puede ir a donde quiera, siempre que ponga cara de serio, camine rápido y lleve una carpeta.
9. Imagínese que se traga un sapo vivo todas las mañanas y siéntase peor con todo lo que le pasa en el resto del día.
10. Cada vez que los jefes hablan de productividad, no lo hacen refiriéndose a ellos mismos.
11. Cuando los jefes hablan de reingeniería o de reducción de costos, se refieren a la reducción de su sueldo, no de los de ellos.
12. Si la primera vez no lo logra, inténtelo otra vez. Luego abandone el intento. No haga tonterías al respecto, como ir al baño a llorar o vomitar.
13. Siempre debe haber latas de cerveza vacías en el piso de su auto cuando su jefe le pide que lo acerque hasta su casa (y de buena marca).
14. Mantenga al jefe de su jefe lejos de las espaldas de su jefe.
15. Cualquier cosa puede ser archivada como misceláneos o varios.
16. Nunca retrase el final de una reunión o el comienzo de una fiesta.
17. Errar es humano y olvidar es nuestra política, excepto la del jefe. El siempre se acordará.
18. Cualquiera puede hacer todo el trabajo que le den si se supone que él puede hacerlo.
19. Las cartas importantes que no deben tener errores van a adquirir errores en su tránsito por el correo.
20. Si Ud. es bueno, le van a asignar todo el trabajo. Si Ud. es realmente bueno, renuncie.
21. Ud. siempre está haciendo cosas irrelevantes cuando su jefe llega de improviso a su escritorio.
22. Las personas que van a las conferencias y congresos son las que no deben hacerlo.
23. Si no fuera por el último minuto, nada sería hecho.
24. En el trabajo médico, la autoridad de una persona es inversamente proporcional a la cantidad de lapiceras que tiene en el bolsillo y directamente proporcional a sus ingresos.
25. Cuando Ud. no sepa qué hacer, camine rápido y parezca preocupado. Muy preocupado.
26. Seguir las reglas no hará que el trabajo esté terminado. El trabajo no terminado es faltar a las reglas.
27. Terminar el trabajo no es excusa para no seguir las reglas. Un trabajo impecablemente terminado sin seguir las reglas es faltar a las reglas.
28. Cuando se encuentre con un problema difícil, hágalo fácil preguntándose: ¿Qué habrían hecho el Llanero Solitario y Mac Gyver para solucionar esto?.
29. Cuando su jefe lo rete muy duramente, resístase a preguntarse: ¿Qué habrían hecho Bruce Lee, Arnold Schwarzzenegger, Chuck Norris o Jean Claude Van Damme en mi lugar?.
30. No importa cuánto Ud. haga, para el jefe nunca será suficiente.
31. La última persona que renunció o fue despedida era la culpable de lo último que salió mal.
32. El alcohol es nuestro amigo y, a medida que el tiempo pasa, tenemos más y más amigos.
33. Cuando su jefe comience a hablar de reingeniería o de reducción de costos, muéstrele todos los libros y artículos que tenga que digan que eso no funciona: el primer despedido podría ser Ud.
34. Si su jefe no se convenció con ello, invítelo a salir de juerga con un par de amigas. Eso lo pondrá a Ud. en el último lugar de los posibles despedidos.
35. Luego de aplicar la Ley 34, elogie a su jefe en los aspectos que le son más queridos: su familia, sus hobbies, sus logros, su carrera, su personalidad, sus habilidades, etc.. Eso lo sacará a Ud. definitivamente de la lista de los prescindibles.

Última actualización: 26 de Febrero del 2002
Copyright © 2001 Facultad de Ciencias Médicas "Cmdte. Manuel Fajardo"
cev2002@infomed.sld.cu
 
Se ve mejor con Internet Explorer 4 o superior